SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Relacionan el piercing de metal en la lengua con mayor riesgo de infección

Por Charnicia Huggins, Reportero de Healthday -
Relacionan el piercing de metal en la lengua con mayor riesgo de infección

Un estudio halla que los pendientes de plástico albergan menos bacterias

MIÉRCOLES, 19 de enero (HealthDay News/HolaDoctor) -- Si está pensando en ponerse un piercing en la lengua como forma de expresión, tenga en cuenta que una nueva investigación sugiere que si el pendiente usado es de metal o plástico marca la diferencia en cuanto a las probabilidades de infección.

Los pendientes de acero inoxidable podrían recoger más bacterias que los de plástico, lo que incrementa potencialmente el riesgo de infección y otras complicaciones, según un equipo de investigadores europeos.

"Los consumidores deberían evitar los pendientes de acero inoxidable y titanio en la lengua y optar mejor por pendientes de plástico, no solo por las bacterias y el riesgo potencialmente mayor de infecciones locales en el conducto del piercing, sino también debido al riesgo de dientes astillados y al deterioro de las encías", apuntó la autora, Dra. Ines Kapferer, de la Universidad Médica de Innsbruck de Austria, en una declaración.

Los dientes astillados y el deterioro de las encías así como la enfermedad de las encías, son algunas de las complicaciones a largo plazo asociadas con los piercings en la lengua, según una investigación anterior. Las primeras complicaciones incluyen dolor, inflamación, sangrado prolongado y dificultades para tragar. Y lo que es más, la boca contiene tantas bacterias que el procedimiento de perforación para el piercing en sí mismo podría elevar el riesgo de infección, una de las complicaciones más comunes de perforar la lengua.

Una fuente de infección podrían ser las capas finas de bacterias, llamadas biopelículas, que cubren los piercings y que actúan como reserva de gérmenes, de acuerdo con Kapferer y colegas. Especularon que usar materiales de piercing menos susceptibles a la acumulación de biopelículas podría reducir el riesgo de infección. Para probar esta teoría, los autores del estudio reclutaron a estudiantes de ambos sexos a lo largo de Innsbruck que tenían la lengua perforada desde hacía al menos seis meses.

Tras realizar exámenes dentales, los investigadores volvieron a colocar de forma aleatoria en los estudiantes pendientes de uno de cuatro materiales comunes. acero inoxidable, titanio o uno de dos tipos de plástico. Los pendientes se extrajeron después de dos semanas y se tomaron muestras microbiológicas de los mismos, del lugar de la perforación y de la lengua.

Se recogieron un total de 80 especies diferentes de bacterias de varios sitios y la lengua albergaba a la mayoría, informaron los investigadores en la edición en línea del 18 de enero de Journal of Adolescent Health.

18 especies de bacterias abundaban más en el lugar de la perforación que en la lengua y seis especies eran más prevalentes en los pendientes que en la lengua. Otras ocho especies eran más abundantes en los pendientes que en el lugar de la perforación.

Los pendientes de acero inoxidable eran los principales culpables, ya que representaban el mayor recuento de bacterias, seguidos, aunque en un grado mucho menor, de los pendientes de titanio, informaron los investigadores. Las bacterias encontradas en estos metales incluían bacterias conocidas por causar infecciones en todo el cuerpo, como la Staphylococcus aureus y la Haemophilus influenza. Ambos metales tenían un recuento mucho más alto de bacterias que los pendientes de plástico.

Aún así, esta acumulación de bacterias podría no ser la mayor preocupación, apuntó la Dra. Valerie Murrah de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. "Como patóloga oral, me preocupan las infecciones en la lengua", señaló al destacar la importancia de que se usen técnicas de esterilización para la perforación.

Entre los 80 participantes del estudio, cuya edad oscilaba entre los 16 y 36 años, 23 (29 por ciento) también informaron sobre el deterioro de las encías y cuatro (5 por ciento) tenían al menos un diente astillado. En promedio, la mayoría había tenido un piercing en la lengua durante cinco años.

"Sin importar el tipo de material [del pendiente], este va a rozar la parte posterior de los dientes frontales", señaló la Dra. Ruchi Nijjar Sahota, dentista de Fremont, California. "La mayoría de los pacientes que he visto han desarrollado o una infección de las encías o sufrido algún tipo de trauma en sus dientes debido al aro de la lengua", señaló Sahota, que también es asesora del consumidor de la American Dental Association.

La American Dental Association se opone actualmente a la colocación de piercing en la lengua por complicaciones potenciales, de acuerdo con su declaración en línea.

Sin embargo, Sahota se abstuvo de advertir contra la colocación de piercing en la lengua. "No quiero ser una aguafiestas", señaló. "Solo tome en cuenta el riesgo de lo que hace".

"Hay otras formas menos peligrosas", agregó Murrah. "Solo tenemos dos juegos de dientes".

Más información

Para más información sobre el piercing en la lengua, visite la American Dental Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad