SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Cuidado de las agujas

Por A.D.A.M. -

Descripción

Los huesos rotos se pueden fijar en cirugía con agujas (fijadores), tornillos, clavos, varillas o placas metálicas. Estas piezas metálicas sujetan los huesos en su lugar mientras sanan. Algunas veces, las agujas metálicas necesitan sobresalir de la piel para sujetar el hueso roto en su lugar.

El metal y la piel alrededor de la aguja deben permanecer limpios para evitar la infección.

Nombres alternativos

Cuidado de varillas en huesos fracturados; Cuidado de clavos en huesos fracturados; Cuidado de tornillos en huesos fracturados

Sitio de la aguja

En este artículo, cualquier pieza de metal que esté sobresaliendo de la piel después de la cirugía se denomina aguja. La zona donde la aguja sale de la piel se llama sitio de la aguja. Esta zona incluye la aguja y la piel alrededor de ésta.

Usted debe mantener el sitio de la aguja limpio para evitar la infección. Si el sitio se infecta, la aguja posiblemente deba retirarse. Esto podría demorar la consolidación del hueso y la infección podría enfermarlo mucho.

Signos de infección

Revise el sitio de la aguja todos los días en busca de signos de infección, tales como:

  • Enrojecimiento de la piel.
  • La piel en el sitio está más caliente.
  • Hinchazón o endurecimiento de la piel.
  • Aumento del dolor en el sitio de la aguja.
  • Secreción amarilla, verde, espesa o apestosa.
  • Fiebre.
  • Entumecimiento u hormigueo en el sitio donde está la aguja.
  • Movimiento o laxitud de la aguja.

Si cree que tiene una infección, llame al cirujano inmediatamente.

Suministros para la limpieza

Existen diferentes tipos de soluciones para la limpieza de las agujas. Las dos soluciones más comunes son:

  • El agua estéril
  • Una mezcla de mitad de solución salina normal y mitad de peróxido de hidrógeno.

Utilice la solución que recomiende el cirujano.

Los suministros que necesitará para la limpieza del sitio de la aguja son:

  • Guantes
  • Taza estéril
  • Aplicadores de algodón estériles (aproximadamente tres aplicadores para cada aguja)
  • Gasa estéril
  • Solución de limpieza

Limpieza del sitio de la aguja

Limpie el sitio de la aguja dos veces por día. No aplique loción ni crema en el área a menos que el cirujano lo autorice.

El cirujano puede tener instrucciones especiales para la limpieza del sitio de la aguja. Sin embargo, las medidas básicas son como sigue:

  1. Lávese y séquese las manos.
  2. Póngase guantes.
  3. Vierta la solución de limpieza en la taza y ponga la mitad de los aplicadores en la taza para humedecer las puntas de algodón.
  4. Utilice un aplicador limpio para cada sitio de las agujas. Comience en el sitio de la aguja y limpie la piel alejando el aplicador del sitio. Deslice el aplicador dibujando un círculo alrededor de la aguja, luego agrande los círculos alrededor de dicha aguja a medida que se aleja del sitio de ésta.
  5. Retire cualquier secreción seca y suciedad de la piel con el aplicador.
  6. Utilice un nuevo aplicador o gasa para limpiar la aguja. Comience en el sitio de la aguja y vaya subiendo, alejándose de la piel.
  7. Cuando haya terminado de limpiar, use una gasa o un aplicador seco de la misma manera para secar el área.

Durante unos días después de la cirugía, puede envolver el sitio de la aguja en gasa estéril y seca mientras esté sanando. Después de esto, deje el sitio de la aguja abierto al aire.

Si tiene un fijador externo (una barra de acero que puede utilizarse para las fracturas de los huesos largos), límpielo con gasa y aplicadores de algodón humedecidos en la solución de limpieza todos los días.

La mayoría de los personas que tienen agujas pueden tomar una ducha 10 días después de la cirugía. Pregúntele a su cirujano qué tan pronto puede ducharse.

Referencias

Lethaby A, Temple J, Santy-Tomlinson J. Pin site care for preventing infections associated with external bone fixators and pins. Cochrane Database Syst Rev. 2013;(12):CD004551. PMID: 24302374 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24302374.

Nagy K. Discharge instructions for wound cares. The American Association of the Surgery of Trauma. www.aast.org/discharge-instructions-for-wound-cares. Accessed May 13, 2016.

 

Publicidad