SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Nuevo paso hacia una vacuna contra la hepatitis C

Por -
Nuevo paso hacia una vacuna contra la hepatitis C
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Actualmente no existe ninguna vacuna para la hepatitis C, una enfermedad infecciosa que afecta principalmente al hígado, sin embargo, científicos de la Universidad de Rutgers, una universidad estatal de Nueva Jersey, Estados Unidos, han dado un nuevo paso al identificar la estructura de una proteína de la superficie de la hepatitis C que podría ayudar a desarrollarla.

De acuerdo con lo publicado en la edición digital de Nature, los investigadores liderados por Joseph Marcotrigiano, profesor asociado de Química y Biología Química de Rutgers, encontraron una región externa de la hepatitis C que permite al virus evadir la respuesta del sistema inmunológico natural del cuerpo, causando infección persistente crónica.

La hepatitis C muta constantemente, lo que le permite infectar una célula huésped y evadir la respuesta inmune, causando una infección crónica que puede ser difícil de tratar. Mediante la identificación de la estructura de la proteína externa del virus, los científicos estarán en mejores condiciones de desarrollar una vacuna que dirija el sistema inmune a las regiones vulnerables al virus con el fin de prevenir la infección, explicó Joseph Marcotrigiano en un artículo difundido por la institución académica.

"Los virus son inteligentes y es una batalla constante mantenerlos alejados", "por ello, el desarrollo de una vacuna es muy importante. Siempre es mejor prevenir la infección a través de una vacuna efectiva que luego tratar cuando se ha establecido una infección crónica", aseguró el especialista.

El desarrollo de una vacuna contra la hepatitis C evitaría que las personas adquieran la enfermedad al permitir al sistema inmunológico producir más anticuerpos que combatan las infecciones para neutralizar el virus, estableció Marcotrigiano.

Hepatitis C

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que en el mundo hay unos 150 millones de personas que padecen la infección crónica por este virus y que más de 350,000 mueren al año por afecciones hepáticas vinculadas con él. Cada año se infectan con este virus entre 3 millones y 4 millones de personas en el mundo.

La mayoría de las personas que están infectadas con hepatitis C no tienen síntomas durante muchos años. Con un análisis de sangre se puede saber si una persona tiene el virus. Generalmente, la hepatitis C no mejora espontáneamente. La hepatitis C crónica es una enfermedad grave que puede derivar en problemas de salud a largo plazo, incluyendo daños en el hígado, insuficiencia hepática y cáncer de hígado, refiere la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

La hepatitis C generalmente se contagia cuando la sangre de una persona infectada por el virus de la hepatitis C entra en el cuerpo de alguien que no está infectado. En la actualidad, la mayoría de las personas se infectan con hepatitis C al compartir agujas u otros equipos para inyectarse drogas. Antes de que se comenzara a extender el uso de pruebas de detección en los bancos de sangre en 1992, la hepatitis C también se contagiaba comúnmente a través de transfusiones de sangre y trasplantes de órganos. Aunque han sido poco comunes, se han dado brotes de hepatitis C a causa de contaminación de la sangre en entornos médicos.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad