SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

TE AYUDAMOS EN TU IDIOMA

Regístrate para recibir información y ayuda. *
* Campo requerido
Número de Teléfono
¿Cómo te gustaría ser contactado?
¿En qué idioma?
* Sólo para uso en Estados Unidos

Cómo comparar planes de salud y elegir el mejor

Por -
Cómo comparar planes de salud y elegir el mejor
CRÉDITO: THINKSTOCK

Elegir el mejor plan depende de algunos factores a los que debes prestar atención. Respondemos al pedido de ayuda de una seguidora y te contamos las mejores recomendaciones que hemos podido conseguir para que compares planes como todo un experto en seguros de salud.

‘Teikit’ es una participante asidua de los foros de Univision y nos mandó el siguiente mensaje: “¿Crees que podrias ayudarme a elegir the best seguro para mi y mi familia?. Sólo somos my mother and I y estamos analizando ke es lo more conveniente para elegir”.

Aquí tenemos los consejos para Teikit y para todos los que estén por comprar seguro en el mercado de seguros.

Primero que nada, ten en cuenta que cuando llegues a la etapa de seleccionar un plan de salud, vas a tener acceso a diferentes planes de una misma compañía, simultáneamente con otros planes de otras compañías. Aunque esto parezca una especie de tarea titánica, hay unos pocos puntos claves a los que debes prestar atención y que van a asegurarte una buena elección.

La prima no lo es todo

Katie Boyd, defensora del consumidor de la compañía GetInsured.com nos advirtió cuando la consultamos: “El costo de un seguro de salud no es solamente la prima mensual (la cuota que deberás pagar). Aún después de pagar la prima, todavía tendrás que afrontar gastos por el cuidado de tu salud”.

La prima es un gasto fijo importante que tendrás mensualmente. Puede ser que el monto de la prima baje significativamente gracias al subsidio que está otorgando el gobierno. 

En el proceso de aplicar para la compra de un seguro en el mercado de seguros podrás determinar el monto de dicha ayuda o subsidio y tendrás la posibilidad de aplicarlo en su totalidad al pago de la prima o en parte. En este último caso, te devolverán la parte que no aplicaste a pagar la prima mensual, cuando rindas los taxes en el 2015.

Como lema general, recuerda que: mientras más barata es la prima original de un plan (sin haber aplicado el subsidio) mayores serán otros gastos que correrán por tu cuenta (deducible, por ejemplo).

También debes saber que los planes están agrupados en por niveles de metal: Bronce, Plata, Oro y Platino. Los planes Bronce son los que tienen las cuotas mensuales o primas más bajar pero otros gastos más altos. Y los planes de tipo Platino, tienen las cuotas o primas más altas pero lo que pones de tu bolsillo durante un evento de cuidado de salud es menor.

Atención al deducible

El deducible es la cantidad de dinero que deberás pagar por servicios de salud antes de que el seguro comience a pagar su porción. 

Por ejemplo, hay planes con cuotas muy atractivas, pero si miras el monto del deducible puede ser de $10,000. Sin embargo, los planes más comunes tienen deducibles de $1,500 a $3,000. Esto significa que si te enfermas o tienes que hacerte estudios no preventivos, sino de diagnóstico o más profundos, pagarás de tu bolsillo hasta la cantidad que marca tu deducible: $1,500, $2,500, $3,000 o el que determinado en el plan que compraste. Recién luego, la aseguradora pagará la porción que le toca y que se acordó en el plan que contrataste: 50%, 70% o 90%, dependiendo de cada caso.

El deducible aplica por cada una de las personas de tu grupo familiar: si son 3 personas y el deducible es de $2,000, son $2,000 por cada persona.

Entonces, a la hora de elegir un plan piensa que una cuota de $300 dólares por tu grupo familiar puede resultar un gran negocio para tí. Pero piensa en cuánto gastas normalmente por año por cada uno de los miembros de tu familia. 

Una mirada a los gastos de bolsillo

Los gastos de bolsillo son también un límite importante. En inglés “out of pocket”, son los gastos que tendrás que pagar de tu bolsillo como máximo. Es decir que si alcanzas esa suma rápidamente, el seguro comenzará a pagar el 100% de tus facturas de salud. 

Estos gastos de bolsillo incluyen pagos por deducibles, copagos, coseguros y otros cargos similares que debas pagar por tu salud.

Sin embargo, el monto de los gastos de bolsillo (o ‘out of pocket’) no incluye el pago de las primas ni los gastos que hagas por atención de salud fuera de la red de servicios de tu aseguradora (si te haces atender en un hospital o con un doctor que no está en la lista de proveedores de la aseguradora).

La Ley de Cuidado de Salud establece que el monto de los gastos de bolsillo no puede ser más de $6,350 para un individuo o de $12,000 para un plan familiar.

Otros gastos a tu cargo

“Gracias a la Ley de Cuidados de Salud, estos nuevos planes van a cubrir más cuidados preventivos, pero si te enfermas o tienes un accidente, querrás entonces saber de cuánto es el copago (el monto que pagas cuando te ve un médico o un especialista), el coseguro (el porcentaje que le toca pagar al seguro por un servicio de salud) y también cuánto te cubre el plan por las medicinas, sobre todo si estás tomando algún medicamento de una marca determinada”, dice Boyd.

Médicos y hospitales que estén en la red

Esto es tan importante como todo lo anterior, puesto que si tu especialista que visitas desde hace años o la clínica u hospital donde estás haciendo un tratamiento, que están cerca de tu casa, no están en la red (la lista de proveedores que maneja la aseguradora) tendrás que pagar extra por esos servicios y hasta -en algunos planes- el 100% del gasto.

Asegúrate de verificar que tus médicos, especialistas y hospitales o clínicas están dentro de los proveedores de dicho plan que tanto te atrae. Algunas aseguradoras muestran con cada plan una herramienta que permite verificar esta información antes de que compres el plan.

Opciones para los que compran fuera del mercado de seguros oficial

Hay muchas personas que no pueden comprar a través del mercado de seguros oficial porque no tienen un número de seguro social. Esto no significa que tengan que quedarse sin cobertura de salud.

Las personas que no tienen papeles pueden comprar a través de un mercado de seguros privado si quieren sentirse seguros en materia de salud.

Mercados privados de seguros como GetInsured.com tienen herramientas adicionales que te ayudan a elegir un plan. “Puede que la gente esté interesada en una herramienta como GetInsured Plan Score (GPS, por sus siglas en inglés o GetInsured Puntaje de Plan). Esta herramienta le ayuda a la gente a categorizar los planes según sus mejores opciones”, dijo Boyd.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Centro de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad