SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Aumento de peso luego de dejar de fumar: qué hacer

Por A.D.A.M. -

Descripción

Muchas personas aumentan de peso cuando dejan de fumar cigarrillos. En promedio, las personas aumentan de 5 a 10 libras (2 a 5 kg aprox.) en los meses posteriores a que dejan de fumar.

Usted puede posponer el dejar de fumar si está preocupado por subir algunas libras. Pero el NO fumar es una de las mejores decisiones que puede tomar por su salud. Afortunadamente hay medidas que puede tomar para mantener su peso bajo control al dejar de fumar.

Por qué las personas que dejan de fumar suben de peso

Hay algunas razones por las que la gente sube de peso cuando deja los cigarrillos. Algunas tienen que ver con la manera en la que la nicotina afecta el cuerpo.

  • La nicotina en los cigarrillos acelera su metabolismo. La nicotina aumenta la cantidad de calorías que su cuerpo usa cuando está en reposo aproximadamente en un 7 a 15%. Sin cigarrillos, su cuerpo puede quemar el alimento más lentamente.
  • Los cigarrillos reducen el apetito. Cuando deja de fumar, puede sentir más hambre.
  • Fumar es un hábito. Luego de dejarlo, puede ansiar comer alimentos altos en calorías para reemplazar los cigarrillos.

Qué puede hacer

Mientras se prepara para dejar de fumar, aquí hay algunas medidas que puede tomar para mantener su peso bajo control.

  • Actívese. La actividad física le ayuda a quemar calorías. También puede ayudarle a soportar los antojos de alimentos poco saludables o de cigarrillos. Si usted ya hace ejercicio, podría necesitar entrenar por más tiempo o más frecuentemente para quemar las calorías que la nicotina ayudaba a remover.
  • Compre alimentos saludables. Decida lo que comprará antes de llegar a la tienda. Haga una lista de alimentos saludables como frutas, verduras y yogur bajo en grasa que usted pueda disfrutar sin consumir demasiadas calorías. Abastézcase de "refrigerios" bajos en calorías que puedan mantener sus manos ocupadas, como rebanadas de manzana, zanahorias bebé o nueces sin sal en porciones preparadas previamente.
  • Abastézcase de goma de mascar (chicle) sin azúcar. Eso puede mantener su boca ocupada sin añadir calorías o exponer sus dientes al azúcar.
  • Cree hábitos alimentarios saludables. Haga un plan de comidas saludable por adelantado de manera que pueda combatir los antojos cuando lleguen. Es más fácil decir "no" a los bocaditos de pollo frito si tiene por delante una cena de pollo rostizado con verduras.
  • Nunca deje que le dé demasiada hambre. Un poco de hambre es algo bueno, pero si está tan hambriento que tiene que comer de inmediato, es más probable que opte por una opción que arruinará su dieta. Aprender a comer alimentos que lo llenan también puede ayudar a mantener el hambre a raya.
  • Duerma bien. Si con frecuencia usted no duerme suficiente, está en mayor riesgo de aumentar de peso.
  • Controle su consumo de alcohol. El alcohol, los refrescos azucarados y los jugos endulzados pueden ser agradables de beber pero se acumulan y pueden llevar a un aumento de peso. Pruebe el agua mineral con 100% jugo de frutas o tés herbales en su lugar.

Por qué vale la pena dejar el cigarrillo

Toma tiempo acostumbrarse a dejar un hábito, tanto de manera física como emocional. Tómelo un paso a la vez. Si termina por subir un poco de peso pero consigue dejar los cigarrillos, felicítese. Dejar de fumar tiene muchos beneficios.

  • Sus pulmones y su corazón estarán más fuertes.
  • Su piel lucirá más joven.
  • Sus dientes se verán más blancos.
  • Usted tendrá mejor aliento.
  • Su cabello y su ropa olerán mejor.
  • Usted tendrá más dinero cuando ya no esté comprando cigarrillos.
  • Tendrá un mejor desempeño en los deportes y en otras actividades físicas.

Cuándo contactar a un profesional médico

Si ha intentado dejar de fumar y ha recaído, su médico puede sugerirle terapia de reemplazo de nicotina. Los tratamientos que vienen en forma de un parche, goma de mascar, aerosol nasal o un inhalador le dan pequeñas dosis de nicotina a lo largo del día. Estos tratamientos pueden ayudar a facilitar la transición de fumar a quedar completamente libre del tabaco.

Si aumenta de peso luego de dejar de fumar y no puede bajarlo, puede conseguir mejores resultados en un programa organizado. Pídale a su médico que le recomiende un programa con buenos antecedentes que pueda ayudarle a bajar de peso de manera saludable y duradera.

Referencias

Audrain-McGovern J, Benowiz NL. Cigarette smoking, nicotine, and body weight. Clin Pharmacol Ther. 2011;90:164-168. PMID: 21633341 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21633341.

Chiolero A, Faeh D, Paccaud F, Cornuz J. Consequences of smoking for body weight, body fat distribution, and insulin resistance. Am J Clin Nutr. 2008;87:801-809. PMID: 18400700 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18400700.

Mahan KL, Escott-Stump S, Raymond JL, Krause MV, eds. Krause's Food & the Nutrition Care Process. 13th ed. St. Louis, MO: Elsevier Saunders; 2012.

Mozaffarian D, Hao T, Rimm EB, Willett WC, Hu FB. Changes in diet and lifestyle and long-term weight gain in men and women. N Engl J Med. 2011;364:2392-2404. PMID: 21696306 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21696306.

Ussher MH, Taylor AH, Fauklner GE. Exercise interventions for smoking cessation. Cochrane Database Syst Rev. 2014 Aug 29;8:CD002295. PMID: 25170798 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25170798.

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. You can control your weight as you quit smoking. 2010. NIH Publication No. 03-4159.

 

Publicidad