SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Qué hacer para protegerse de la ola de calor

Por HealthDay/HolaDoctor -
Qué hacer para protegerse de la ola de calor
CRÉDITO: ISTOCK

En las últimas semanas un calor con máximos históricos ha llegado al oeste y al suroeste de EE. UU., y ahora la costa este también se está tostando.

Se anticipa que las temperaturas desde Washington, D.C. hasta Boston aumenten por encima de los 90 ºF (32 ºC) el miércoles, y posiblemente durante varios días después de eso. Junto con la humedad, la temperatura del aire podría dar la sensación de ser de 100 ºF (38 ºC) o más en algunos lugares, según el Servicio Nacional de Meteorología de EE. UU.

Estas temperaturas altas conllevan una amenaza significativa para la salud, afirma una médica de la Facultad de Medicina Osteopática de la Universidad de Rowan, en Stratford, Nueva Jersey.

"Cualquier extremo en el clima puede ser inherentemente peligroso, pero las olas de calor iniciales de cada verano pueden ser particularmente peligrosas para las personas más vulnerables a las enfermedades relacionadas con el calor, incluyendo los niños, las personas mayores y las que tienen enfermedades crónicas", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Rowan la Dra. Jennifer Caudle, profesora asistente en dicha universidad.

La mayoría de las personas pueden adaptarse a los cambios de temperatura en aproximadamente una semana, pero algunas personas necesitan el doble de tiempo para hacerlo, señaló Caudle.

"Cuando la temperatura cambia rápidamente, como puede ser con una ola de calor repentina, nuestro cuerpo intenta mantener una temperatura corporal normal ajustando el flujo sanguíneo y la sudoración", dijo.

"Los cuerpos de los bebés y de las personas mayores no son capaces de hacer esos cambios tan fácilmente como los adultos sanos, lo que les deja con un riesgo más alto de sufrir enfermedades graves e incluso de morir", explicó Caudle.

Un promedio de 658 personas mueren en Estados Unidos cada año por el calor extremo, de acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. En la mayoría de los casos, estas muertes se producen en casas sin aire acondicionado.

"Muchas personas de edad avanzada tienen enfermedades o viven en situaciones que les hacen ser más propensos a sucumbir al calor", dijo Caudle.

Además de su incapacidad de adaptarse rápidamente a las temperaturas cambiantes, las personas mayores tienen menos probabilidades de sentir y responder a los cambios de temperatura, señaló. También "pueden tener un reflejo de sed más bajo que evita que beban la cantidad adecuada de líquido", añadió.

La preocupación por la seguridad y por temas económicos también podría hacer que las personas mayores se queden en casa con las ventanas cerradas, sin tener ni ventiladores ni aire acondicionado, indicó.

Los niños sufren también por el calor y nunca se les debería dejar solos en un coche aparcado.

En lo que va de año, al menos 15 niños a los que habían dejado en el coche han fallecido en EE. UU. por enfermedades relacionadas con el calor, dijo Caudle. Las temperaturas dentro de los coches pueden aumentar 20 grados en solamente 10 minutos, indicó.

"Si ve a un niño durmiendo en un coche aparcado, no dé por sentado que el niño simplemente está haciendo la siesta", dijo. "El estado de letargo y de confusión son señales de deshidratación o insolación, ambas afecciones médicas urgentes". ¿Cuál es su consejo? Saque al niño del coche y llame inmediatamente al 911. Una temperatura corporal alta podría llevar a se produzcan daños permanentes en el cerebro y en los órganos.

Si el termómetro aumenta en la zona en que usted vive, Caudle ofrece algunos consejos para mantenerse seguro:

  • Los niños deberían evitar las actividades al aire libre entre las 10 a.m. y las 3 p.m., cuando el sol da con más fuerza.
  • Aplíquese un filtro solar y vuélvalo a hacer con frecuencia.
  • Asegúrese de que los niños beben mucha agua, porque se deshidratan más rápidamente que los adultos.
  • Compruebe cómo están sus familiares o vecinos con una edad avanzada dos veces al día cuando haga calor.
  • Asegúrese de que las personas mayores llevan ropa holgada y ligera.
  • Evite las bebidas con cafeína o azucaradas, que pueden empeorar la deshidratación.
  • Si las personas mayores prefieren quedarse en interiores, pero no tienen aire acondicionado, llévelos a algún lugar donde haga fresco, como un centro comercial o una biblioteca.

Lleve a cualquier persona que muestre señales de enfermedad relacionada con el calor a una zona fría, añadió Caudle. Deles bastante líquido frío, sin cafeína y sin alcohol cada 10 o 15 minutos.

Las señales de advertencia de enfermedad por el calor incluyen la sudoración, el mareo, la debilidad, las náuseas, el enrojecimiento o el calentamiento de la piel, los desmayos, la sensación de confusión y los problemas con la coordinación o el equilibrio.

Busque ayuda médica inmediatamente si estos síntomas no mejoran con rapidez o empeoran. La insolación puede ser letal si no se trata de inmediato, dijo Caudle.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre la prevención de las enfermedades relacionadas con el calor.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad