SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Consejos para tratar los dolorosos callos

Por HealthDay/HolaDoctor -
Consejos para tratar los dolorosos callos
CRÉDITO: THINKSTOCK

Los callos se forman por la fricción o la presión ejercida sobre la piel, y hay varias formas de tratar estas áreas que con frecuencia son antiestéticas, según una experta.

"Los callos pueden desarrollarse en cualquier parte del cuerpo donde se produzca una fricción de forma repetida, como en la punta de los dedos de un guitarrista o en las palmas de las manos de un mecánico", comentó la Dra. Nada Elbuluk, profesora asistente de dermatología en el Centro Médico Langone de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

"Normalmente los callos aparecen en las puntas y los lados de los dedos de los pies, y en el metatarso, y las causas habituales son la artritis o una talla de zapatos no apropiada", explicó en un comunicado de prensa de la Academia Americana de Dermatología (American Academy of Dermatology).

Elbuluk también comentó que los callos en el pie podrían confundirse con verrugas plantares. Pero las verrugas plantares tienen unos puntos negros pequeños dentro, que en realidad son vasos sanguíneos pequeños. Y las verrugas plantares normalmente son más dolorosas cuando se aplica una presión a los lados de las mismas, explicó.

Si los callos le resultan un problema, Elbuluk ofreció algunos consejos para tratarlos.

Puede mojar el callo con agua caliente durante entre 5 y 10 minutos o hasta que la piel se ablande, sugirió. Luego, use una piedra pómez para limar el callo. Primero moje la piedra en agua caliente y luego haga movimientos circulares o hacia los lados para retirar la piel muerta. No quite demasiada piel porque, al hacerlo, podría provocar el sangrado y una infección, aconsejó.

Otro método es aplicar una loción o crema humectante con ácido salicílico, lactato de amonio o urea en la zona cada día. Esto ayuda a ablandar gradualmente los callos, explicó Elbuluk.

Para prevenir que los callos se irriten más aún, corte una pieza de tela suave de algodón en dos trozos con forma de media luna y colóquelos alrededor del callo, o rodee los callos con almohadillas adhesivas con forma de rosquilla. En la mayoría de las farmacias disponen de estos productos.

Los zapatos que no tienen el tamaño o la forma adecuada para su pie son una causa habitual de callos, indicó Elbuluk. Lo mejor es comprar zapatos al final del día, cuando los pies estén un poco hinchados. Pida a la persona que le esté atendiendo que le mida el pie, y no compre zapatos que le queden demasiado sueltos ni demasiado apretados, aconsejó.

Y mantenga las uñas de los pies cortas, comentó Elbuluk. Si son demasiado largas, las uñas de los pies pueden hacer que sus dedos se aprieten contra los zapatos y provocar así la formación de un callo.

"La mayoría de los callos desaparecen gradualmente cuando la fricción o la presión que los provocan desaparece", comentó Elbuluk en el comunicado de prensa.

Pero si usted no sabe qué ha provocado su callo, o si la piel endurecida le duele mucho, Elbuluk recomendó que vaya a un dermatólogo, podólogo u ortopedista certificado. Comentó que las personas que crean que tienen verrugas, y las personas con diabetes, también deberían ir al médico para que examine si tiene callos.

Más información

La Asociación Médica Podiátrica Americana (American Podiatric Medical Association) ofrece más información sobre los callos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad