Quantcast

Publicidad

Editar mi perfil

Talones secos, talones agrietados

Por HolaDoctor y agencias -

Los talones suelen verse con grietas o fisuras cuando no están suficientemente humectados. La piel se pone gruesa, reseca, dura al tacto y con aspecto antiestético pero en general no suele ser más que una molestia que se soluciona fácilmente con cremas y algunos cuidados caseros. 

Cuándo consultar

Este problema, en los obesos, los enfermos de diabetes y las personas con insuficiencia vascular pueden llegar a tener complicaciones como una infección o ulceración severa. 

Estos pacientes deben consultar al podólogo, ortopedista o médico de cabecera ante la aparición de los primeros síntomas. 

¿Por qué se agrieta el talón?

Lo que les ocurre es que el talón requiere expandirse al caminar y como la piel que los recubre está seca y sin flexibilidad, se agrieta. 

Algunas veces hasta pueden llegar a sangrar y favorecer el ingreso de bacterias y virus, infección y enfermedades. En los obesos, al haber mayor peso, la piel no soporta la presión sobre los talones y se agrieta. 

Qué se puede hacer

Las callosidades en los talones se pueden combatir con cremas, lociones, spa de pies, baños de parafina, abrasión con cepillos y piedra pómez y parches para proteger la zona. 

Una vez a la semana se debe realizar un tratamiento y para ello es aconsejable un spa sumergiendo las extremidades en agua tibia, que ayudará a ablandar un poco las durezas de la piel, que no son más que células muertas acumuladas. 

Luego se utiliza una herramienta específica para remover las callosidades o bien se procede a frotar la zona con una piedra pómez o abrasiva. 

Otro procedimiento muy efectivo consiste en exfoliar con un preparado casero con dos cucharadas de crema de manos mezcladas con una cucharadita de azúcar; se aplica sobre los pies con un masaje enérgico para desprender las células muertas. 

En todos los casos se enjuagan bien los pies y se secan cuidadosamente antes de aplicar una crema humectante bien espesa. 

Si el tratamiento se realiza antes de ir a dormir, conviene colocarse medias de algodón, para favorecer el ingreso del humectante a las capas más profundas de la piel durante la noche. 

Con este hábito se pueden mantener los pies suaves, limpios y sanos.  

A veces es necesario ir al podólogo

Cuando los talones están muy dañados o tienen callos muy severos suelen producir dolor; en este caso conviene consultar con un podólogo, que procederá a remover una o varia capas de la piel endurecida con ayuda de un bisturí. 

También puede utilizar un torno manual con un pequeño disco de lija fina que remueve las células muertas con rápidos movimientos circulares. 

Cómo prevenir

  • Se debe evitar el uso de tacos muy altos o calzado estrecho o incómodo.
  • Utilizar plantillas en la zona de los talones para amortiguar los impactos  proteger la zona. 
  • Mantener bien humectados los pies, especialmente en los meses de invierno.
  • Hidratarse muy bien, llevar una dieta alimentaria saludable con abundante ingesta de líquidos.
  • No abusar de las duchas o baños con agua muy caliente ya que resecan la piel.
  • Evitar el uso de jabones muy perfumados.
  • No rascarse los talones cuando la piel está muy seca ya que se puede lastimar.
INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo