SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Valen la pena los ultrasonidos de rutina para las mujeres con senos densos?

Por Kathleen Doheny, Reportero de Healthday -
¿Valen la pena los ultrasonidos de rutina para las mujeres con senos densos?

Un estudio encuentra que la prueba tras una mamografía normal salva pocas vidas, pero aumenta los costos y los resultados falsos positivos

Una investigación reciente cuestiona el valor de las pruebas de ultrasonido para las mujeres con senos densos que han obtenido una mamografía normal.

Aunque se sabe que los senos densos son un factor de riesgo del cáncer de mama, esta estrategia cada vez más común no parece mejorar la supervivencia, pero sí aumenta "sustancialmente" los costos y los resultados falsos positivos, hallaron los investigadores.

"Realizar ultrasonidos a todas las mujeres con senos densos tras una mamografía negativa produciría relativamente pocos beneficios", dijo el investigador del estudio, Brian Sprague, profesor asistente de cirugía de la Universidad de Vermont.

En Estados Unidos, al menos 19 estados obligan a los médicos a informar a las mujeres sobre la densidad de sus senos tras una mamografía, según la información de respaldo del estudio. Entonces, quizá se aconseje a las que tienen senos densos que hablen con el médico sobre las pruebas complementarias.

También se están considerando leyes que hagan que esas notificaciones sean obligatorias en todo el país, señala el estudio.

"Hay que tener en cuenta que los ultrasonidos podrían conducir a biopsias innecesarias", planteó Sprague. "Hay una probabilidad pequeña de que podría salvar una vida, pero hay unas probabilidades mucho mayores de obtener un resultado falso positivo".

La densidad de los senos se categoriza en una escala de 1 a 4, en que el 1 se considera como los senos más grasos y el 4 como los senos menos grasos y más densos. Alrededor del 45 por ciento de las mujeres de 40 a 74 años tienen senos densos, halló Sprague en investigaciones anteriores.

Los senos densos tienen más tejido fibroso y glandular que tejido graso, lo que puede dificultar que un radiólogo detecte el cáncer de mama en una mamografía. Al igual que el cáncer, el tejido denso aparece blanco en la mamografía. El tejido graso es oscuro, de forma que cualquier cáncer es más visible.

Para el estudio, que aparece en la edición en línea del 9 de diciembre de la revista Annals of Internal Medicine, Sprague y su equipo utilizaron un modelo de simulación basado en computadora para observar tres escenarios. En uno, las mujeres solo recibieron mamografías de rutina. En el segundo, las mujeres con senos con una densidad de categoría 4 recibieron una mamografía y un ultrasonido. En el tercer escenario, Sprague agrupó a las categorías 3 y 4.

Usando información de bases de datos de vigilancia del cáncer de mama, los investigadores observaron cuántas muertes por cáncer de mama era probable que se previnieran al añadir el ultrasonido, y cuántas biopsias ocurrirían tras un ultrasonido falso positivo. También evaluaron los costos potenciales.

"La cantidad de muertes prevenidas es relativamente baja en comparación con los resultados falsos positivos", comentó Sprague.

Realizar ultrasonidos complementarios tras unas mamografías normales a 10,000 mujeres con senos densos de 50 a 74 años de edad cada año prevendría unas cuatro muertes por cáncer de mama, comentó.

"Al mismo tiempo, 3,500 de esas mujeres se habrían sometido a una biopsia", dijo, sin que se detectara cáncer.

El equipo de Sprague calculó entonces cuántos años de vida de buena calidad rendirían las pruebas adicionales. Por cada mujer, resultó en unas 10 horas, señaló.

Cuando se consideraron juntas las mujeres con densidad 3 y 4, la proporción de rentabilidad fue de 325,000 dólares por cada año de vida saludable obtenido. "En general, en Estados Unidos, la gente cree que unos 100,000 dólares por un año de vida de buena calidad obtenido es un buen estándar", apuntó Sprague.

Una especialista señaló que aunque el estudio es interesante, tiene limitaciones inherentes. Se sabe que el modelo de simulación en computadora que usaron los investigadores produce resultados creíbles, y que el ultrasonido complementario puede mejorar la detección, dijo la Dra. Courtney Vito, profesora clínica asistente de oncología quirúrgica del Centro Oncológico City of Hope en Duarte, California. Pero los médicos no lo han hecho durante suficiente tiempo para determinar si en realidad plantea una diferencia en la supervivencia de las mujeres, señaló.

"El cáncer de mama tiende a crecer más bien lentamente en la mayoría de los casos", dijo Vito, que no participó en el estudio.

Sprague y Vito se mostraron de acuerdo en que una evaluación más avanzada, la tomosíntesis digital, podría resultar ser una mejor prueba complementaria para las mujeres con un riesgo alto de cáncer de mama. Esta técnica de imagen en 3-D relativamente nueva aún no está ampliamente disponible.

Mientras tanto, dijo Vito, las mujeres que se enteren de que tienen senos densos pueden hablar con sus médicos sobre las ventajas y las desventajas de las pruebas complementarias.

Más información

Para más información sobre los factores de riesgo del cáncer de mama, visite la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad