Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Se puede detectar la "droga de la violación" en la bebida

Por Gabriela Garcia -
Crédito: DrinkSavvy

Mike Abramson tuvo un incidente en un bar de Boston, cuando luego de tomar un sorbo de su bebida sintió un intenso mareo. El joven se dio cuenta de que su bebida había sido “enriquecida” con una droga, y el incidente lo inspiró para inventar un producto que pudiera detectar las “date rape”, o drogas de las que comúnmente se utilizan en las citas. 

Mike es graduado en el Instituto Politécnico de Worcester, y con ayuda de sus antiguos profesores de química hicieron pruebas con sorbetes plásticos, tazas y agitadores, y lograron que éstas cambiaran de color al entrar en contacto con bebidas que contengan la droga. 

Millones de hombres y mujeres son víctimas de las sustancias que facilitan el acceso sexual o DFSA, sus siglas en inglés (Drug Facilitated Sexual Assault) también conocidas como las drogas de la violación o “date rape”. Se trata de una anestesia quirúrgica conocida comercialmente como Rohypnol, que coloca en el vaso y al mezclarse con el alcohol, deja a la víctima inconciente y sin poder defenderse ante una agresión sexual. Además produce amnesia, por lo que no recuerdan lo sucedido. 

Luego de patentar su invento, Abramson formó la compañía DrinkSavvy, pero está en busca de inversores para que el producto pueda ser lanzado y comercializado en forma masiva. El mercado ya ofrece un sistema para detectar la presencia de Rohypnol en las bebidas; se trata de tiras que se sumergen en el trago. Las mismas no fueron desarrolladas por la compañía de Abramson, quien dice que hay muchas personas renuentes a utilizarlas porque no son discretas. 

Habría que decidir qué es menos engorroso, si llevar una tiras para testear el contenido del vaso o sacar de la cartera o la billetera un sorbete o un agitador para la ocasión. Lo ideal es que estos sorbetes o vasos se pudieran fabricar a un precio accesible y que estén a disposición de los usuarios en bares, clubes y universidades.

El saber que hay un dispositivo de control bien a mano, tal vez ayude a reducir el peligro de DFSA, y disuadir a quienes se quieran abusar de su compañero de cita. 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo