SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Relacionan la socialización con la privación del sueño entre personas extravertidas

Relacionan la socialización con la privación del sueño entre personas extravertidas

Relacionan la socialización con la privación del sueño entre personas extravertidas Un estudio halla que el hecho de que una persona sea sociable o no podría afectar su necesidad de sueño

MARTES, 2 de noviembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Los investigadores han hallado que los extravertidos son más vulnerables a los efectos de la privación del sueño luego de mucha actividad social que cuando están solos.

En el nuevo estudio participaron 23 personas extravertidas (personas sociables y sin reservas) y 25 introvertidos (reservados y tímidos) de entre 18 y 39 que se asignaron al azar a un "grupo socialmente enriquecido" o un "grupo socialmente empobrecido".

Los del grupo socialmente enriquecido pasaron doce horas (entre las 10 de la mañana y las 10 de la noche) interactuando con técnicos investigadores jugando cartas y juegos de maza, resolviendo rompecabezas y teniendo discusiones de grupo y viendo películas. Los del otro grupo realizaron actividades similares por sí mismos en habitaciones privadas.

Los introvertidos de ambos grupos no mostraron diferencias en vulnerabilidad a la privación subsiguiente del sueño. Sin embargo, los extravertidos del grupo de actividad social tuvieron más probabilidades de experimentar problemas del sueño que los del grupo de aislamiento social, según Tracy L. Rupp, psicóloga investigadora del Centro de Psiquiatría y Neurociencia Militar del Instituto Walter Reed de Investigación del Ejército en Silver Spring, Maryland.

"La capacidad de los introvertidos para resistirse a la pérdida del sueño resultó relativamente poco afectada por el ambiente social. A grandes rasgos, los valores actuales también podrían ser interpretados de manera más general para sugerir que las experiencias en la vigilia, junto con la interacción con características individuales, influyen sobre la vulnerabilidad a la pérdida subsiguiente de sueño", señalaron los autores del estudio en un comunicado de prensa de la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño (American Academy of Sleep Medicine).

Los autores también explicaron que, debido a que las interacciones sociales podrían conducir a fatiga en las regiones cerebrales que controlan la atención y la alerta, los niveles elevados de estimulación social podrían incrementar la necesidad de sueño. Sin embargo, algunas personas podrían ser resistentes a la pérdida de sueño, una característica que podría relacionarse con la genética. En particular, la gente que tiende a la introversión podría tener mayor resistencia a la privación del sueño, anotaron.

Los hallazgos del estudio aparecen en la edición del 1 de noviembre de la revista Sleep.

Los hallazgos podrían tener significación en aquellas ocupaciones que exigen que los trabajadores permanezcan alerta durante períodos de tiempo prolongados. Los investigadores señalaron que esta capacidad podría depender de ciertos rasgos de la personalidad.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre el sueño y sus trastornos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad