SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las mordeduras de serpientes son un peligro creciente para los niños de EE. UU.

Por Don Rauf, Reportero de HealthDay -
Las mordeduras de serpientes son un peligro creciente para los niños de EE. UU.

Una cuarta parte de los ataques del país ocurren en Florida y Texas, según un estudio

JUEVES, 20 de octubre de 2016 (HealthDay News) -- Más de 1,300 niños de EE. UU. sufren mordeduras de serpientes cada año, en promedio, y uno de cada cuatro ataques ocurre en Florida y Texas, revela un nuevo estudio.

Todos los 50 estados y Washington, D.C., reportaron mordeduras de serpientes sufridas por niños entre 2000 y 2013, y alrededor de una quinta parte de esas mordeduras ameritaron la admisión a una unidad de cuidados intensivos, hallaron los investigadores.

"Cualquier serpiente venenosa puede ser peligrosa, con complicaciones neurotóxicas y problemas con la coagulación de la sangre", advirtió la autora líder del estudio, la Dra. Joann Schulte, epidemióloga médica.

"Algunos niños mueren, y los retrasos en el tratamiento pueden ser un motivo", apuntó Schulte, que trabajaba en el Centro de Control de Intoxicaciones del Norte de Texas, en Dallas, cuando se realizó el estudio.

Además de Texas y Florida, los estados con tasas altas de mordeduras de serpientes incluyeron a Georgia, Luisiana, Carolina del Norte, Oklahoma y Virginia Occidental, encontraron Schulte y sus colaboradores.

Sin embargo, hubo alguna buena noticia sobre el tratamiento. "Nuestro trabajo sugiere que se están usando más antídotos", dijo Schulte.

El equipo de Schulte revisó datos de centros de control de intoxicaciones de EE. UU. sobre víctimas de mordeduras de serpiente de hasta 18 años de edad. Se realizaron 18,700 llamadas sobre casos de mordeduras de serpiente en niños entre 2000 y 2013, más o menos la mitad de ellas venenosas. Dos de cada tres víctimas eran chicos, con una edad promedio de 10.7 años según el estudio.

Las mordeduras de cabeza de cobre aumentaron en un 137 por ciento, mientras que las mordeduras de serpientes venenosas desconocidas aumentaron en más del doble. Cuatro víctimas murieron durante el periodo del estudio, señalaron los investigadores.

Las cabezas de cobre muerden a más personas que ninguna otra especie de serpiente en EE. UU., según la Extensión Cooperativa de Carolina del Norte en la Universidad Estatal de Carolina del Norte. Pero su veneno es leve y raras veces fatal.

En general, las serpientes de cascabel se consideran como las más venenosas y las que mayores probabilidades tienen de provocar la muerte, dijo Schulte. Arizona y California tuvieron el mayor número de mordeduras de cascabel, encontró.

Según el estudio, la terapia con el antídoto (contra el veneno) se administró en más o menos un 26 por ciento de los casos de mordeduras de serpientes.

Muchas salas de emergencia tienen antídotos como CroFab y Anavip, y son más seguros que los antídotos del pasado, dijo Schulte. Pero "una factura de hospital de 100,000 dólares o más no es nada raro, así que hay que asegurarse de que el antídoto es necesario", añadió.

La apariencia de las marcas de la mordedura y los síntomas físicos pueden ayudar a determinar si se necesita un antídoto. Los pacientes con dolor progresivo, inflamación, una presión arterial anómalamente baja o convulsiones claramente necesitan tratamiento, enfatizó el Dr. Robert Glatter, médico de emergencias del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"Si le muerden, permanezca calmado, y si es posible pida a otra persona que tome una foto de la serpiente", aconsejó Glatter, que no participó en el estudio. Una foto puede ayudar a identificar el tipo de serpiente y si es venenosa o no. No intente succionar el veneno de la mordedura ni atrapar la serpiente, advirtió.

Schulte animó a los padres a buscar atención médica para una mordedura de serpiente en una sala de emergencias.

"No es algo que el médico de atención primaria pueda tratar", dijo. "Insista también en que llamen al centro de intoxicaciones para ayudar a identificar la serpiente y orientar el tratamiento".

Glatter dijo que los estilos de vida cambiantes en Estados Unidos han aumentado las probabilidades de mordeduras de serpientes.

"Con la urbanización extensiva y la invasión de proyectos de vivienda en los hábitats naturales de las serpientes y otros reptiles, los niños que juegan al aire libre están en un mayor riesgo de encontrar una serpiente y de por consiguiente sufrir una mordedura de serpiente", advirtió Glatter.

Los padres pueden ayudar a proteger a sus hijos al indicarles que usen pantalones largos y botas cuando jueguen en la hierba alta o hagan excursiones, dijeron Glatter y Schulte.

"Un tema común que vemos una y otra vez es que los niños que salen de excursión o juegan en la hierba alta son mordidos mientras usaban sandalias", comentó Schulte. "Usar el calzado adecuado sería útil. Las personas que van a subir rocas deben estar pendientes de las serpientes de cascabel".

Dígales a sus hijos que se alejen de las serpientes si las ven moverse en el bosque, y que no las toquen, enfatizó Glatter. "Si una serpiente se les cruza por el camino, deben dejar a la serpiente pasar sin molestarla", planteó.

Cada vez más personas tienen serpientes, incluso especies exóticas, lo que también podría contribuir a las mordeduras de serpientes, apuntaron los autores del estudio.

"No se debe permitir a los niños manejar serpientes exóticas, y no creo que las familias con niños deban tener esas serpientes", dijo Schulte.

El estudio aparece en la edición en línea del 20 de octubre de la revista Pediatrics.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de EE. UU. ofrecen consejos para prevenir las mordeduras de serpientes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad