SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Extracción y almacenamiento de la leche materna

Por A.D.A.M. -

Descripción

La leche materna es la mejor nutrición para su bebé. Aprenda a extraer, recoger y almacenar la leche materna. Usted puede continuar dándole a su bebé leche materna cuando vuelva al trabajo. Busque a un especialista o experto en lactancia para que la asesore en caso de ser necesario.

Nombres alternativos

Leche - humana; Leche humana; Leche - mamas; Información sobre la extracción de leche; Lactancia - extractor

Esté preparada

Tómese el tiempo para que usted y su bebé aprendan y mejoren en el proceso de lactancia materna. Antes de volver al trabajo, prepare su provisión de leche. Cuídese para que produzca mucha leche materna. Trate de:

  • Amamantar o extraer la leche en un horario regular
  • Beber mucho líquido
  • Comer sano
  • Descansar lo suficiente

Darle biberón a su bebé

Espere hasta que su bebé tenga de 3 a 4 semanas de edad para intentar usar el biberón. Esto les dará a usted y a su bebé tiempo para mejorar primero en cuanto al amamantamiento.

Su bebé tiene que aprender a chupar del biberón. Estas son algunas maneras de ayudarle a su bebé a aprender a tomar del biberón.

  • Dele a su bebé un biberón cuando aún está tranquilo, antes de que comience el hambre.
  • Pídale a alguien más que le dé el biberón al bebé. De esta manera, el bebé no se confundirá sobre por qué usted no lo está amamantando.
  • Salga de la habitación cuando otra persona le esté dando el biberón a su bebé. Él puede olerla y se preguntará por qué usted no lo está amamantando.

Empiece la alimentación con biberón alrededor de 2 semanas antes de volver al trabajo para que su bebé tenga tiempo de acostumbrarse a esto.

Planee la forma de extraer en el trabajo

Compre o alquile un extractor. Si usted comienza a extraer la leche antes de volver al trabajo, puede acumular una provisión de leche congelada.

  • Hay muchos extractores de leche en el mercado. Pueden accionarse de manera manual, con baterías o con electricidad. Usted puede alquilar extractores de calidad hospitalaria en una tienda de suministros médicos.
  • La mayoría de las madres piensa que los extractores eléctricos son los mejores. Estos crean y liberan la succión por sí solos y usted puede aprender fácilmente a usar uno.
  • Ya sea un especialista en lactancia o el personal de enfermería del hospital pueden ayudarle a comprar o alquilar un extractor. También pueden enseñarle la forma de usarlo.

Averigüe dónde puede extraer la leche en el trabajo. Con suerte, habrá una habitación tranquila y privada que pueda utilizar.

  • Averigüe si su lugar de trabajo dispone de salas de extracción de leche para las madres que trabajan. A menudo, estas tienen una silla cómoda, un lavabo y un extractor.
  • Si la extracción de leche en el trabajo será difícil, acumule una reserva de leche materna antes de regresar. Puede congelar la leche materna para dársela a su bebé más tarde.

Extraiga, recoja y guarde la leche materna.

  • Extraiga leche de 2 a 3 veces al día cuando esté en el trabajo. A medida que su bebé crezca, probablemente no tendrá que extraer leche con tanta frecuencia para mantener la provisión.
  • Lávese las manos antes de extraer la leche.

Recoja la leche materna al extraerla. Puede utilizar:

  • Botellas o tazas de plástico duro de 2 a 3 onzas (60 a 90 mililitros) con tapas de rosca. Asegúrese de que las hayan lavado en agua caliente y jabonosa y las hayan enjuagado bien.
  • Bolsas resistentes que quepan dentro de un biberón. NO utilice las bolsas de plástico cotidianas ni bolsas para biberones de leche maternizada. Pueden tener fugas.

Guarde su leche materna.

  • Póngale la fecha a la leche antes de guardarla.
  • La leche materna fresca puede mantenerse a temperatura ambiente durante un máximo de 8 horas, y refrigerada durante 5 a 7 días.

Usted puede mantener la leche congelada:

  • En un compartimento del congelador dentro del refrigerador durante 2 semanas.
  • En un refrigerador/congelador de puerta independiente hasta por 3 a 4 meses.
  • En un congelador hondo a una temperatura constante de 0 grados durante 6 meses.

NO le agregue leche materna fresca a la leche congelada.

Descongelar y usar la leche materna

Para descongelar la leche:

  • Póngala en el refrigerador.
  • Remójela en un recipiente de agua tibia.

La leche descongelada puede refrigerarse y utilizarse hasta por 9 horas. NO la vuelva a congelar.

NO caliente la leche materna en el microondas. Sobrecalentarla destruye los nutrientes y los "puntos calientes" pueden quemar a su bebé. Los biberones pueden explotar cuando se calientan en el microondas durante demasiado tiempo.

Si deja la leche materna en un centro de guardería infantil, marque el recipiente con el nombre de su bebé y la fecha.

Amamantar y alimentar con biberón

Si usted está amamantando y alimentando con biberón:

  • Alimente a su bebé antes de irse al trabajo en la mañana e inmediatamente cuando llegue a casa.
  • Es de esperarse que su bebé se alimente con más frecuencia en las noches y fines de semana cuando usted esté en casa. Cuando esté con su bebé, aliméntelo cuando él lo pida.
  • Solicítele a la persona que cuida a su bebé que le dé biberones con leche materna cuando usted esté en el trabajo.
  • La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) recomienda que se le dé exclusivamente leche materna al bebé durante los primeros 6 meses. Esto significa no darle ningún otro alimento, bebidas ni leche maternizada (fórmula).
  • Si usa leche maternizada, de todos modos amamante y dele al bebé la mayor cantidad de leche materna que pueda. Cuanta mayor cantidad de leche materna reciba su bebé, mejor. Complementar con demasiada leche maternizada reducirá su producción de leche.

Referencias

Flaherman VJ, Lee HC. "Breastfeeding" by feeding expressed mother's milk. Pediatr Clin North Am. 2013;60(1):227-246. PMID: 23178067 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23178067.

Furman L, Schanler RJ. Breastfeeding. In: Gleason CA, Devaskar SU, eds. Avery's Diseases of the Newborn. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders;2012:chap 65.

Lawrence RM, Lawrence RA. The breast and the physiology of lactation. In: Creasy RK, Resnik R, Iams JD, Lockwood CJ, Moore TR, Greene MF, eds. Creasy and Resnik's Maternal-Fetal Medicine: Principles and Practice. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 9.

Newton ER. Lactation and breastfeeding. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 24.

US Dept on Health and Human Services. Office on Women's Health. Breastfeeding: pumping and breastmilk storage. Womenshealth.gov. Updated August 3, 2015. www.womenshealth.gov/breastfeeding/pumping-and-breastmilk-storage.html. Accessed January 2, 2017.

 

Publicidad