SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Protector solar: ¿qué factor debo usar?

Por -
Protector solar: ¿qué factor debo usar?
CRÉDITO: THINKSTOCK

La llegada del verano trae consigo la tentación de tenderse al sol y lograr una piel dorada lo antes posible. Pero broncearse de manera inadecuada puede dañar la piel e incluso provocar cáncer de piel, un mal que cada año pone a 2 millones de personas en peligro. Para cuidarte mejor, aprende el ABC de los protectores solares.

Este y todos los veranos, protégete de sol, y haz los mismo con los niños, ya que el daño de los rayos solares sobre la piel tiene un efecto acumulativo.

Si vas a broncearte, cuida tu piel antes, durante y después del bronceado para evitar riesgos. "El bronceado es la reacción de la piel al sol, es de hecho un tipo de lesión, y si no se toman las medidas adecuadas las consecuencias serían bastante graves", explica la Dra. Jennifer Worden, del Centro Médico Cornerways, en Inglaterra. 

Las pieles morenas son más resistentes, pero no inmunes: "La radiación solar daña la piel morena por igual: siguen teniendo riesgo de quemaduras y cáncer, aunque menor. Si tu piel es morena, utiliza bloqueadores de al menos FPS 15, puedes usar ropa ligera, pero no debes exponerte al sol en exceso", asegura la Dra. Worden.

¿Qué filtro solar debo elegir?

Si tienes dudas sobre qué factor te conviene más, lo mejor es conocer el consejo de una experta. "Un filtro de FPS 15 funcionaría para la mayoría de la gente, pero para los muy pálidos o los que tienen un historial de cáncer de piel, se recomienda un FPS 30 ó 45. Y es preferible elegir un filtro resistente al agua, para no perder la protección al sudar o al nadar”, explica la Dra. Brunilda Nazario, del American College of Physicians (ACP).

¿Un factor más alto es mejor? Hay protectores con un FPS 80, 90 ó 100, pero eso no implica que sean mejores, según la Dra. Louise Chang, de la Society of General Internal Medicine: "Un FPS 45 bloquea el 98% de la radiación, por lo que un protector más 'poderoso' no aportaría beneficios adicionales significativos, ya que es imposible bloquear los rayos UV al 100%" explicó.

Respecto de la eficacia de la protección, la Dra. Nazario, explica que la mayoría de los protectores filtran sólo la radiación UVB, pero no la ultravioleta (UVA): “La razón es que la radiación UVA no causa quemaduras, pero aun así penetra en la piel causando arrugas, envejecimiento prematuro y elevando el riesgo de ciertos tipos de cáncer”, asegura.

Por eso, la experta recomienda elegir un filtro solar de amplio espectro que bloquee la radiación UVA y UVB, “Para saber si tu filtro te protegerá de los rayos UVA, revisa que tenga al menos uno de los siguientes ingredientes: ecamsule, avobenzona u oxibenzona (benzofenona-3)”, aconseja.

¿Cuándo y cuánto?

Los expertos médicos de Consumer Reports elaboraron recomendaciones específicas sobre el buen uso de los protectores solares y una de las primeras cosas a tener en cuenta es la cantidad. “Utiliza suficiente. Aplica protector solar 15 a 30 minutos antes de salir al aire libre, y si son lociones, emplea de 2 a 3 cucharadas. Para los aerosoles, aplica tanto como puedas frotar, luego repite. Sin importar la clase que utilices, vuelve a aplicar cada 2 horas y después de nadar o sudar” aconsejan.

Utiliza con cuidado los protectores solares en aerosol. La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) indicó que está analizando los riesgos de inhalarlos.

Hasta que sepamos más, los expertos dicen que se debe evitar usar aerosoles en niños, y en ningún caso rociarlos directamente en el rostro. En su lugar, vierte el protector solar en tus manos y luego aplícalo en el rostro. Los aerosoles son inflamables, así que espera a que sequen antes de acercarte a una llama abierta.

Más cuidados al sol

La investigación demuestra que las personas que confían solamente en los protectores solares tienden a quemarse más que aquellas que permanecen en la sombra y usan mangas largas. 

Evita el sol o permanece bajo la sombra cuando el sol esté más fuerte (10:00 a.m. a 4:00 p.m.) y vístete adecuadamente para la ocasión. Usa un sombrero y ropa hecha de tela con tejido apretado. (Los colores oscuros son los mejores para bloquear los rayos UVA). 

Para saber si una prenda te protege, sostenla contra la luz; si puedes ver a través de ella, los rayos UVA pueden atravesarlos también.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad