SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

En los adultos de EE.UU. es menor la tasa de complicaciones por diabetes

Por Serena Gordon, Reportera de Healthday -
En los adultos de EE.UU. es menor la tasa de complicaciones por diabetes

Pero al mismo tiempo, las tasas de diabetes han aumentado más del triple, informan los investigadores

Las tasas de cinco complicaciones graves derivadas de la diabetes (las enfermedades cardiacas, los accidentes cerebrovasculares, las enfermedades renales, las amputaciones y la muerte) se han reducido drásticamente desde 1990, según muestra un nuevo estudio del gobierno estadounidense.

Las tasas de ataque cardiaco se han reducido en casi un 70 por ciento en las personas con diabetes. Las tasas de accidentes cerebrovasculares disminuyeron en más de un 50 por ciento, al igual que la de las amputaciones de las extremidades inferiores. Los fallecimientos por crisis hiperglucémicas se han reducido en casi un 65 por ciento, y el riesgo de enfermedad renal terminal disminuyó un 28 por ciento, según el estudio.

Las mayores reducciones en las complicaciones relacionadas con la diabetes se han producido con respecto al ataque cardiaco y al accidente cerebrovascular, sobre todo en las personas de a partir de 75 años de edad.

Pero no todas las noticias son buenas.

Durante el mismo periodo de tiempo en que las complicaciones de la diabetes se redujeron, las tasas de diagnósticos de diabetes aumentaron. En 1990, 6.5 millones de estadounidenses tenían diabetes. Para 2010, esa cifra era de más de 20.7 millones, según los autores del estudio.

Los expertos en la salud apuntan a la epidemia de obesidad como un factor contribuyente principal del aumento de los casos de diabetes tipo 2.

Y, aunque las tasas de complicaciones por la diabetes son significativamente más bajas que antes, siguen siendo mucho más altas que para los que no tienen diabetes. Por ejemplo, alguien con diabetes tiene un riesgo 6 veces mayor de sufrir una insuficiencia renal que alguien que no tiene la enfermedad. El riesgo de amputación es 10 veces más alto, mientras que el riesgo de ataque cardiaco es el doble, según el estudio.

"En general, este estudio trae buenas noticias. Las tasas de complicaciones por la diabetes se han reducido, y eso es un testimonio de lo que una buena atención médica y un buena autogestión pueden hacer", dijo el autor del estudio, Edward Gregg, jefe de la rama de epidemiología y estadísticas de la división de diabetología aplicada de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Para la persona promedio con diabetes, el riesgo de sufrir complicaciones es mucho menor que antes. Pero no quisiéramos enviar el mensaje de que esta batalla está ganada", añadió Gregg. "La generación de la posguerra está llegando a los años de riesgo alto de diabetes. Incluso si seguimos mejorando continuamente, el hecho de que la generación de posguerra se esté acercando a los años de mayor incidencia significa que habrá muchos casos en el futuro".

Los resultados del estudio aparecen en la edición del 17 de abril de la revista New England Journal of Medicine. Los datos de la investigación procedían de la Encuesta nacional de entrevistas de salud, la Encuesta nacional de altas hospitalarias, el Sistema de Datos Renales de los EE. UU. y el Sistema Nacional de Estadísticas Vitales de EE. UU.

En 1990, un poco más de 140,000 estadounidenses con diabetes sufrieron un ataque cardiaco. En 2000, esa cifra había aumentado hasta 191,000. En 2010, se había reducido hasta casi 136,000, según el estudio.

Una mirada más cercana a esas cifras de las enfermedades cardiacas, para ver cuántas personas por cada 10,000 personas con diabetes sufrieron un ataque cardiaco, muestra una reducción mucho más estable. En 1990, 141 de cada 10,000 personas con diabetes sufrieron un ataque cardiaco. En 2000, fueron 106 por cada 10,000 personas y en 2010 esa cifra se había reducido hasta un mínimo de 45.5 por cada 10,000 personas con diabetes, según el estudio.

La única categoría de complicaciones que no disminuyó más de un 50 por ciento fue la enfermedad renal terminal, aunque hubo una reducción de casi un 30 por ciento en dicha complicación. Gregg afirmó que es posible que las grandes reducciones en las otras categorías podrían estar ralentizando las tasas de mejora de la enfermedad renal. Las personas con diabetes podrían ahora estar viviendo lo suficiente como para llegar a una insuficiencia renal terminal, explicó.

El Dr. Joel Zonszein, director del centro clínico de diabetes del Centro Médico Montefiore de la ciudad de Nueva York, comentó que el nuevo estudio "nos muestra que tenemos una oportunidad. Un buen tratamiento puede prevenir las complicaciones por la diabetes. Cuando las tratamos de manera temprana y agresiva, a las personas con diabetes (tipo 1 o tipo 2) les puede ir bastante bien".

Zonszein dijo que cree que "la terapia médica está cambiando mucho las cosas en cuanto a las complicaciones". Eso incluye los medicamentos para rebajar el azúcar en la sangre, medicamentos para la hipertensión y medicamentos para reducir los niveles de colesterol, comentó.

Gregg añadió que unas mejores herramientas para gestionar los factores de riesgo de las complicaciones (como los medicamentos), junto con unos medios mejores de identificación de las personas con diabetes podrían haber contribuido a la mejora de las tasas de complicaciones. Señaló que la educación sobre la diabetes probablemente también haya jugado un papel importante en la caída de las complicaciones.

"Tenemos que seguir trabajando en la mejora de la atención médica, pero también tenemos que prestar más atención a la prevención de la diabetes en primer lugar", añadió Gregg.

Más información

Para más información sobre la prevención de las complicaciones por la diabetes, visite los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad