SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El miedo a engordar... engorda

Por Violeta Merlo -
El miedo a engordar... engorda
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Seguramente has escuchado la frase: “eres lo que comes”, sin embargo, de acuerdo con un nuevo movimiento holístico que integra la psicología de la alimentación con la ciencia de la nutrición, la premisa clave al momento de querer bajar de peso es que “eres lo que piensas” y el miedo a engordar, engorda.

Parecería contradictorio que alguien que tiene sobrepeso e inicia una dieta para verse mejor y manifiesta su deseo de querer adelgazar, pueda a su vez no querer hacerlo, o mejor dicho, que su mente subconsciente esté saboteando todos sus intentos y deseos conscientes, sin embargo, no lo es.

En numerosas ocasiones y quizá por experiencia propia hay quienes realizan diferentes regímenes de alimentación y ejercicio pero simplemente no pierden peso. Entonces empiezan a perder la paciencia, a desesperarse y finalmente terminan abandonando el tratamiento y la pregunta que no puede faltar es ¿por qué no baja de peso?.

Una relación caótica

Para Maria Montemayor, coach en Psicología de la Alimentación y Salud Holística y creadora del programa El arte de amar tu cuerpo, a veces, la mente y el cuerpo no hablan el mismo idioma y tienen una relación caótica, situación que tienen un impacto directo sobre el metabolismo y la forma en cómo absorbe, asimila y quema las calorías.

“El miedo a engordar, la culpabilidad al comer, el criticarme cuando me veo en el espejo todos los días y sentirme gorda son factores estresantes que el cuerpo detecta como una amenaza y que provocan que almacene grasa y no desarrolle músculo”, resaltó en entrevista con HolaDoctor.

Bien es sabido que el cerebro controla todas las funciones del cuerpo, voluntarias o no. Por lo que “cuando tienes una relación armónica con tu cuerpo, con tu alimentación y en general con la vida, el cuerpo se encuentra en un estado de relajación y el sistema nervioso parasimpático se encuentra activado para realizar funciones tan importantes como la digestión, por el contrario cuando te encuentras en un estado de estrés que puede ser que no te gusta lo que ves en el espejo y que te rechazas, el metabolismo se hace más lento”, apuntó.

La mente también decide

La especialista comentó que la mayoría de los planes de adelgazamiento se centran en la alimentación, el ejercicio y los kilos de más, pero olvidan que la mente también decide, por lo que este nuevo concepto de salud holística busca revolucionar la forma en la que se entiende la nutrición, la salud, y todos los retos alrededor del peso y el cuerpo.

“Lo que nos hace sufrir no es el estado de nuestro cuerpo, sino lo que pensamos acerca de ese cuerpo. La clave está en empezar a valorar, cuidar, agradecer y disfrutar el cuerpo que se tiene”, recalcó Montemayor, quien vivió en carne propia el sufrimiento, la frustración, la desesperación y la obsesión por dietas, ejercicio y el deseo de bajar de peso.

Las dietas generalmente van acompañadas de una mentalidad de insatisfacción y rechazo hacia el cuerpo. “Si sólo te enfocas en cambiar tu alimentación y hacer ejercicio, vas a ver ciertos resultados. Pero si tomas en cuenta todo lo que eres, ahí empieza la verdadera transformación”, añadió.

Creencias tóxicas que dañan la autoestima

Maria Montemayor expresó que en muchas ocasiones tenemos actitudes inconscientes hacia nuestro cuerpo y nuestra alimentación. Sin darnos cuenta y sin querer, estos comportamientos nos impiden bajar de peso y debilitan nuestro sistema digestivo e inmunológico. Nos roban nuestro poder personal y energía que se podría estar usando en cosas mucho más valiosas que tener un cuerpo perfecto.

Aceptarnos y aumentar la autoestima es una de las bases principales cuando se inicia un proceso para perder peso. Por lo que resulta fundamental liberarse de muchas creencias tóxicas que nos hacen esclava de las dietas, la frustración, el miedo y la culpa. “Tener una relación armónica con el cuerpo y con la alimentación es parte integral de tener una buena salud. Incluso, es la base para poder nutrirlo y moverlo de una forma que lo mantenga saludable”, indicó.

Psicología de la alimentación

“La psicología de la alimentación toma en cuenta que cada uno de nosotros somos emocionalmente y bioquímicamente únicos. Somos más que una colección de químicos y nuestra comida es más que la suma de vitaminas, minerales y nutrientes”, explicó.

“Somos seres emocionales y nuestro metabolismo se ve profundamente impactado por nuestras emociones, por nuestras historias, por nuestros sueños, por nuestras pasiones y claro, por nuestros genes”, concluyó.

Maria Montemayor es la fundadora de Energía Nutritiva, una organización en América Latina que ayuda a miles de mujeres alrededor del mundo a sanar su relación con la comida, el peso y el cuerpo. Si quieres más información sobre su programa visita el sitio: http://www.elartedeamartucuerpo.com/.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad