SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Una planificación urbana inteligente puede reducir las enfermedades letales y mejorar la calidad del aire

Una planificación urbana inteligente puede reducir las enfermedades letales y mejorar la calidad del aire

Un estudio encontró un gran beneficio al limitar la expansión urbana y animar a que se ande y vaya en bicicleta

VIERNES, 23 de septiembre de 2016 (HealthDay News) -- Las ciudades que fomentan que se camine, que se vaya en bicicleta y que se utilice el transporte público pueden anticipar una reducción en enfermedades crónicas como la enfermedad cardiaca y la diabetes, sugiere un estudio reciente.

Los hallazgos provienen de un estudio internacional liderado por la Universidad de Melbourne, en Australia, y la Universidad de California, en San Diego (UCSD).

El objetivo era ver cómo el diseño de las ciudades (por ejemplo la distribución de las calles y el acceso a las compras a una distancia caminable) afecta el ambiente y la salud en lugares como Boston, Copenhague, Deli (en India), Londres y Sao Paulo (en Brasil).

Los miembros del equipo reportaron sus hallazgos el viernes durante una reunión de la Asamblea General de la ONU. Los hallazgos también aparecen en la última edición de la revista The Lancet.

"Se estima que la población mundial llegará a los 10 mil millones de personas en 2050, y tres cuartas partes de esa población vivirá en ciudades, de forma que la planificación urbana debe formar parte de una solución integral para afrontar los resultados adversos de salud", comentó en un comunicado de prensa de Lancet la coautora del informe, Billie Giles-Corti. Giles-Corti es investigadora líder del Centro de Excelencia en la Investigación sobre Comunidades Habitables y Saludables NHMRC de la Universidad de Melbourne.

Dijo que en el siglo XIX, la planificación urbana ayudó a controlar los brotes de enfermedades infecciosas a través de mejoras en las instalaciones sanitarias, las viviendas y los esfuerzos por separar las viviendas de las áreas industriales.

"Hoy en día, hay una oportunidad real para que la planificación urbana reduzca las enfermedades no contagiosas y los traumatismos en las carreteras, y para fomentar de forma más amplia la salud y el bienestar", añadió Giles-Corti.

Los investigadores usaron modelos computarizados para estudiar varios factores que podrían afectar la calidad de vida en una ciudad. Entre ellos: qué tan lejos las personas deben desplazarse para hacer las compras, la disponibilidad y la seguridad de los senderos para bicicletas, y el acceso al transporte público.

Específicamente, el equipo intentó calcular cómo la salud pública se vería afectada si las ciudades grandes fueran un 30 por ciento más compactas. Los investigadores tomaron en cuenta los efectos de reducir el uso de coches en un 10 por ciento, y de reducir la distancia hasta el transporte público en un 30 por ciento.

Dijeron que medidas como construir carriles para bicicletas y cobrar más por parquear los coches no solo mejoran la calidad del aire, sino que también hacen que la gente sea más activa.

Si Boston implementara esas políticas, podría esperar que las tasas de enfermedad cardiaca se redujeran en un 15 por ciento, y las de diabetes tipo 2 en un 11 por ciento, señaló el equipo de investigación. Otras ciudades estudiadas obtendrían ganancias sanitarias similares.

"Tristemente, está claro que muchos líderes de ciudades de todo el mundo no están aplicando las lecciones de la investigación para hacer que las ciudades sean lo más saludables posible. Un problema actual es mejorar la comunicación de esta evidencia a los líderes de las ciudades, y encontrar incentivos para que busquen y apliquen las evidencias", planteó en el comunicado de prensa el coautor del estudio James Sallis, profesor de medicina familiar y salud pública de la UCSD.

Más información

Para más información sobre una vida saludable, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad