SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cómo evitar tener el cabello grasoso

Por -
Cómo evitar tener el cabello grasoso
CRÉDITO: THINKSTOCK

El cabello demasiado graso es el fantasma temido de muchas mujeres, porque no solo queda con un aspecto deslucido ¡sino que te puede hacer pasar por desprolija! Pero muchas veces no es cuestión de higiene o dejadez, y hay algunos consejos que te pueden ayudar a que tu cabello luzca impecable. 

El cabello graso es el enemigo de muchas mujeres sin importar su edad, ya que es común en etapas de la vida como la pubertad y la adolescencia, donde las glandulas producen mayyor cantidad de grasa, afectando el aspecto el cabello. La Fundación Nemours informa que los cambios hormonales, como los que ocurren antes y después de la menopausia, también pueden alterar la produccion sebacea, al igual que un alto nivel de estrés. Algunos fármacos como las pastillas anticonceptivas, algunos antibióticos y ciertos diuréticos también pueden empeorar el aspecto de tu cabello. 

Pero ¡a no desesperar! Hay algunos cuidados que te pueden ayudar a evitar la oleosidad extrema, para que puedas lucir un cabello brillante y con movimiento. La Asociación Americana de Dermatología aconseja lavar el cabello graso en forma frecuente, tal vez a diario, si es que tu cuero cabelludo produce sebo en exceso. Si de todos modos ves que el problema no se soluciona, verifica si no estás utilizando muy pequeñas cantidades de champú. 

Elige marcas aptas para cabello graso, y lava especialmente la zona del cuero cabelludo y al final extiéndete a todo el largo. No masajees ni rasquetees bruscamente la cabeza, para evitar lesiones e irritación que provoquen que se fabrique más sebo como una forma de protección… causando que tu cabello adquiera un aspecto que no te gustará. 

Luego del champú utiliza un acondicionador apto para cabello graso, a menos que prefieras los 2 en 1, que limpian y acondicionan a la vez. El acondicionador lo debes aplicar solo en las puntas para no engrasar el cabello; este producto ayuda a evitar el aspecto de cabello dañado, aumenta el brillo y disminuye el frizz. También le da fuerza y si tiene filtro solar, te protege de los rayos UV. 

No toquetees demasiado tu cabello ya que puedes engrasarlo más de lo que quisieras. Tampoco conviene peinarlo o cepillarlo varias veces al día, ya que solo lograrás trasladar la oleosidad natural que se forma en el cuero cabelludo a toda tu cabeza. .

La Fundación Nemours recuerda que al peinarte, prestes atención si utilizas geles o lociones para modelar que puedan engrasarte demasiado el cabello y hacerlo ver sucio, aunque esté recién lavado. Para eso busca fórmulas que digan “sin aceite”.

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. aconseja dejar actuar el champú durante 5 minutos antes de enjuagar. Y para evitar acostumbamiento, alternar la marca del champu. También indica que hay lociones para combatir el exceso de sebo, con sustancias que resecan el cuero cabelludo… pero también el cabello. Para los que son amantes de los productos naturales, hay algunos champúes a base de ortiga, azufre y aceites de lavanda, tomillo o limón que actúan como desengrasante y antiséptico.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad