SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Tomar sol provoca adicción

Por -
Tomar sol provoca adicción
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Libera sustancias que a nivel cerebral generan el mismo placer que algunas drogas adictivas. Un gran hallazgo que explicaría por qué las personas siguen bronceándose, a pesar de saber que daña su salud.

En verano, las playas se llenan de gente que pasa largas jornadas al sol en busca de un bronceado que, paradójicamente, creen que los hace lucir más saludables. A muchos, ni siquiera conocer el riesgo de enfrentar el cáncer de piel les hace cambiar de idea.

Pero ahora los científicos saben por qué. La explicación (sencilla y reveladora) podría estar en que tomar el sol crea adicción: actúa de forma similar a la morfina y la heroína, dicen los científicos.

¿Cómo actúan los rayos solares en nuestro cerebro? Un estudio publicado en la revista Cell afirma que la exposición crónica a los rayos ultravioleta provoca la liberación de endorfinas, las hormonas del bienestar. Éstas actúan de la misma manera que los analgésicos poderosos y la morfina, es decir, aliviando el dolor mediante la activación de los receptores opioides, lo que lleva a la dependencia física y a la necesidad que querer hacerlo una y otra vez.

Las conclusiones explican por qué las personas experimentan un deseo instintivo de estar al sol, a pesar de que todos saben los riesgos que implica para la salud.

"Esta información podría servir como un medio valioso para educar a las personas en reducir la excesiva exposición al sol con el fin de limitar el riesgo de cáncer de piel, así como prevenir el envejecimiento prematuro de la piel que se produce con la repetida exposición al sol", dijo el autor principal del estudio, David Fisher, del Hospital General de Massachusetts y la Universidad de Harvard.

Los científicos expusieron a roedores a rayos ultravioleta durante 6 semanas y encontraron que los niveles de endorfinas en el torrente sanguíneo, aumentaron a lo largo de una semana.

Tan grande es el placer que genera que, aún estando enfermas, muchas personas siguen exponiéndose al sol. Una investigación del Hospital Bispebjerg y la Universidad de Copenhague, en Dinamarca, realizada en 2013, halló que incluso las personas que ya han sido diagnosticadas con melanoma, siguen tomando sol.

"Es sorprendente que genéticamente estemos programados para volvernos adictos a algo tan peligroso como la radiación ultravioleta, que es probablemente el carcinógeno más común en el mundo", dice Fisher. 

Cáncer de piel

El cáncer de piel es el más común entre todos los tipos de cáncer. La mayoría de éstos cánceres se forman en las partes del cuerpo expuestas al sol, en las personas de edad avanzada o en quienes tienen un sistema inmunitario debilitado, según el Instituto Nacional del Cáncer (NIH).

En Estados Unidos, el número estimado de casos nuevos de cáncer de piel (no melanoma) en 2014 es de más de 2,000,000, y provocará alrededor de 1,000 muertes.

El melanoma, el tipo más grave de cáncer de piel, conforma menos del 2% de los casos de cáncer de piel, pero es la causa de la gran mayoría de muertes por este tipo de cáncer.

Para el año 2014, la Sociedad Americana del Cáncer estima que habrá aproximadamente 76,100 nuevos casos de melanoma (alrededor de 43,890 hombres y 32,210 mujeres) y que alrededor de 9,710 personas (6,470 hombres y 3,240 mujeres) morirán a causa de melanoma.

Más para leer

Cáncer y sol

¿Qué es el cáncer de piel?

Hugh Jackman tiene cáncer de piel

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad