SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Perder peso a su manera

Por Consumer Reports -
Perder peso a su manera

Si necesita bajar un par de kilos (o más), le tenemos muchas buenas noticias en la encuesta que hicimos a cientos de personas que están a dieta y sus experiencias con una amplia variedad de programas para perder peso de forma segura, tanto programas comerciales como hechos por ellos mismos (Do-It-Yourself, DIY). Hemos calificado las dietas según la satisfacción general de las personas con respecto a los programas. (Se incluyen varias versiones de la misma dieta). También revisamos la cantidad típica de peso que nuestros encuestados dijeron que perdieron.


¿Cómo podría saber cuál de las dietas le funcionará mejor a usted? Lea algunas pistas que destilamos de nuestra encuesta.

¡Una aplicación genial! MyFitnessPal, un sitio web y aplicación gratuita para los teléfonos inteligentes, tuvo un mejor resultado que cualquier otro plan de dieta comercial, incluido Weight Watchers. Recibió un puntaje de satisfacción del lector de 83 de un posible 100.

De la era de la piedra. La Dieta Paleo (paleolítica) está basada en un libro que instruye a las personas a seguir la alimentación de un cavernícola, consumiendo carnes magras, pescados, mariscos, frutas y vegetales sin almidón y evitando los granos de cereales, legumbres, productos lácteos y alimentos procesados. Los lectores le dieron un elevado puntaje de satisfacción de 80, un empate estadístico con MyFitnessPal.

Las personas eligen Weight Watchers. Un enorme 43% de encuestados indicó que se inscribió en Weight Watchers. Un 13% de los encuestados eligió el segundo plan más popular, una dieta genérica baja en carbohidratos (no Atkins). De las cuatro dietas comerciales que calificamos, Weight Watchers obtuvo uno de los puntajes más altos de los lectores, 74, pero quedó a la mitad de las 13 dietas en total.

Los usuarios de Medifast perdieron a lo grande. Las personas que usaron el programa bajo en calorías Medifast perdieron más que aquellos que usaron las otras dietas: 20 a 43 libras en los hombres y 14 a 40 libras en las mujeres. Además tenían objetivos altos de bajar de peso y esperaban perder un promedio de 47 libras.

Los hombres perdieron más libras que las mujeres. Ambos informaron que perdieron un porcentaje similar de su peso corporal inicial. Sin embargo, los hombres, que empezaron con más peso, perdieron más libras que las mujeres. Por lo tanto, si está en una competencia de dietas con su cónyuge, revise el porcentaje de pérdida de peso corporal inicial, no las libras que perdió.

La satisfacción depende de otras cosas que solo perder libras. Sorprendentemente, no hubo una sólida relación entre la pérdida de peso real y la satisfacción de los usuarios con las diversas dietas. En su lugar, ellos otorgaron puntuaciones más altas a las dietas que les ayudaron a mantener la pérdida de peso y les prescribieron cambios en el estilo de vida que eran fáciles de lograr. Parece que nuestros encuestados hicieron un cálculo sobre cuánto estaban dispuestos a sacrificar por perder peso. Es por esto que las dietas de bajo costo y hechas por ellos mismos, usualmente, recibieron puntajes de más altos satisfacción que las dietas comerciales.

Una pérdida de peso significativa es posible con todos los planes. Casi el 80% de encuestados que reportaron su peso inicial y su peso después de la dieta, perdieron una cantidad significativa de libras. La pérdida promedio fue de 18 libras para los hombres y 15 libras para las mujeres, que fue suficiente para que muchos pasaran de la obesidad al sobrepeso o del sobrepeso al peso saludable. Y esto lo lograron con las 13 dietas. Las dietas eran tan variadas como los programas en línea, las aplicaciones y Jenny Craig, que ofrece una selección de opciones comerciales que se basan en sustitutos de comida de marca. Las personas perdieron peso con los programas de dietas como Weight Watchers y MyFitnessPal que restringen las cantidades pero no el tipo de comida que usted consume. También perdieron peso con dietas como la dieta Paleo o Atkins que hacen lo contrario.

La lección obtenida de estos hallazgos es que “no existe una única solución para perder peso”, indica Chris N. Sciamanna, M.D., M.P.H., profesor de Medicina en Penn State College of Medicine y un asesor de este proyecto. “Las personas se aburren. Estos resultados nos dan una idea de cuántas posibilidades hay para combinar”.

La mejor estrategia para los que quieren empezar una dieta es elegir una basada en su preferencia personal. “Lo que funciona para una persona no necesariamente va a funcionar para otra”, afirma Alice H. Lichtenstein, D.Sc., directora del Laboratorio de Nutrición Cardiovascular en el Centro de Investigación de Nutrición Humana sobre Envejecimiento Jean Mayer del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (United States Department of Agriculture, USDA) en Tufts University. “Si la primera no funciona, no se rinda. Simplemente, haga la prueba con otra”.

La encuesta preguntó a los suscriptores de Consumer Reports sobre las dietas que habían hecho en los últimos tres años. Los lectores habían elegido estas dietas con libertad por sí mismos, y reportaron pérdidas de peso sustanciales. Es posible que los encuestados que no tuvieron buenos resultados en cuanto a la pérdida de peso se hayan negado a responder esa sección de la encuesta. Además, los suscriptores son mayores y más prósperos que el ciudadano estadounidense promedio, por lo que sus resultados podrían no ser iguales a los típicos de la población estadounidense. Y nuestros encuestados tenían mucho peso que perder. Cuando empezaron sus dietas, el 65% de los hombres y el 61% de las mujeres eran obesos.

Realizar un seguimiento es útil

“Todos deberían de tratar de monitorearse, llevar un récord de las calorías que consumen y de su actividad física”, indica Sciamanna. “Esto realmente funciona. Es un pilar de la ciencia del comportamiento. Mientras más se monitorea, más consciente se vuelve de sus hábitos alimenticios y de ejercicio”.

Antes, mantener un diario de los alimentos consumidos implicaba llevar consigo una guía calórica y una libreta de notas. Hoy en día puede hacerlo todo en línea o en su teléfono inteligente con los programas de seguimiento que utilizan enormes bases de datos de alimentos y comidas.

MyFitnessPal es una aplicación para teléfonos inteligentes y una página web que se sincronizan automáticamente. Le permite mantener un diario de su peso, de lo que comió, y cuánto se ejercitó. Se complementa con funciones útiles como un escáner de código de barras y la capacidad de guardar y recuperar comidas y platillos que come con frecuencia.

El 87% de aquellos que dependían de MyFitnessPal indicaron que lo usaban para registrar lo que comían, al igual que hicieron el 81% de los lectores que usaron SparkPeople, otro producto que tiene aplicación y sitio web. Lo mismo hicieron el 68% de los que usaron Weight Watchers, que ofrece programas de seguimiento de ejercicio, comida y peso para los miembros inscritos en su página web y a través de su aplicación. Como era de esperar, los encuestados calificaron a esas tres dietas con las mejores calificaciones en cuanto a conocimiento sobre calorías.

Un encuestado que perdió más de 40 libras utilizando MyFitnessPal dijo lo siguiente sobre el nutricionista que consultó: “me dio un montón de papeles para registrar mi consumo diario. Usar una aplicación del teléfono parecía ser una forma más fácil e inteligente de hacerlo. Funcionó para mí. Sin trucos ni fórmulas mágicas, solo con disciplina”.

Ajuste sus expectativas

A pesar de que los lectores que terminaron sus dietas perdieron peso, esperaban perder aún más. Las personas que usaron Weight Watchers coincidieron en su mayoría en este aspecto: los encuestados querían perder un promedio de 40 libras, pero solo el 13% estuvo a 5 libras de alcanzar el peso que se habían puesto como meta. No alcanzar las expectativas claramente decepcionó a nuestros lectores. Los que alcanzaron su peso meta estuvieron más satisfechos con su dieta que aquellos que no lo lograron.

Nuestros asesores médicos indican que las personas a dieta con frecuencia sobrestiman cuánto peso pueden bajar de manera realista, quizás sin darse cuenta que perder tan poco como 5 a 10% del peso inicial puede ofrecer verdaderos beneficios para su salud.

Y en eso nuestros lectores sí tuvieron éxito. Casi el 45% de los encuestados perdió 10% o más de su peso corporal inicial. En otras palabras: Tómese con más ligereza su pérdida de peso.

Defina su estilo de alimentación

Algunas dietas en nuestra lista se crearon eliminando o restringiendo mucho categorías importantes de comida. Entre ellas se incluyen la Dieta Atkins, la Dieta Paleo, las etapas iniciales de la Dieta South Beach y la categoría que abarca todas las “dietas bajas en carbohidratos” genéricas. De estas últimas, la Dieta Paleo fue la más apreciada, con puntajes de satisfacción del lector significativamente mayores que los de otras.

Pero cuando se trataba de la variedad dietética y la inclusión de alimentos favoritos los lectores les otorgaron a todos bajas puntuaciones.

Para algunos, la restricción es lo que hace atractivas estas dietas. “Las dietas bajas en calorías se reducen a menudo en calidad, pero no en cantidad”, señala Sciamanna. “Si elimina harina blanca y azúcar de la dieta, la base de lo que come en exceso la gente, sería en realidad una forma más rápida de aprender a comer bien”.

Por el contrario, Weight Watchers, MyFitnessPal y SparkPeople obtuvieron puntuaciones altas por parte de los lectores en lo que se refiere a la variedad dietética. Eso no es ninguna sorpresa ya que usted puede hacer uso de esas dietas y herramientas sin tener que comprar productos alimenticios de marca.

“No creemos que sea práctico que la gente tenga que seguir recomendaciones dietéticas rígidas a largo plazo”, indica Mike Lee, cofundador de MyFitnessPal. “Si desea tomar una copa de vino en la cena, puede almorzar algo más ligero o ir a correr. Depende de usted cómo distribuye las calorías en su haber”.

Los médicos parecen estar de acuerdo en que la pérdida de peso se puede lograr de forma segura si la ingesta de calorías se reduce lo suficiente como para lograr una pérdida de peso promedio de 1 a 3 libras por semana. “Aunque, la pérdida de peso es segura para la mayoría de la gente saludable, cada persona reacciona diferente, y si usted presenta problemas especiales como diabetes o enfermedades cardíacas es buena idea ir a consultar a su médico”, indica Sachiko St. Jeor, R.D., Ph.D., profesora emérita de medicina interna de University of Nevada School of Medicine, asesora de este proyecto. “Si pierde peso demasiado rápido, podría sufrir complicaciones médicas inesperadas. Para las dietas por debajo de 1,000 calorías al día, necesita tomar precauciones a fin de evitar una insuficiencia de nutrientes”.

¿Cocinar o no?

Tres de las dietas comerciales en nuestras Calificaciones (Jenny Craig, Medifast y Nutrisystem) se realizan a través de membresías y el consumo de comidas y alimentos de marcas registradas, empaquetadas y de porciones controladas como los licuados y las barras energéticas. Estas comidas se complementan con alimentos que usted compre, y que incluyen frutas y verduras frescas.

Los lectores que siguieron las dietas de Medifast, Jenny Craig o Nutrisystem fueron reportaban con más frecuencia que dependían exclusivamente de los productos y consejos de su plan mientras hacían su dieta. Slim-Fast también utiliza suplementos alimenticios, pero no se incluye en esta categoría.

Ello se debe a que, como grupo, las personas que siguieron un régimen de dieta Slim-Fast lo hicieron de forma más personal y por sí mismos, combinando consejos o productos de otros planes dietéticos.

Las dietas con sustitutos alimenticios comerciales obtuvieron calificaciones moderadas o mínimas en lo que se refiere a la variedad de alimentos. Pero a una significativa minoría de personas a dieta, 17% con Jenny Craig, 23% con Medifast y 38% con Nutrisystem, no les gustó el sabor de las comidas precocinadas. Y una de cada cinco personas que realizan dietas con dichos planes indicó que el costo era más alto de lo que se les hacía creer.

En los tres primeros meses bajo el régimen de los planes, los clientes de Jenny Craig gastaron un promedio de $809, los de Medifast $667 y los de Nutrisystem $582.

 Aun así, nuestros consultores indican que esas dietas pueden ser una buena opción para el creciente número de estadounidenses que pocas veces cocina, ya sea por falta de interés y conocimiento, o porque están muy ocupados. “Cocinar es realmente trabajoso para muchas personas”, indica Sciamanna.

Una encuestada que seguía la dieta South Beach nos dijo que aunque le gustaba no tener que “comprar alimentos específicos mencionados en el plan de South Beach Diet”, al final sentía que “pasaba más tiempo comprando, preparando verduras, cocinando y haciendo los almuerzos”.

Por el contrario, a un cliente satisfecho con Jenny Craig le gustaba cómo “los deliciosos alimentos preenvasados hacían que la hora de comer fuera tan sencilla”, pese a que el costo era “más caro de lo debido”.

Priorice los cambios en su estilo de vida

“Si alguien va a realizar un cambio permanente en su peso corporal, probablemente necesite realizar cambios fundamentales en sus patrones dietéticos y de estilo de vida”, indica Lichtenstein de la Universidad de Tufts.

Nuestros encuestados parecen estar de acuerdo. Aquellos que dijeron que su dieta tenía cambios de estilo de vida fáciles de incorporar en su vida diaria fueron probablemente los más contentos en comparación a aquellos que no lo hicieron. Y en ese punto, MyFitnessPal sobresalió. Los encuestados estaban aún más complacidos con las dietas que les enseñaban estrategias generales de autocontrol.

También preguntamos si las dietas promovían cambios específicos y positivos en su estilo de vida. En cuanto a ser alentados a consumir más frutas y verduras, los encuestados les otorgaron puntajes altos a Weight Watchers, la dieta Paleo, mediterránea y del índice glucémico. Weight Watchers y SparkPeople obtuvieron los puntajes más altos por promover el ejercicio.

Obtenga lo mejor de weight watchers

Profundizamos un poco más en los resultados de la encuesta de Weight Watchers ya que muchos de nuestros encuestados afirmaron haberlos utilizado. Cerca de dos terceras partes afirmaron haber asistido a las reuniones grupales en persona, que pueden complementarse con las herramientas en línea de Weight Watchers. Los demás solo siguieron la dieta en línea.

A partir de estas afirmaciones, si desea sacar lo mejor de su membresía en Weight Watchers, debe asegurase de asistir a las reuniones. Los lectores que asistieron obtuvieron puntajes de satisfacción un poco más altos en general. Y un porcentaje mucho mayor, de aquellos que asistieron a las reuniones, reportaron que Weight Watchers les había enseñado estrategias de autocontrol. Además, los asistentes a las reuniones también perdieron más peso que los lectores que siguieron las dietas en línea.

Sciamanna indica que esos resultados tienen sentido: “cuando asistes a un grupo, adquieres responsabilidad ante otro ser humano y la creencia de que el cambio es posible, porque cuando miras alrededor, observas que a alguien le va bien. Creo que los programas presenciales nunca van a desaparecer, ya que probablemente siempre lo van a hacer mejor. Me sorprendería si sucediera lo contrario, ya que somos seres sociables”.

¿Cuánto peso perdieron los lectores?

Descubrimos que incluso los encuestados con la misma dieta tenían experiencias muy diferentes al perder peso.
El peso inicial parece afectar la cantidad de libras que la persona a dieta espera perder. Por ejemplo, los hombres en nuestra encuesta, que en promedio comenzaron con una masa corporal más alta, perdieron más libras que las mujeres. Otra posible razón para la variación es que algunos de los que estaban a dieta se mantenían con su plan más tiempo que otros.

Otros factores podrían ser la mala memoria o la renuencia para reportar el peso perdido.
Debido a que las personas a dieta tuvieron experiencias tan diversas, presentamos el rango típico de pérdida de peso para hombres y mujeres para cada dieta. Se excluyó al pequeño porcentaje que ganó peso. Las dietas están organizadas por orden alfabético, según el tipo de plan. También se muestra el número promedio de meses en cada dieta que reportaron los lectores.

Comer en exceso: Los psicólogos opinan

La idea de que las emociones negativas pueden provocar el comer en exceso está tan arraigada en nuestra cultura que ha generado su propio cliché visual: la protagonista de una película, dirigida al público femenino, que luego de una decepción amorosa se sienta en la cama a comer helado directamente del envase.

El cliché refleja un problema real. Nuestros encuestados mencionaron que tenían menos éxito tratando de no volver a subir de peso cuando su plan de dietas no abordaba los desencadenantes emocionales relacionados con comer en exceso.

Los psicólogos no podrían estar más de acuerdo con esto. Como apoyo para nuestra encuesta realizada a personas bajo régimen dietético, trabajamos con la Asociación Estadounidense de Psicología (APA) para encuestar a 1,328 psicólogos acreditados sobre la forma en la que abordan en su práctica el peso del paciente y los retos para perderlo. Ellos constantemente identificaron factores emocionales no solo como un factor importante en los problemas de peso del cliente sino también como un gran obstáculo para vencerlos.

Cuando se les preguntó qué les había resultó útil, 7 de 10 psicólogos que trabajaron con pacientes con problemas de peso identificaron estas tres estrategias como “excelentes” o “buenas”:

· Terapia cognitiva, que permite a las personas identificar y corregir pensamientos disfuncionales que conllevan a emociones y comportamientos que no ayudan. Por ejemplo, es posible que alguien que come una galleta en una fiesta culpe a la falta de fuerza de voluntad, concluya que nunca bajará de peso, y siga comiendo más galletas. La terapia cognitiva le enseñará a la persona a pensar en la galleta como un tropezón, porque todo mundo comete errores.

· Resolver problemas a fin de vencer las barreras para perder peso. El paciente que dice que termina muy cansado después del trabajo para ir al gimnasio podría considerar, con la ayuda del terapeuta, otras alternativas como correr o caminar a la hora de almuerzo o ejercitarse en las mañanas o fines de semana.

· Entrenamiento de atención plena (Mindfulness), un enfoque que entrena a las personas a permitir que los pensamientos y emociones negativas aparezcan y desaparezcan sin preocuparse por ellos y, en su lugar, concentrarse en vivir y disfrutar el momento.

Muchos de los psicólogos señalaron que colaboraban con otros profesionales para ayudar a los clientes en sus problemas de peso. Así, aunque los médicos de atención primaria fueron los colaboradores más citados, los psicólogos encontraron que los colegas especialistas en problemas de peso, los nutricionistas y los dietistas acreditados eran los que más ayudaban cuando se abordaban los problemas de peso.

Para mantener su peso: Primero, practique

 Para nadie será una sorpresa que las personas que respondieron nuestra encuesta sobre la dieta y que no subieron de peso estuvieran mucho más satisfechas que aquellas que no lo lograron. Es decir, que mantener el peso más bajo tuvo mayor éxito para aquellas personas en que su dieta les enseñó estrategias de autocontrol, a manejar los desencadenantes emocionales para comer en exceso, y que demostró ser fácil de incorporar en su vida diaria.

Por lo que aquí presentamos una novedosa idea: Antes de intentar perder peso, invierta algo de tiempo practicando técnicas de mantenimiento.

Puede parecer una locura, pero Michaela Kiernan, Ph.D., experimentada investigadora científica de Stanford University School of Medicine, llevó a cabo un ensayo clínico de esta idea. La mitad de las mujeres con sobrepeso y obesidad que participaron en el estudio recibieron el tratamiento regular: seguir un programa para perder peso que duró 20 semanas. Luego, durante ocho semanas, recibieron asesoría estándar sobre las formas de mantener la pérdida de su peso. La otra mitad recibió un curso de capacitación avanzada por ocho semanas sobre el mantenimiento del peso, en el que se les pidió mantener su peso estable. Después de eso, asistieron al mismo programa de pérdida de peso de 20 semanas, como lo hizo el primer grupo.

Los resultados fueron sorprendentes. Ambos grupos perdieron la misma cantidad de peso después de 28 semanas. Sin embargo, un año después, las mujeres que pertenecían al grupo que realizó el “curso de mantenimiento del peso” primero habían recuperado un promedio de solo 20% del peso que habían perdido. Las mujeres que pertenecían al grupo de tratamiento regular habían recuperado un promedio de 43%.

“Escuchando a las personas hablar sobre sus intentos por mantener la pérdida del peso, nos dimos cuenta que muchas de ellas no tenían idea a lo que se enfrentaban en relación con mantener el peso”, comentó Kiernan. “Sabían lo que se siente ‘estar’ a dieta y ‘no estar’ a dieta, cuando simplemente ignoraban su peso, pero no sabían lo que se siente mantener su peso con controles diarios”.

A continuación, se mencionan algunas de las estrategias para el pre-mantenimiento del peso que Kiernan sugiere:

· Pésese todos los días por varias semanas para observar la fluctuación de su peso. Una vez que sepa su patrón, no se va a asustar si su peso se incrementa en una, dos o hasta tres libras de un día para otro (lo que parece ser algo muy común).

· Elija un peso meta promedio de 5 libras que represente aquellas fluctuaciones y trate de mantenerse en ese nivel por varias semanas. Si su peso desciende más abajo del promedio, puede comer un poco más para recuperarlo.

· No siempre es lo mejor conformarse con una versión baja en calorías de alimentos altos en calorías que lo hagan suspirar por ese platillo real. Pruebe algo con un sabor completamente distinto pero que lo satisfaga, como ponerle salsa picante a la papa al horno en lugar de crema o queso. Necesitará experimentar un poco.

· Aprenda a comer su comida favorita alta en calorías de forma consciente, con moderación, sin pensar que está haciendo algo malo.

· Practique los tropezones con anticipación. Pretenda que se va de vacaciones, coma cinco comidas con alto contenido calórico en una semana y compense eso con ajustes en su ejercicio y sus otras comidas durante ese tiempo.

La lección obtenida de estos hallazgos es que “no existe una única solución para perder peso”, indica Chris N. Sciamanna, M.D., M.P.H., profesor de Medicina en Penn State College of Medicine y un asesor de este proyecto. “Las personas se aburren. Estos resultados nos dan una idea de cuántas posibilidades hay para combinar”.

La mejor estrategia para los que quieren empezar una dieta es elegir una basada en su preferencia personal. “Lo que funciona para una persona no necesariamente va a funcionar para otra”, afirma Alice H. Lichtenstein, D.Sc., directora del Laboratorio de Nutrición Cardiovascular en el Centro de Investigación de Nutrición Humana sobre Envejecimiento Jean Mayer del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (United States Department of Agriculture, USDA) en Tufts University. “Si la primera no funciona, no se rinda. Simplemente, haga la prueba con otra”.

La encuesta preguntó a los suscriptores de Consumer Reports sobre las dietas que habían hecho en los últimos tres años. Los lectores habían elegido estas dietas con libertad por sí mismos, y reportaron pérdidas de peso sustanciales. Es posible que los encuestados que no tuvieron buenos resultados en cuanto a la pérdida de peso se hayan negado a responder esa sección de la encuesta. Además, los suscriptores son mayores y más prósperos que el ciudadano estadounidense promedio, por lo que sus resultados podrían no ser iguales a los típicos de la población estadounidense. Y nuestros encuestados tenían mucho peso que perder. Cuando empezaron sus dietas, el 65% de los hombres y el 61% de las mujeres eran obesos.

¿Cómo podría saber cuál de las dietas le funcionará mejor a usted? Lea algunas pistas que destilamos de nuestra encuesta.

Realizar un seguimiento es útil

“Todos deberían de tratar de monitorearse, llevar un récord de las calorías que consumen y de su actividad física”, indica Sciamanna. “Esto realmente funciona. Es un pilar de la ciencia del comportamiento. Mientras más se monitorea, más consciente se vuelve de sus hábitos alimenticios y de ejercicio”.

Antes, mantener un diario de los alimentos consumidos implicaba llevar consigo una guía calórica y una libreta de notas. Hoy en día puede hacerlo todo en línea o en su teléfono inteligente con los programas de seguimiento que utilizan enormes bases de datos de alimentos y comidas.

MyFitnessPal

MyFitnessPal es una aplicación para teléfonos inteligentes y una página web que se sincronizan automáticamente. Le permite mantener un diario de su peso, de lo que comió, y cuánto se ejercitó. Se complementa con funciones útiles como un escáner de código de barras y la capacidad de guardar y recuperar comidas y platillos que come con frecuencia.

El 87% de aquellos que dependían de MyFitnessPal indicaron que lo usaban para registrar lo que comían, al igual que hicieron el 81% de los lectores que usaron SparkPeople, otro producto que tiene aplicación y sitio web. Lo mismo hicieron el 68% de los que usaron Weight Watchers, que ofrece programas de seguimiento de ejercicio, comida y peso para los miembros inscritos en su página web y a través de su aplicación. Como era de esperar, los encuestados calificaron a esas tres dietas con las mejores calificaciones en cuanto a conocimiento sobre calorías.

Un encuestado que perdió más de 40 libras utilizando MyFitnessPal dijo lo siguiente sobre el nutricionista que consultó: “me dio un montón de papeles para registrar mi consumo diario. Usar una aplicación del teléfono parecía ser una forma más fácil e inteligente de hacerlo. Funcionó para mí. Sin trucos ni fórmulas mágicas, solo con disciplina”.

Ajuste sus expectativas

A pesar de que los lectores que terminaron sus dietas perdieron peso, esperaban perder aún más. Las personas que usaron Weight Watchers coincidieron en su mayoría en este aspecto: los encuestados querían perder un promedio de 40 libras, pero solo el 13% estuvo a 5 libras de alcanzar el peso que se habían puesto como meta. No alcanzar las expectativas claramente decepcionó a nuestros lectores. Los que alcanzaron su peso meta estuvieron más satisfechos con su dieta que aquellos que no lo lograron.

Nuestros asesores médicos indican que las personas a dieta con frecuencia sobrestiman cuánto peso pueden bajar de manera realista, quizás sin darse cuenta que perder tan poco como 5 a 10% del peso inicial puede ofrecer verdaderos beneficios para su salud.

Y en eso nuestros lectores sí tuvieron éxito. Casi el 45% de los encuestados perdió 10% o más de su peso corporal inicial. En otras palabras: Tómese con más ligereza su pérdida de peso.

Defina su estilo de alimentación

Algunas dietas en nuestra lista se crearon eliminando o restringiendo mucho categorías importantes de comida. Entre ellas se incluyen la Dieta Atkins, la Dieta Paleo, las etapas iniciales de la Dieta South Beach y la categoría que abarca todas las “dietas bajas en carbohidratos” genéricas. De estas últimas, la Dieta Paleo fue la más apreciada, con puntajes de satisfacción del lector significativamente mayores que los de otras.

Pero cuando se trataba de la variedad dietética y la inclusión de alimentos favoritos los lectores les otorgaron a todos bajas puntuaciones.

paleo

Para algunos, la restricción es lo que hace atractivas estas dietas. “Las dietas bajas en calorías se reducen a menudo en calidad, pero no en cantidad”, señala Sciamanna. “Si elimina harina blanca y azúcar de la dieta, la base de lo que come en exceso la gente, sería en realidad una forma más rápida de aprender a comer bien”.

Por el contrario, Weight Watchers, MyFitnessPal y SparkPeople obtuvieron puntuaciones altas por parte de los lectores en lo que se refiere a la variedad dietética. Eso no es ninguna sorpresa ya que usted puede hacer uso de esas dietas y herramientas sin tener que comprar productos alimenticios de marca.

“No creemos que sea práctico que la gente tenga que seguir recomendaciones dietéticas rígidas a largo plazo”, indica Mike Lee, cofundador de MyFitnessPal. “Si desea tomar una copa de vino en la cena, puede almorzar algo más ligero o ir a correr. Depende de usted cómo distribuye las calorías en su haber”.

Los médicos parecen estar de acuerdo en que la pérdida de peso se puede lograr de forma segura si la ingesta de calorías se reduce lo suficiente como para lograr una pérdida de peso promedio de 1 a 3 libras por semana. “Aunque, la pérdida de peso es segura para la mayoría de la gente saludable, cada persona reacciona diferente, y si usted presenta problemas especiales como diabetes o enfermedades cardíacas es buena idea ir a consultar a su médico”, indica Sachiko St. Jeor, R.D., Ph.D., profesora emérita de medicina interna de University of Nevada School of Medicine, asesora de este proyecto. “Si pierde peso demasiado rápido, podría sufrir complicaciones médicas inesperadas. Para las dietas por debajo de 1,000 calorías al día, necesita tomar precauciones a fin de evitar una insuficiencia de nutrientes”.

¿Cocinar o no?

Tres de las dietas comerciales en nuestras Calificaciones (Jenny Craig, Medifast y Nutrisystem) se realizan a través de membresías y el consumo de comidas y alimentos de marcas registradas, empaquetadas y de porciones controladas como los licuados y las barras energéticas. Estas comidas se complementan con alimentos que usted compre, y que incluyen frutas y verduras frescas.

Los lectores que siguieron las dietas de Medifast, Jenny Craig o Nutrisystem fueron reportaban con más frecuencia que dependían exclusivamente de los productos y consejos de su plan mientras hacían su dieta. Slim-Fast también utiliza suplementos alimenticios, pero no se incluye en esta categoría.

Ello se debe a que, como grupo, las personas que siguieron un régimen de dieta Slim-Fast lo hicieron de forma más personal y por sí mismos, combinando consejos o productos de otros planes dietéticos.

Las dietas con sustitutos alimenticios comerciales obtuvieron calificaciones moderadas o mínimas en lo que se refiere a la variedad de alimentos. Pero a una significativa minoría de personas a dieta, 17% con Jenny Craig, 23% con Medifast y 38% con Nutrisystem, no les gustó el sabor de las comidas precocinadas. Y una de cada cinco personas que realizan dietas con dichos planes indicó que el costo era más alto de lo que se les hacía creer.

En los tres primeros meses bajo el régimen de los planes, los clientes de Jenny Craig gastaron un promedio de $809, los de Medifast $667 y los de Nutrisystem $582.

nutrisystem

Aun así, nuestros consultores indican que esas dietas pueden ser una buena opción para el creciente número de estadounidenses que pocas veces cocina, ya sea por falta de interés y conocimiento, o porque están muy ocupados. “Cocinar es realmente trabajoso para muchas personas”, indica Sciamanna.

Una encuestada que seguía la dieta South Beach nos dijo que aunque le gustaba no tener que “comprar alimentos específicos mencionados en el plan de South Beach Diet”, al final sentía que “pasaba más tiempo comprando, preparando verduras, cocinando y haciendo los almuerzos”.

Por el contrario, a un cliente satisfecho con Jenny Craig le gustaba cómo “los deliciosos alimentos preenvasados hacían que la hora de comer fuera tan sencilla”, pese a que el costo era “más caro de lo debido”.

Priorice los cambios en su estilo de vida

“Si alguien va a realizar un cambio permanente en su peso corporal, probablemente necesite realizar cambios fundamentales en sus patrones dietéticos y de estilo de vida”, indica Lichtenstein de la Universidad de Tufts.

Nuestros encuestados parecen estar de acuerdo. Aquellos que dijeron que su dieta tenía cambios de estilo de vida fáciles de incorporar en su vida diaria fueron probablemente los más contentos en comparación a aquellos que no lo hicieron. Y en ese punto, MyFitnessPal sobresalió. Los encuestados estaban aún más complacidos con las dietas que les enseñaban estrategias generales de autocontrol.

También preguntamos si las dietas promovían cambios específicos y positivos en su estilo de vida. En cuanto a ser alentados a consumir más frutas y verduras, los encuestados les otorgaron puntajes altos a Weight Watchers, la dieta Paleo, mediterránea y del índice glucémico. Weight Watchers y SparkPeople obtuvieron los puntajes más altos por promover el ejercicio.

Obtenga lo mejor de weight watchers

Profundizamos un poco más en los resultados de la encuesta de Weight Watchers ya que muchos de nuestros encuestados afirmaron haberlos utilizado. Cerca de dos terceras partes afirmaron haber asistido a las reuniones grupales en persona, que pueden complementarse con las herramientas en línea de Weight Watchers. Los demás solo siguieron la dieta en línea.

weight watchers

A partir de estas afirmaciones, si desea sacar lo mejor de su membresía en Weight Watchers, debe asegurase de asistir a las reuniones. Los lectores que asistieron obtuvieron puntajes de satisfacción un poco más altos en general. Y un porcentaje mucho mayor, de aquellos que asistieron a las reuniones, reportaron que Weight Watchers les había enseñado estrategias de autocontrol. Además, los asistentes a las reuniones también perdieron más peso que los lectores que siguieron las dietas en línea.

Sciamanna indica que esos resultados tienen sentido: “cuando asistes a un grupo, adquieres responsabilidad ante otro ser humano y la creencia de que el cambio es posible, porque cuando miras alrededor, observas que a alguien le va bien. Creo que los programas presenciales nunca van a desaparecer, ya que probablemente siempre lo van a hacer mejor. Me sorprendería si sucediera lo contrario, ya que somos seres sociables”.

¿Cuánto peso perdieron los lectores?

Descubrimos que incluso los encuestados con la misma dieta tenían experiencias muy diferentes al perder peso.

El peso inicial parece afectar la cantidad de libras que la persona a dieta espera perder. Por ejemplo, los hombres en nuestra encuesta, que en promedio comenzaron con una masa corporal más alta, perdieron más libras que las mujeres. Otra posible razón para la variación es que algunos de los que estaban a dieta se mantenían con su plan más tiempo que otros.

Otros factores podrían ser la mala memoria o la renuencia para reportar el peso perdido.

Debido a que las personas a dieta tuvieron experiencias tan diversas, presentamos el rango típico de pérdida de peso para hombres y mujeres para cada dieta. Se excluyó al pequeño porcentaje que ganó peso. Las dietas están organizadas por orden alfabético, según el tipo de plan. También se muestra el número promedio de meses en cada dieta que reportaron los lectores.

uestra encuesta sobre la dieta y que no subieron de peso estuvieran mucho más satisfechas que aquellas que no lo lograron. Es decir, que mantener el peso más bajo tuvo mayor éxito para aquellas personas en que su dieta les enseñó estrategias de autocontrol, a manejar los desencadenantes emocionales para comer en exceso, y que demostró ser fácil de incorporar en su vida diaria.

Por lo que aquí presentamos una novedosa idea: Antes de intentar perder peso, invierta algo de tiempo practicando técnicas de mantenimiento.

Puede parecer una locura, pero Michaela Kiernan, Ph.D., experimentada investigadora científica de Stanford University School of Medicine, llevó a cabo un ensayo clínico de esta idea. La mitad de las mujeres con sobrepeso y obesidad que participaron en el estudio recibieron el tratamiento regular: seguir un programa para perder peso que duró 20 semanas. Luego, durante ocho semanas, recibieron asesoría estándar sobre las formas de mantener la pérdida de su peso. La otra mitad recibió un curso de capacitación avanzada por ocho semanas sobre el mantenimiento del peso, en el que se les pidió mantener su peso estable. Después de eso, asistieron al mismo programa de pérdida de peso de 20 semanas, como lo hizo el primer grupo.

Los resultados fueron sorprendentes. Ambos grupos perdieron la misma cantidad de peso después de 28 semanas. Sin embargo, un año después, las mujeres que pertenecían al grupo que realizó el “curso de mantenimiento del peso” primero habían recuperado un promedio de solo 20% del peso que habían perdido. Las mujeres que pertenecían al grupo de tratamiento regular habían recuperado un promedio de 43%.

“Escuchando a las personas hablar sobre sus intentos por mantener la pérdida del peso, nos dimos cuenta que muchas de ellas no tenían idea a lo que se enfrentaban en relación con mantener el peso”, comentó Kiernan. “Sabían lo que se siente ‘estar’ a dieta y ‘no estar’ a dieta, cuando simplemente ignoraban su peso, pero no sabían lo que se siente mantener su peso con controles diarios”.

A continuación, se mencionan algunas de las estrategias para el pre-mantenimiento del peso que Kiernan sugiere:

· Pésese todos los días por varias semanas para observar la fluctuación de su peso. Una vez que sepa su patrón, no se va a asustar si su peso se incrementa en una, dos o hasta tres libras de un día para otro (lo que parece ser algo muy común).

· Elija un peso meta promedio de 5 libras que represente aquellas fluctuaciones y trate de mantenerse en ese nivel por varias semanas. Si su peso desciende más abajo del promedio, puede comer un poco más para recuperarlo.

· No siempre es lo mejor conformarse con una versión baja en calorías de alimentos altos en calorías que lo hagan suspirar por ese platillo real. Pruebe algo con un sabor completamente distinto pero que lo satisfaga, como ponerle salsa picante a la papa al horno en lugar de crema o queso. Necesitará experimentar un poco.

· Aprenda a comer su comida favorita alta en calorías de forma consciente, con moderación, sin pensar que está haciendo algo malo.

· Practique los tropezones con anticipación. Pretenda que se va de vacaciones, coma cinco comidas con alto contenido calórico en una semana y compense eso con ajustes en su ejercicio y sus otras comidas durante ese tiempo.

Cómo calificamos las dietas

Las Calificaciones de dietas para este año se basaron en una encuesta a 9,376 suscriptores, que fue uno de los paneles del Cuestionario anual de 2012 desarrollado por el Centro Nacional de Investigación de Consumer Reports.

Después de consultar con un vasto equipo de expertos internos y externos, decidimos invertir en esta encuesta, una de las más grandes nunca antes realizada sobre dietas específicas, porque creímos que podría llegar al fondo de lo que más le importa a la gente cuando escoge una dieta.

En años anteriores, basamos nuestras Calificaciones en un análisis de ensayos clínicos y la nutrición. Sin embargo, las Calificaciones de este año incluyen una gama más amplia de dietas populares que nuestros suscriptores afirmaron haber utilizado, incluidas algunas que hasta donde sabemos no han sido clínicamente estudiadas.

Las Calificaciones son directamente relevantes para las decisiones reales sobre dietas que nuestros lectores tomaron. Los encuestados eligieron libremente la dieta que hicieron y decidieron por sí mismos el tiempo que la realizarían. Debieron confiar en su propia motivación o buscar consejos en reuniones o asesorías; no obstante, no se beneficiaron de los muchos medios (como recordatorios frecuentes y comida gratis) utilizados para mantener a los participantes en los ensayos clínicos hasta el final del estudio.       

Las preferencias y necesidades personales varían grandemente, y estas Calificaciones están diseñadas para ayudarle a encontrar un plan de dieta, o una combinación de métodos, que le darán los resultados que usted busca. Por ejemplo, si el plan que usted prefiere obtuvo bajas calificaciones en algunas áreas, como animar a hacer ejercicio, es posible que desee agregar una aplicación u otro medio para alcanzar ese objetivo.

MyFitnessPal es una aplicación para teléfonos inteligentes y una página web que se sincronizan automáticamente. Le permite mantener un diario de su peso, de lo que comió, y cuánto se ejercitó. Se complementa con funciones útiles como un escáner de código de barras y la capacidad de guardar y recuperar comidas y platillos que come con frecuencia.

El 87% de aquellos que dependían de MyFitnessPal indicaron que lo usaban para registrar lo que comían, al igual que hicieron el 81% de los lectores que usaron SparkPeople, otro producto que tiene aplicación y sitio web. Lo mismo hicieron el 68% de los que usaron Weight Watchers, que ofrece programas de seguimiento de ejercicio, comida y peso para los miembros inscritos en su página web y a través de su aplicación. Como era de esperar, los encuestados calificaron a esas tres dietas con las mejores calificaciones en cuanto a conocimiento sobre calorías.

Un encuestado que perdió más de 40 libras utilizando MyFitnessPal dijo lo siguiente sobre el nutricionista que consultó: “me dio un montón de papeles para registrar mi consumo diario. Usar una aplicación del teléfono parecía ser una forma más fácil e inteligente de hacerlo. Funcionó para mí. Sin trucos ni fórmulas mágicas, solo con disciplina”.

Ajuste sus expectativas

A pesar de que los lectores que terminaron sus dietas perdieron peso, esperaban perder aún más. Las personas que usaron Weight Watchers coincidieron en su mayoría en este aspecto: los encuestados querían perder un promedio de 40 libras, pero solo el 13% estuvo a 5 libras de alcanzar el peso que se habían puesto como meta. No alcanzar las expectativas claramente decepcionó a nuestros lectores. Los que alcanzaron su peso meta estuvieron más satisfechos con su dieta que aquellos que no lo lograron.

Nuestros asesores médicos indican que las personas a dieta con frecuencia sobrestiman cuánto peso pueden bajar de manera realista, quizás sin darse cuenta que perder tan poco como 5 a 10% del peso inicial puede ofrecer verdaderos beneficios para su salud.

Y en eso nuestros lectores sí tuvieron éxito. Casi el 45% de los encuestados perdió 10% o más de su peso corporal inicial. En otras palabras: Tómese con más ligereza su pérdida de peso.

Defina su estilo de alimentación

Algunas dietas en nuestra lista se crearon eliminando o restringiendo mucho categorías importantes de comida. Entre ellas se incluyen la Dieta Atkins, la Dieta Paleo, las etapas iniciales de la Dieta South Beach y la categoría que abarca todas las “dietas bajas en carbohidratos” genéricas. De estas últimas, la Dieta Paleo fue la más apreciada, con puntajes de satisfacción del lector significativamente mayores que los de otras.

Pero cuando se trataba de la variedad dietética y la inclusión de alimentos favoritos los lectores les otorgaron a todos bajas puntuaciones.

paleo

Para algunos, la restricción es lo que hace atractivas estas dietas. “Las dietas bajas en calorías se reducen a menudo en calidad, pero no en cantidad”, señala Sciamanna. “Si elimina harina blanca y azúcar de la dieta, la base de lo que come en exceso la gente, sería en realidad una forma más rápida de aprender a comer bien”.

Por el contrario, Weight Watchers, MyFitnessPal y SparkPeople obtuvieron puntuaciones altas por parte de los lectores en lo que se refiere a la variedad dietética. Eso no es ninguna sorpresa ya que usted puede hacer uso de esas dietas y herramientas sin tener que comprar productos alimenticios de marca.

“No creemos que sea práctico que la gente tenga que seguir recomendaciones dietéticas rígidas a largo plazo”, indica Mike Lee, cofundador de MyFitnessPal. “Si desea tomar una copa de vino en la cena, puede almorzar algo más ligero o ir a correr. Depende de usted cómo distribuye las calorías en su haber”.

Los médicos parecen estar de acuerdo en que la pérdida de peso se puede lograr de forma segura si la ingesta de calorías se reduce lo suficiente como para lograr una pérdida de peso promedio de 1 a 3 libras por semana. “Aunque, la pérdida de peso es segura para la mayoría de la gente saludable, cada persona reacciona diferente, y si usted presenta problemas especiales como diabetes o enfermedades cardíacas es buena idea ir a consultar a su médico”, indica Sachiko St. Jeor, R.D., Ph.D., profesora emérita de medicina interna de University of Nevada School of Medicine, asesora de este proyecto. “Si pierde peso demasiado rápido, podría sufrir complicaciones médicas inesperadas. Para las dietas por debajo de 1,000 calorías al día, necesita tomar precauciones a fin de evitar una insuficiencia de nutrientes”.

¿Cocinar o no?

Tres de las dietas comerciales en nuestras Calificaciones (Jenny Craig, Medifast y Nutrisystem) se realizan a través de membresías y el consumo de comidas y alimentos de marcas registradas, empaquetadas y de porciones controladas como los licuados y las barras energéticas. Estas comidas se complementan con alimentos que usted compre, y que incluyen frutas y verduras frescas.

Los lectores que siguieron las dietas de Medifast, Jenny Craig o Nutrisystem fueron reportaban con más frecuencia que dependían exclusivamente de los productos y consejos de su plan mientras hacían su dieta. Slim-Fast también utiliza suplementos alimenticios, pero no se incluye en esta categoría.

Ello se debe a que, como grupo, las personas que siguieron un régimen de dieta Slim-Fast lo hicieron de forma más personal y por sí mismos, combinando consejos o productos de otros planes dietéticos.

Las dietas con sustitutos alimenticios comerciales obtuvieron calificaciones moderadas o mínimas en lo que se refiere a la variedad de alimentos. Pero a una significativa minoría de personas a dieta, 17% con Jenny Craig, 23% con Medifast y 38% con Nutrisystem, no les gustó el sabor de las comidas precocinadas. Y una de cada cinco personas que realizan dietas con dichos planes indicó que el costo era más alto de lo que se les hacía creer.

En los tres primeros meses bajo el régimen de los planes, los clientes de Jenny Craig gastaron un promedio de $809, los de Medifast $667 y los de Nutrisystem $582.

nutrisystem

Aun así, nuestros consultores indican que esas dietas pueden ser una buena opción para el creciente número de estadounidenses que pocas veces cocina, ya sea por falta de interés y conocimiento, o porque están muy ocupados. “Cocinar es realmente trabajoso para muchas personas”, indica Sciamanna.

Una encuestada que seguía la dieta South Beach nos dijo que aunque le gustaba no tener que “comprar alimentos específicos mencionados en el plan de South Beach Diet”, al final sentía que “pasaba más tiempo comprando, preparando verduras, cocinando y haciendo los almuerzos”.

Por el contrario, a un cliente satisfecho con Jenny Craig le gustaba cómo “los deliciosos alimentos preenvasados hacían que la hora de comer fuera tan sencilla”, pese a que el costo era “más caro de lo debido”.

Priorice los cambios en su estilo de vida

“Si alguien va a realizar un cambio permanente en su peso corporal, probablemente necesite realizar cambios fundamentales en sus patrones dietéticos y de estilo de vida”, indica Lichtenstein de la Universidad de Tufts.

Nuestros encuestados parecen estar de acuerdo. Aquellos que dijeron que su dieta tenía cambios de estilo de vida fáciles de incorporar en su vida diaria fueron probablemente los más contentos en comparación a aquellos que no lo hicieron. Y en ese punto, MyFitnessPal sobresalió. Los encuestados estaban aún más complacidos con las dietas que les enseñaban estrategias generales de autocontrol.

También preguntamos si las dietas promovían cambios específicos y positivos en su estilo de vida. En cuanto a ser alentados a consumir más frutas y verduras, los encuestados les otorgaron puntajes altos a Weight Watchers, la dieta Paleo, mediterránea y del índice glucémico. Weight Watchers y SparkPeople obtuvieron los puntajes más altos por promover el ejercicio.

Obtenga lo mejor de weight watchers

Profundizamos un poco más en los resultados de la encuesta de Weight Watchers ya que muchos de nuestros encuestados afirmaron haberlos utilizado. Cerca de dos terceras partes afirmaron haber asistido a las reuniones grupales en persona, que pueden complementarse con las herramientas en línea de Weight Watchers. Los demás solo siguieron la dieta en línea.

weight watchers

A partir de estas afirmaciones, si desea sacar lo mejor de su membresía en Weight Watchers, debe asegurase de asistir a las reuniones. Los lectores que asistieron obtuvieron puntajes de satisfacción un poco más altos en general. Y un porcentaje mucho mayor, de aquellos que asistieron a las reuniones, reportaron que Weight Watchers les había enseñado estrategias de autocontrol. Además, los asistentes a las reuniones también perdieron más peso que los lectores que siguieron las dietas en línea.

Sciamanna indica que esos resultados tienen sentido: “cuando asistes a un grupo, adquieres responsabilidad ante otro ser humano y la creencia de que el cambio es posible, porque cuando miras alrededor, observas que a alguien le va bien. Creo que los programas presenciales nunca van a desaparecer, ya que probablemente siempre lo van a hacer mejor. Me sorprendería si sucediera lo contrario, ya que somos seres sociables”.

¿Cuánto peso perdieron los lectores?

Descubrimos que incluso los encuestados con la misma dieta tenían experiencias muy diferentes al perder peso.

El peso inicial parece afectar la cantidad de libras que la persona a dieta espera perder. Por ejemplo, los hombres en nuestra encuesta, que en promedio comenzaron con una masa corporal más alta, perdieron más libras que las mujeres. Otra posible razón para la variación es que algunos de los que estaban a dieta se mantenían con su plan más tiempo que otros.

Otros factores podrían ser la mala memoria o la renuencia para reportar el peso perdido.

Debido a que las personas a dieta tuvieron experiencias tan diversas, presentamos el rango típico de pérdida de peso para hombres y mujeres para cada dieta. Se excluyó al pequeño porcentaje que ganó peso. Las dietas están organizadas por orden alfabético, según el tipo de plan. También se muestra el número promedio de meses en cada dieta que reportaron los lectores.

¿Cocinar o no?

Tres de las dietas comerciales en nuestras Calificaciones (Jenny Craig, Medifast y Nutrisystem) se realizan a través de membresías y el consumo de comidas y alimentos de marcas registradas, empaquetadas y de porciones controladas como los licuados y las barras energéticas. Estas comidas se complementan con alimentos que usted compre, y que incluyen frutas y verduras frescas.

Los lectores que siguieron las dietas de Medifast, Jenny Craig o Nutrisystem fueron reportaban con más frecuencia que dependían exclusivamente de los productos y consejos de su plan mientras hacían su dieta. Slim-Fast también utiliza suplementos alimenticios, pero no se incluye en esta categoría.

Ello se debe a que, como grupo, las personas que siguieron un régimen de dieta Slim-Fast lo hicieron de forma más personal y por sí mismos, combinando consejos o productos de otros planes dietéticos.

Las dietas con sustitutos alimenticios comerciales obtuvieron calificaciones moderadas o mínimas en lo que se refiere a la variedad de alimentos. Pero a una significativa minoría de personas a dieta, 17% con Jenny Craig, 23% con Medifast y 38% con Nutrisystem, no les gustó el sabor de las comidas precocinadas. Y una de cada cinco personas que realizan dietas con dichos planes indicó que el costo era más alto de lo que se les hacía creer.

En los tres primeros meses bajo el régimen de los planes, los clientes de Jenny Craig gastaron un promedio de $809, los de Medifast $667 y los de Nutrisystem $582.

nutrisystem

Aun así, nuestros consultores indican que esas dietas pueden ser una buena opción para el creciente número de estadounidenses que pocas veces cocina, ya sea por falta de interés y conocimiento, o porque están muy ocupados. “Cocinar es realmente trabajoso para muchas personas”, indica Sciamanna.

Una encuestada que seguía la dieta South Beach nos dijo que aunque le gustaba no tener que “comprar alimentos específicos mencionados en el plan de South Beach Diet”, al final sentía que “pasaba más tiempo comprando, preparando verduras, cocinando y haciendo los almuerzos”.

Por el contrario, a un cliente satisfecho con Jenny Craig le gustaba cómo “los deliciosos alimentos preenvasados hacían que la hora de comer fuera tan sencilla”, pese a que el costo era “más caro de lo debido”.

Priorice los cambios en su estilo de vida

Nuestros encuestados parecen estar de acuerdo. Aquellos que dijeron que su dieta tenía cambios de estilo de vida fáciles de incorporar en su vida diaria fueron probablemente los más contentos en comparación a aquellos que no lo hicieron. Y en ese punto, MyFitnessPal sobresalió. Los encuestados estaban aún más complacidos con las dietas que les enseñaban estrategias generales de autocontrol.


 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Consumer Reports a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad