SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Hay menos partos prematuros en los EE. UU., pero las tasas siguen siendo altas, afirma un informe

Por Kathleen Doheny, Reportero de Healthday -
Hay menos partos prematuros en los EE. UU., pero las tasas siguen siendo altas, afirma un informe

Se atribuye parte de la reducción a los cambios en las prácticas médicas

JUEVES, 6 de noviembre de 2014 (HealthDay News) -- La cantidad de partos prematuros en Estados Unidos se redujo hasta el 11.4 por ciento en 2013, la tasa más baja en 17 años, reportó March of Dimes el jueves.

Y un estudio en EE. UU. descubre más buenas noticias: Desde 2005, la tasa de partos prematuros se ha reducido de forma consistente cada año por primera vez en más de dos décadas.

Sin embargo, los expertos esperan ver que la cantidad de partos prematuros se reduzca aún más.

"Tener un bebé prematuro aumenta los riesgos de complicaciones, una estancia larga en la unidad de cuidados intensivos neonatal, problemas respiratorios, ictericia, dificultades para amamantar y, más adelante, quizá diferencias en el desarrollo y retrasos en el desarrollo", dijo la Dr. Cynthia Gyamfi-Bannerman, profesora asociada de obstetricia y ginecología en el Centro Médico de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York.

Observó los datos de estadísticas vitales en EE. UU. de casi 20 millones de nacimientos vivos y de un solo niño desde 2005 hasta 2012. La tasa de partos prematuros espontáneos se redujo en más de un 15 por ciento durante esos años, y alcanzó aproximadamente un 4.5 por ciento hace dos años, dijo.

Un parto prematuro espontáneo se refiere a un bebé que nace temprano de manera inesperada.

Por otra parte, la tasa de partos prematuros indicados (lo que significa que se induce el parto, quizá porque la madre tiene un nivel de hipertensión peligroso) se redujo desde el 3.9 hasta el 3.2 por ciento en ese periodo. Eso representa una reducción de más del 17 por ciento.

"En realidad nos sorprendió encontrar que ambos se habían reducido de forma bastante significativa", dijo Gyamfi-Bannerman.

Para realizar el estudio, publicado en línea el 6 de noviembre en la revista Obstetrics & Gynecology, Gyamfi-Bannerman definió el parto prematuro como el que se produce entre las 24 y las 36 semanas y el parto temprano como el que se realiza entre las 37 y las 38 semanas. Término completo era entre las 39 y las 40 semanas.

A pesar de los progresos notables, el informe anual de March of Dimes sobre los partos prematuros calificó al país con una nota de "C".

Esto es así porque aunque cumplió con el objetivo federal Healthy People 2020 siete años antes, se quedó corto con respecto al objetivo más ambicioso del 9.6 por ciento puesto por March of Dimes, que trabaja para mejorar la salud de las madres y los bebés.

En general, la tasa estadounidense de partos prematuros es una de las más altas de los países ricos, indicó la agencia.

En 2013, más de 450,000 bebés nacieron de forma temprana, en contraste con más de 542,000 en 2006, cuando las tasas de partos prematuros llegaron a un máximo, indicó el reporte.

Tres estados (Luisiana, Mississippi y Alabama) y Puerto Rico recibieron un suspenso porque las tasas de partos prematuros eran del 14.6 por ciento o mayores.

Sin embargo, cinco estados con una tasa del 9.6 por ciento consiguieron una "A": California, Oregón, Maine, New Hampshire y Vermont.

"Estamos mejorando", dijo la Dra. Jennifer Wu, ginecoobstetra en el Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York, que no participó en ninguno de los informes. Pero, "¿el hecho de que algunos estados recibieran una F? Es muy mala nota", lamentó. "Es algo en lo que tenemos que seguir trabajando".

Wu atribuyó parte de la reducción en los partos prematuros a cambios en las prácticas médicas. Los médicos y los hospitales ahora enfatizan la importancia de esperar al menos hasta las 39 semanas antes de inducir el parto, indicó.

"Si se realiza el parto a las 37 semanas de manera natural, entonces se considera un parto a término completo", dijo. Pero los médicos tienen el objetivo de reducir los partos electivos anteriores a las 39 semanas, añadió.

La práctica de dar progesterona a las mujeres con antecedentes de parto prematuro también ha reducido los partos prematuros, dijo Gyamfi-Bannerman.

Una buena atención sanitaria puede ayudar a las futuras madres a mejorar sus probabilidades de tener un parto a término completo, sugirieron estas expertas.

Las mujeres embarazadas no deberían fumar, beber alcohol ni realizar otras conductas arriesgadas, como, por ejemplo, consumir drogas, señaló Wu.

Además, las mujeres que tuvieron un bebé prematuro tienen un riesgo más alto de tener un parto temprano de nuevo, dijo Gyamfi-Bannerman. Deberían acudir a un especialista con experiencia en el tratamiento de mujeres con un historial de partos prematuros, aconsejó.

Dejar que pase más tiempo entre los embarazos también reduce el riesgo. Se recomienda que pase al menos un intervalo de 6 meses, dijo Gyamfi-Bannerman.

Wu añadió que "los mejores embarazos son los que se planifican".

Más información

Para ver la tasa de partos prematuros de su estado, visite March of Dimes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2014, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad