SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cómo evitar lesiones relacionadas con el ejercicio

Por A.D.A.M. -

Descripción

Hacer ejercicio regularmente es bueno para su cuerpo y es seguro casi para cualquier persona. Sin embargo, cualquier tipo de actividad incluye una probabilidad de que se pueda lastimar. Las lesiones relacionadas con el ejercicio pueden ir desde torceduras hasta esguinces y dolor de espalda.

Con un poco de planificación, usted puede prevenir las lesiones y mantenerse seguro mientras hace ejercicio.

¿Qué causa las lesiones relacionadas con el ejercicio?

Algunas de las causas más comunes de lesiones relacionadas con el ejercicio incluyen:

  • Hacer ejercicio antes de que su cuerpo se haya calentado
  • Repetir el mismo movimiento una y otra vez
  • No hacer el ejercicio de la forma correcta
  • No descansar entre ejercicios
  • Exigir demasiado a su cuerpo o con demasia rapidez
  • Hacer un ejercicio que es demasiado riguroso para su nivel de estado físico
  • No utilizar el equipo adecuado

Calentamiento y enfriamiento

Calentar antes de hacer ejercicio (precalentamiento) pone a fluir a su sangre, calienta sus músculos y le ayuda a evitar lesiones. La manera más fácil de calentar es ejercitarse lentamente durante los primeros minutos y luego acelerar el paso. Por ejemplo, antes de correr, camine vigorosamente por 5 a 10 minutos.

También debe realizar un enfriamiento (vuelta a la calma) tras el ejercicio para regresar su ritmo cardíaco y su temperatura corporal a sus niveles normales. Puede hacerlo al terminar su rutina a un paso más lento durante los últimos 5 a 10 minutos.

Estirar o no estirar

Para mantenerse flexible, debe estirarse (elongar) al menos 2 veces por semana. Sin embargo, no está claro si el estiramiento en verdad ayuda a reducir las lesiones.

Usted puede estirarse después de haber calentado o después de su ejercicio.

  • NO estire sus músculos cuando están fríos.
  • Mantenga las posiciones de estiramiento por un máximo de 15 a 30 segundos.
  • NO rebote.

Elija su ejercicio inteligentemente

Si no ha estado activo o si tiene un padecimiento de salud, hable con su proveedor de atención médica para asegurarse de que está suficientemente saludable para hacer ejercicio. Pregunte qué tipos de ejercicio podrían ser ideales para usted.

Si apenas comienza a hacer ejercicio, es recomendable que inicie con opciones de baja intensidad como:

  • Caminar
  • Nadar
  • Montar una bicicleta estacionaria
  • Jugar golf

Es menos probable que estos tipos de ejercicios provoquen una lesión, comparados con actividades de alto impacto como correr o hacer aerobics. Los deportes de contacto como el fútbol (soccer) o el baloncesto también son más propensos a provocar lesiones.

Utilice el equipo correcto

Utilizar equipo de seguridad puede reducir considerablemente su riesgo de presentar una lesión.

El equipo de seguridad para su deporte puede incluir:

  • Calzado
  • Cascos
  • Protectores bucales
  • Gafas
  • Espinilleras u otros dispositivos de protección
  • Rodilleras

Asegúrese de utilizar el tipo correcto de equipo para su deporte. Por ejemplo, NO juegue tenis con zapatos para correr. Utilice un casco para esquiar, y no uno para bicicleta, cuando practique el esquí alpino.

Asegúrese de que su equipo de ejercicio:

  • Tenga el ajuste correcto
  • Tenga el diseño correcto para su deporte o actividad
  • Esté en buenas condiciones de funcionamiento
  • Se utilice de forma correcta y constante

Aprenda la forma adecuada

Si está comenzando a hacer un ejercicio o un deporte, considere recibir lecciones para aprender los fundamentos. Aprender la forma correcta de hacer un ejercicio o un deporte puede ayudar a prevenir lesiones. Busque lecciones en su comunidad, o a través de organizaciones deportivas o de actividades al aire libre. También podría considerar contratar a un entrenador personal.

Entrenamiento cruzado

Para ayudar a prevenir lesiones por sobrecarga, varíe sus ejercicios. Por ejemplo, en lugar de correr 3 días por semana, monte en bicicleta 1 día y corra 2. Así utilizará un conjunto distinto de músculos y seguirá obteniendo un buen ejercicio.

Escuche a su cuerpo

Olvide la vieja idea de que si no sufre, no obtiene una ganancia. Desde luego, para aumentar su fuerza y su resistencia, será necesario que exija a su cuerpo. La clave es hacerlo de forma lenta y gradual. Usted puede esperar tener músculos adoloridos luego de su ejercicio. Pero nunca debe sentir dolor mientras esté haciendo ejercicio. Si siente dolor, deténgase de inmediato.

Sentirse cansado todo el tiempo también puede ser una señal de que se está extralimitando. En general, evite aumentar estos 4 factores al mismo tiempo:

  • Cantidad de días en los que hace ejercicio
  • Duración de su ejercicio
  • Intensidad de su ejercicio

En caso de que se presente una lesión, usted puede tratar las torceduras y los esguinces en casa.

Cuándo llamar al médico

Llame a su proveedor de atención médica si presenta algún dolor muscular o de articulaciones que no desaparezca con cuidados personales.

Acuda al hospital de inmediato o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si:

  • Tiene dolor torácico durante o después del ejercicio.
  • Cree que se ha fracturado un hueso.
  • Una articulación parece estar fuera de posición.
  • Sufre una lesión grave o presenta dolor intenso o sangrado.
  • Escucha un chasquido e inmediatamente tiene problemas para usar la articulación.

Referencias

American Academy of Orthopaedic Surgeons. Safe Exercise. 2012. orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00418. September 17, 2015.

American Academy of Orthopaedic Surgeons. Sports Injury Prevention for Baby Boomers. 2011. orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00178. Accessed September 17, 2015.

Bahr R, Shimer A, Onate J, Kaminski TW. Injury prevention. In: Miller MD, Thompson SR, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 41.

Magal M, Thomas K. Static stretching in perspective. ACSM Certified News. Vol. 23, #3.

 

Publicidad