SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los medicamentos para la impotencia que se venden por Internet están llenos de riesgos

Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -
Los medicamentos para la impotencia que se venden por Internet están llenos de riesgos

Un estudio halla que muchos contienen toxinas, o bien demasiado o muy poco del ingrediente activo

LUNES, 31 de mayo (HealthDay News/DrTango) -- Las empresas que funcionan en Internet los comercializan, los hombres continúan comprándolos y los expertos no dejan de advertirles sobre los riesgos de los medicamentos falsificados para la disfunción eréctil.

Un estudio reciente, realizado en Corea del Sur que tenía previsto su presentación el lunes en la reunión anual de la Asociación Urológica Estadounidense (American Urological Association) en San Francisco, halla que estos medicamentos de imitación no solo podrían estar contaminados sino contener demasiado ingrediente activo o nada del todo.

El estudio halló que estos medicamentos podrían resultar particularmente peligrosos para los hombres que tienen hipertensión o enfermedad cardiaca.

¿El mensaje? Los expertos recomiendan mantenerse alejados de los medicamentos para la disfunción eréctil que se venden sin receta.

"Hay muchas estafas", aseguró el Dr. John Morley, director de geriatría y director encargado de endocrinología de la Universidad de San Luis. "Hay bastante evidencia de que muchas de las cosas que se compran por Internet en lugar de acudir a una farmacia regular podrían parecer más baratas o mejores, aunque generalmente no lo son y no funcionan".

Los medicamentos conocidos como inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5 (PDE5I) son usados ampliamente por hombres que tienen disfunción eréctil, aunque a veces por algunos que no tienen la afección. Quizá los más conocidos de esta clase sean sildenafil (Viagra) y tadalafil (Cialis). Desde su desarrollo en 1998, el mercado de estos y otros productos similares, legítimos o no, ha crecido como la espuma.

Los medicamentos para la DE están en cierta clase especial, teniendo en cuenta la naturaleza personal del problema y la renuencia de los hombres a hablar sobre el tema, incluso con un médico.

"Los hombres que tienen disfunción eréctil están preparados a probar cualquier cosa y en realidad intentan las cosas más descabelladas", aseguró Morley. "Prueban con todo lo que se parezca a Viagra, así que siempre habrá quién compre estas cosas".

En el estudio, el equipo de Corea del Sur comparó 19 medicamentos falsificados para la disfunción eréctil (DE) con Viagra recetado, obtenido directamente de Pfizer Pharmaceuticals, y con Cialis, proporcionado por Lilly.

Cerca de la tercera parte de las pastillas falsificadas eran de tamaño distinto a las originales y 42 por ciento eran de otro color.

El 58 por ciento contenía demasiado ingrediente activo, a veces hasta 2.4 veces más, mientras que 3 por ciento ni siquiera tenía ingrediente activo.

Algunos contenían compuestos no aprobados con el fin de promover la erección.

Según los investigadores, solo uno de los medicamentos falsificados contenía "ingredientes activos adecuados". Algunos contenían toxinas potenciales, como mercurio y plomo.

Hasta el Viagra genuino tiene sus riesgos, según anotan los expertos, sobre todo para los hombres que toman nitratos para el dolor en el pecho. Además, los medicamentos auténticos y los falsificados podrían interactuar de manera perjudicial.

"Todos estos medicamentos tienen efectos secundarios. Quizá esa sea la razón principal por la que los pacientes deberían obtenerlos por intermedio de un médico", señaló Morley. "Aunque estas cosas podrían costar menos, potencialmente tienen efectos secundarios mayores".

"Esperaríamos que para este momento, los hombres estarían complacidos de hablar con su médico, [pero], básicamente, siguen siendo tímidos", continuó.

Más información

Para más información sobre los medicamentos falsificados, visite la Organización Mundial de la Salud.

.-
Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad