SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Vinculan el smog con las enfermedades cardiacas en las personas mayores

Vinculan el smog con las enfermedades cardiacas en las personas mayores

Un estudio muestra que unos niveles más altos de materia particulada grande son un problema

MARTES, 1 de diciembre de 2015 (HealthDay News) -- Las personas de edad avanzada que viven en ciudades con unos niveles altos de un tipo particular de contaminación atmosférica son más propensas a ser hospitalizadas por enfermedades cardiacas, según un estudio reciente.

El tipo de contaminación atmosférica en cuestión se conoce como materia particulada grande. Unos niveles más altos de este tipo de contaminación del aire se han vinculado con los proyectos de construcción, los vientos procedentes del desierto y la agricultura, según los investigadores.

Estas partículas microscópicas son más grandes que los contaminantes del aire liberados por los coches y las centrales eléctricas. Los científicos dicen que pueden tener un impacto significativo en la salud de las personas.

"Sospechábamos que había una asociación entre las partículas grandes y las consecuencias para la salud, pero antes carecíamos de investigaciones que lo respaldaran", comentó el líder del estudio, Roger Peng, profesor asociado de bioestadística en la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

"Este trabajo proporciona la evidencia, al menos respecto a los resultados en las enfermedades cardiovasculares. No tengo la impresión de que necesitemos otro estudio para convencernos. Ahora es el momento de actuar", dijo Peng en un comunicado de prensa de la universidad.

Pero aunque el estudio encontró una asociación firme entre la contaminación atmosférica con partículas grandes y las hospitalizaciones por enfermedades cardiacas, no fue diseñado para demostrar una relación de causalidad.

Los hallazgos aparecen en la edición de noviembre de la revista Environmental Health Perspectives.

El estudio contó con datos recogidos de una red de monitorización del aire establecida por la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. en 110 áreas urbanas de gran tamaño. Esta información se vinculó con los datos de Medicare de las hospitalizaciones de personas de a partir de 65 años de edad en estas regiones entre 1999 y 2010.

Durante el periodo del estudio, hubo más de 6 millones de hospitalizaciones por emergencias por problemas cardiacos y 2.5 millones de hospitalizaciones por problemas respiratorios. Las enfermedades respiratorias no se vincularon con unos niveles altos de partículas grandes. Pero la cantidad de hospitalizaciones por emergencias relacionadas con problemas cardiacos era más alta los días en que los niveles de estas sustancias contaminantes del aire eran elevados, reveló el estudio.

El lugar en que vivían los participantes afectó a las tasas de hospitalización por problemas cardiacos. Hubo concentraciones más altas de partículas grandes en la parte oeste de Estados Unidos, pero el número de hospitalizaciones por problemas cardiacos fue más alto en el este, lo que sugiere que algunas partículas son más dañinas que otras.

"El simple hecho de que las partículas tengan el mismo tamaño no significa que estén hechas del mismo material", explicó Peng. "Es posible que la composición química de las partículas en el este las hiciera más tóxicas".

Según la Ley de aire limpio, la Agencia de Protección Ambiental monitoriza las partículas más finas, y los estados han tomado medidas para limitar estos contaminantes, como, por ejemplo, unas limitaciones más fuertes a las emisiones de los coches. Las partículas grandes quizá sean más difíciles de controlar porque a menudo proceden de fuentes naturales, indicaron los investigadores.

No está claro de qué manera estas partículas procedentes del aire llevan a que se produzcan problemas de salud en todo el cuerpo. Los autores del estudio sugirieron que podría ser necesario que hubiera una red de monitorización nacional para estas partículas más grandes.

"Merece la pena que se replantee, a partir de estos nuevos datos", dijo Peng.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre los efectos en la salud de la contaminación atmosférica.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad