SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Primer caso de peste bubónica en Michigan

Por -
Primer caso de peste bubónica en Michigan
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Michigan (MDHHS) confirmó el lunes 14 de setiembre que un residente del condado de Marquette se está recuperando después de haber sido tratado por la peste bubónica. Conoce cómo se transmite y en qué zonas es más frecuente esta enfermedad.

Una persona se enfermó en Michigan y tras presentar síntomas similares a la gripe, tales como escalofríos, fiebre y dolor corporal, fue diagnosticada con la peste bubónica. Acababa de regresar de un área de Colorado, donde se reportó en estos últimos meses, actividad de la también llamada plaga.

Los funcionarios de salud informaron que éste es el primer caso de la plaga en Michigan, y el número 14 a nivel nacional en lo que va de este año. En la zona oeste de EE.UU. hubo 4 casos mortales en 2015.

Los funcionarios de salud informaron que no debe haber preocupación por el contagio de persona a persona. 

Las 7 bacterias más asesinas

A nivel nacional, se reportan un promedio de 3 casos de peste bubónica cada año, pero en la región oeste se está registrando un aumento inusual de casos, cuyas razones se desconocen.

"Las personas que están viajando y recreándose al aire libre en ciertos estados, deben ser conscientes del riesgo de exposición a la peste," dijo el Dr. Eden Wells, médico del MDHHS. "Usar repelente de insectos en la ropa y en la piel y asegurarse de que las mascotas reciban tratamientos regulares para las pulgas, son las mejores medidas de prevención" agregó.

La peste no se registra habitualmente en Michigan, por eso provocó asombro. La mayoría de casos tienen lugar en las zonas rurales de los estados occidentales, en el norte de Nuevo México, el norte de Arizona y el sur de Colorado, en California, el sur de Oregon, y en Nevada occidental, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Una de las razones que hacen que se limiten a esas zonas, es que no todos los roedores portan la enfermedad, dijo el doctor Amesh Adalja, de la Universidad de Pittsburgh.
"Los perros de la pradera (Prairie dogs) son una de las especies de roedores que sirven como reservorio de la peste, y viven en las zonas antes mencionadas" de Estados Unidos. Por esta razón, esta línea de longitud del Meridiano 100 es llamada la "línea de la peste", dijo Adalja.

Qué es la peste bubónica

Es una zoonosis bacteriana provocada por la bacteria Yersinia pestis. El ciclo de transmisión de la peste, según informan los CDC es el siguiente: las pulgas se infectan al alimentarse de roedores, como ardillas, perros de las praderas, ratones y otros mamíferos infectados con la bacteria y luego la transmiten a los seres humanos y a otros mamíferos. Las bacterias sobreviven unos días en la sangre de los roedores y por períodos más largos en las pulgas.

La peste es una enfermedad rara en EE.UU., en las últimas décadas, se registraron sólo entre 7 a 10 casos anuales.

Pero en vista del aumento de los casos en 2015, ¿puede volver a ser una amenaza en el país? A pesar del aumento de casos, el especialista Adalja señaló que las personas tienen más probabilidades de ser infectadas por enfermedades transmitidas por garrapatas, como la enfermedad de Lyme, que por la peste.

Pero si visitan las zonas señaladas antes, pueden tomar medidas para protegerse, utilizando ropa de protección (como pantalones largos metidos en los calcetines) y no olvidar el repelente de insectos cada vez que están al aire libre, agregó el experto.

Además, no deberían alimentar a las ardillas y otros roedores, y no deben tocar roedores muertos sin el equipo de protección adecuado.

Mató a millones de personas

La peste bubónica puede ser una enfermedad muy grave para el ser humano, con una tasa de letalidad que oscila entre el 30% y el 60%, si no se trata. 

A lo largo de la historia, la peste ha provocado una gran mortalidad. En el siglo XIV causó la muerte de 50 millones de personas, aproximadamente la mitad en Asia y África, y la otra mitad en Europa, donde pereció la cuarta parte de la población.

Las personas infectadas suelen presentar síntomas similares a los de la gripe, tras un periodo de incubación de 3 a 7 días, tienen aparición súbita de fiebre, escalofríos, dolor de cabeza y malestar general, debilidad, vómitos y náuseas. Pero en las fases avanzadas, donde se produce la propagación directa de la bacteria por el torrente sanguíneo, provoca llagas supurantes.

Si no se trata enseguida, la peste puede provocar la muerte en poco tiempo, por lo que el diagnóstico precoz y el tratamiento inmediato con antibióticos son esenciales para la supervivencia y para reducir las complicaciones.

Te puede interesar

Hospitales, lugar de millones de bacterias

Alimentos que matan a las bacterias

Cómo preparar pollo libre de bacterias

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad