SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Problemas en manos y pies: algunas soluciones

Por Holadoctor -
Problemas en manos y pies: algunas soluciones

Los problemas más comunes de manos y pies son los callos y callosidades. Los pies son mucho más delicados y con frecuencia suelen aparecer hongos, juanetes, verrugas plantares, talones agrietados, dedo martillo, pie de atleta, hematomas plantares, fascitiis plantar y espolones. 

Callos y callosidades

Son engrosamientos que produce la piel a modo de protección.

La mayoría de las durezas de los pies son provocadas por falta de humectación y la presión que ejerce el uso de calzado inadecuado. 

Generalmente desaparecen cuando cesa la fricción que las causó pero mientras tanto, se pueden utilizar cremas y realizar cuidados como baños de parafina, abrasión con cepillos y piedra pómez y el uso de guantes o parches para proteger la zona.

Una vez a la semana es aconsejable sumergir la parte afectada en agua tibia paraablandar las durezas y luego removerlas con una herramienta específica. 

También se puede exfoliar con un preparado casero con dos cucharadas de crema de manos mezcladas con una cucharadita de azúcar. En todos los casos se enjuaga y se seca cuidadosamente la piel antes de aplicar una crema humectante bien espesa. 

Si hay dolor conviene consultar con un podólogo, que procederá a remover la piel endurecida con un bisturí o con un torno manual. Si se produce una infección o úlcera en estas áreas es posible que sea necesario que el médico elimine el tejido dañado y prescriba antibióticos.

Hongos

Aparecen principalmente entre los dedos de los pies, aunque también se puede extender a otros sectores, incluso las uñas. 

Se pueden combatir con pediluvios con agua tibia y jabón o algún fungicida y luego tomar la precaución de secar muy bien la piel. 

Si es posible, dejar los pies al aire durante cortos períodos durante el día, pero evitar  caminar con los pies descalzos para no contagiar a otros habitantes de la casa. 

Se aconseja el uso de calzado abierto como sandalias u ojotas, realizar topicaciones locales con un fungicida o espolvorear los pies y el calzado con un talco adecuado para combatir los hongos. 

También se puede tomar medicamentos específicos prescriptos por el médico.

Juanetes

Se producen cuando el dedo gordo del pie se comprime con frecuencia y se desvía hacia el dedo contiguo. Con el tiempo el hueso se deforma y provoca una protuberancia en el lado exterior del dedo gordo. Aparecen callos en el borde interno del dedo y una protuberancia ósea redondeada en su borde externo.  

Para tratarlos hay utilizar calzado amplio y protectores para reducir el roce, o también espaciadores interdigitales para reestablecer la dirección correcta de los dedos.

Si el tratamiento no es efectivo y se produce una deformación severa y dolorosa, se puede corregir quirófano. 

El paciente se opera con anestesia local y puede regresar a su casa en el día. Existen técnicas de microcirugía con instrumental que sólo requiere una incisión de un centímetro, y el cirujano puede llegar a utilizar tornillos, alambres o placas metálicas para ayudar a mantener los huesos en su lugar. 

Talones agrietados

Aparecen por falta de humectación. La piel se pone gruesa, reseca, dura al tacto y con aspecto antiestético que se soluciona con cremas y cuidados caseros. El tratamiento es similar al que se utiliza en caso de callos y callosidades.

Verrugas plantares

Como su nombre lo indica, aparecen en la parte inferior del pie. Es bastante doloroso al caminar pero se puede aliviar con el uso de un pad protector y la topicación con un medicamento específico.  

Hematomas

Se forman al caminar sobre terrenos duros que dañan la parte carnosa del pie cercana al talón. Se soluciona con el uso de pads y reposo.

Fasciitis plantar o dolor subcalcáreo del talón

Ocurre cuando al correr o saltar en forma intensa se inflama el tejido que conecta el hueso del talón con la base de los dedos. 

Este dolor se localiza en el talón y se corrige con ejercicios específicos, medicación, aplicación de hielo  y protectores. 

Es muy común en gente de mediana edad y aparece cuando se fuerza el ligamento que soporta el arco. 

Espolones

Es una acumulación de calcio en el talón que aparece cuando hay fasciitis plantar durante mucho tiempo.  La protrusión ósea se puede identificar con Rayos X y puede variar en tamaño. Se trata con reposo, ejercicios de estiramiento y parches en los talones para disminuir el dolor.

Dedo martillo

Aparece cuando uno de los dedos del pie se deforma y se dobla hacia abajo formando una especie de garra. Suele aparecer en presencia de juanetes y puede ser una afección congénita (de nacimiento) o desarrollarse con el paso del tiempo. 

El tratamiento de los casos leves y en los niños consiste en el uso de una férula para regular la posición pero los casos más severos se corrigen en quirófano.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad