SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La moda de comer placenta después del parto

Por -
La moda de comer placenta después del parto
CRÉDITO: THINKSTOCK

Cada vez más mujeres deciden comer este tejido después de dar a luz, una idea que está haciéndose popular en EE.UU. y Europa. Ya hay empresas que se dedican a elaborar platos con este ingrediente, y a comienzo de año un estado ha aprobado una ley pionera sobre el tema. ¿Moda pasajera o práctica saludable?

Ante el aumento de casos de madres que en los hospitales piden que se les reserve su placenta, en enero 2014, en Oregón se aprobó una ley que ampara el derecho de las mujeres a que, cumpliendo determinados requisitos, puedan llevárselas a casa. Aunque sin esta ley, ya muchos centros hospitalarios la están entregando a pedido de las pacientes.

Se llama placentofagia. Sus adeptos dicen que ayuda a las madres a combatir la depresión postparto, incrementa sus niveles de energía y estimula la producción de leche materna, aunque en realidad no hay estudios científicos que avalen estas afirmaciones.

Algunas famosas que han decidido hacerlo son January Jones, la protagonista de la serie Mad Men, la conejita de Playboy Holly Madison y en agosto de 2013, Kim Kardashian también anunció que comería su placenta tras el nacimiento de su hija.

En EE.UU. se estima que hay más de 30 empresas que ofrecen servicios de preparado de placentas encapsuladas para que se reparta en dosis diarias, incluso hay algunas que las cocinan en diferentes platillos. Una de ellas es “Tree of Life”, con base en Portland (Oregón), que ya lleva siete años de actividad.

Otra compañía especializada, “Brooklyn Placenta Services”, evapora la placenta, la deshidrata, la convierte en polvo y le añade chile jalapeño, limón y jengibre para favorecer la digestión, y brindar energía a las madres.

También hay organizaciones sin fines de lucro que promueven este consumo. Jodi Selander ha fundado en Nevada, “Placenta Benefits”, que ofrece información a las madres sobre los beneficios que proporciona, además asesora sobre la preparación de las cápsulas.

Sin evidencia científica

La placenta podría ser una poderosa fuente de células protectoras y reparadoras. Un estudio de mayo de 2013 del Instituto de Investigación del Hospital 12 de Octubre de Madrid, halló que las células madre de la placenta pueden regenerar el hígado.

Pero para recomendar el consumo a nivel popular, los médicos creen que se debe estudiar el tema con más profundidad. El doctor y profesor de la Universidad de Nevada, en Las Vegas, Daniel Benyshek, está llevando a cabo la primera investigación clínica sobre este tema, en un estudio con 100 mujeres, y sobre los beneficios declaró: "La mayoría de los profesionales de la salud se muestran escépticos, ya que no hay estudios científicos que confirmen no sólo que el consumo de placenta es efectivo, sino también que sea seguro", declaró Benyshek a BBC Mundo.

En el embarazo, la placenta tiene un rol vital. De acuerdo con el Instituto Nacional de Medicina, ésta proporciona oxígeno y nutrientes al feto y facilita la eliminación de desechos como el dióxido de carbono a través del cordón umbilical. Además, en ésta se intercambian los nutrientes, desechos, gases entre la sangre de la madre y el bebé.

Más para leer

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad