SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La lactancia materna podría reducir el riesgo de leucemia infantil, según un estudio

Por Carrie Myers, Reportero de HealthDay -
La lactancia materna podría reducir el riesgo de leucemia infantil, según un estudio

Se trata de otro beneficio potencial para los bebés amamantados, sugiere una investigación

LUNES, 1 de junio de 2015 (HealthDay News) -- La lactancia materna, incluso por poco tiempo, podría reducir el riesgo posterior de un bebé de leucemia infantil, sugiere un nuevo estudio.

Los investigadores encontraron que los bebés amamantados durante al menos seis meses parecen tener un riesgo un 19 por ciento más bajo de leucemia infantil, en comparación con los niños que nunca fueron amamantados o que fueron amamantados durante menos tiempo.

"La lactancia materna es una medida preventiva de salud pública altamente accesible y de bajo precio, que numerosos estudios han encontrado que se asocia no solo con un riesgo más bajo de leucemia infantil, sino también con un riesgo más bajo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), infección gastrointestinal, infección de oído, diabetes tipo 2 y obesidad más adelante en la vida", comentó la autora líder del estudio, Efrat Amitay, de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Haifa, en Israel.

"Por tanto, hay un beneficio público marcado en la lactancia, y se debería animar y facilitar ampliamente", añadió Amitay.

Aunque se ha mostrado que la lactancia materna tiene varios beneficios tanto para la madre como para el bebé, el nuevo estudio solo encontró una asociación entre la lactancia materna y un riesgo posiblemente más bajo de leucemia infantil. Debido al diseño del estudio, éste no pudo probar que la lactancia materna provocara la reducción en el riesgo de cáncer.

Cada año, en todo el mundo hay unos 175,000 casos de cáncer infantil, según la información de respaldo del estudio, publicado el 1 de junio en la edición en línea de la revista JAMA Pediatrics. La leucemia, un cáncer de las células sanguíneas, conforma aproximadamente el 30 por ciento de todos los cánceres infantiles, lo que la convierte en el cáncer infantil más común, según el estudio.

Para ver si había alguna conexión entre la lactancia materna y un riesgo más bajo de leucemia, los autores del estudio revisaron 18 estudios que incluyeron a más de 10,000 niños con leucemia y a más de 17,500 niños sanos.

Los investigadores también realizaron un análisis separado de 15 estudios para ver si haber sido amamantado conllevaba a un beneficio en comparación con nunca haber sido amamantado. Este segundo análisis no incluyó tres de los estudios del grupo original porque no tenían datos sobre los bebés que nunca habían sido amamantados.

Los investigadores también anotaron que la definición de "nunca haber sido amamantado" variaba entre los estudios. Algunos consideraban nunca haber sido amamantado como una ausencia total de lactancia materna, mientras que otros lo definían como haber sido amamantado durante menos de un mes.

Ese análisis encontró una reducción del 11 por ciento en el riesgo de leucemia infantil en los bebés amamantados.

Los autores del estudio no estaban del todo seguros sobre la forma en que la lactancia materna podría proteger a los niños de la leucemia, pero dijeron que la leche materna podría influir sobre el desarrollo del sistema inmunitario del bebé.

"La leche materna es un alimento completo, que la naturaleza creó con la intención de suplir todas las necesidades nutricionales del bebé durante los primeros meses de vida. La leche materna es una sustancia viva, que contiene anticuerpos producidos por la madre y otras cualidades exclusivas que fomentan una flora saludable en los intestinos del bebé y que influyen sobre el desarrollo del sistema inmunitario del niño", enfatizó Amitay.

La leche materna es particularmente beneficiosa porque el cuerpo de la madre produce anticuerpos adaptados a las sustancias nocivas a las que se exponen la madre y el bebé, añadió Amitay.

"La lactancia materna conlleva múltiples beneficios de salud", afirmó la Dra. Jennifer Wu, ginecoobstetra del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. "Este último estudio, que revisa los datos recolectados en estudios anteriores, muestra una reducción en la leucemia entre los niños amamantados durante al menos seis meses. Cuando los médicos animan a las nuevas mamás a intentar amamantar, quizá deban añadir esta información a la lista de beneficios".

Más información

Para más información sobre la leucemia infantil, visite la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad