SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Perder peso podría ayudar a controlar una arritmia cardiaca común

Perder peso podría ayudar a controlar una arritmia cardiaca común

Perder peso y no volver a recuperarlo mejora la fibrilación auricular, sugieren unos estudios

DOMINGO, 8 de noviembre de 2015 (HealthDay News) -- Los pacientes con sobrepeso tratados por un tipo común de arritmia cardiaca son menos propensos a sufrir una recaída si pierden el peso de más y mantienen un peso más saludable, sugieren dos nuevos estudios.

La fibrilación auricular es un latido cardiaco irregular y con frecuencia acelerado en que están involucradas las dos cámaras superiores del corazón, y que conduce a un flujo sanguíneo defectuoso por todo el cuerpo. Se puede corregir mediante la ablación cardiaca, un procedimiento usado para las arritmias.

Pero alrededor del 30 por ciento de los pacientes necesitan repetir el procedimiento para permanecer libres de fibrilación auricular, apuntó en un comunicado de prensa del Centro Médico Intermontañas el investigador líder, el Dr. Jared Bunch, director de electrofisiología del Instituto Cardiaco del Centro Médico Intermontañas, en Salt Lake City.

"Tanto médicos como pacientes con frecuencia preguntan qué más se puede hacer para que el procedimiento sea más efectivo, y los resultados de estos estudios ofrecen una respuesta convincente", dijo.

Debido a que la obesidad es una causa común de la fibrilación auricular, según los investigadores, decidieron ver qué efecto perder peso y mantener esa pérdida podría tener sobre el control del ritmo cardiaco irregular.

El primer estudio incluyó a más de 400 pacientes tratados con ablación cardiaca por la fibrilación auricular. Los investigadores siguieron su salud durante tres años.

El estudio encontró que las personas que mantuvieron su peso o aumentaron de peso eran más propensas a sufrir una recurrencia de la fibrilación auricular. Pero perder al menos 10 libras (4.5 kilos) y no recuperarlas se asoció con unas mejoras significativas en el éxito del procedimiento. Los investigadores anotaron que los pacientes que perdieron peso y luego lo recuperaron tuvieron las tasas más altas de recaída.

"Este estudio muestra que una de las maneras más potentes de mejorar los resultados tras una ablación cardiaca está bajo el control del paciente", señaló Bunch. "Al igual que con todas las afecciones cardiacas, perder peso es solo una pieza del rompecabezas. Los pacientes también tienen que evitar recuperar el peso durante hasta un año. Los pacientes que recuperaron el peso rápidamente, o que incluso aumentaron el peso que tenían cuando se hicieron la ablación, tuvieron unos peores resultados".

Para el segundo estudio, los mismos investigadores siguieron a más de 1,500 pacientes durante tres años. Los separaron en cuatro grupos según su índice de masa corporal (IMC), un cálculo aproximado de la grasa corporal de una persona que se basa en su estatura y su peso. En el primer grupo había participantes con un IMC de menos de 20 (de peso bajo). Los del segundo peso tenían IMC de 21 a 25 (peso normal), mientras que los del tercer grupo tenían un IMC de 26 a 30 (sobrepeso). Las personas del cuarto grupo tenían un IMC mayor de 30 (obesidad).

El estudio reveló que la recurrencia de la fibrilación auricular tras la ablación cardiaca se reducía junto con el IMC de los pacientes. Las mayores tasas de insuficiencia cardiaca se observaron entre los que tenían los IMC más bajos y los IMC más altos.

"Encontramos que cuando se trata de la fibrilación auricular, perder peso en general parece ser beneficioso a todos los niveles. Pero las personas con peso bajo, a pesar de tener unas tasas más bajas de fibrilación auricular, tienen unas tasas más altas de accidente cerebrovascular y muerte, similar a las personas que tienen mucho sobrepeso", apuntó Bunch.

Añadió que estos hallazgos muestran que perder peso en moderación es útil. También dijo que es importante que las personas se hagan más activas y que se ejerciten a diario. Las personas con fibrilación auricular también deben tomar anticoagulantes según las indicaciones.

Los hallazgos se presentaron el domingo en la reunión anual de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) en Orlando, Florida. Los hallazgos presentados en reuniones generalmente se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

La Asociación Americana del Corazón tiene más información sobre la fibrilación auricular.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad