SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El parásito de la enfermedad de Chagas es prevalente en las 'chinches besuconas' de Texas

Un estudio halla que casi dos tercios de estos insectos podrían transmitir dicha infección, que puede resultar letal

MARTES, 22 de septiembre de 2015 (HealthDay News) -- Unos insectos que chupan la sangre y que se encuentran normalmente en Texas a menudo portan un parásito letal que provoca la enfermedad de Chagas, según un estudio reciente.

Las chinches (a los que se conoce también como "chinches asesinas" o "chinches besuconas") pueden portar un parásito llamado Trypanosoma cruzi, que provoca la enfermedad de Chagas, según unos investigadores de la Universidad de Texas en El Paso (UTEP). Los residentes en Texas parecen tener un riesgo mucho más alto de sufrir esta enfermedad de lo que se creía, advirtieron los investigadores.

"Me sorprendió que hubiera tantas chinches que portaran el parásito. Esperaba encontrar alguno, pero esto es mucho", dijo en un comunicado de prensa de la UTEP la líder del estudio, Rosa Maldonado, profesora asociada de ciencias biológicas en la universidad. "Los médicos normalmente no tienen en cuenta la enfermedad de Chagas cuando diagnostican a los pacientes, por lo que deben ser conscientes de cuál es su prevalencia aquí".

La enfermedad de Chagas se propaga cuando los insectos que portan el T. cruzi se alimentan de la sangre de una persona. Los insectos dejan caer sus heces contaminadas en la piel mientras se alimentan. Esta materia fecal puede entrar luego en el torrente sanguíneo a través de la herida hecha por la picadura, lo que permite que el parásito afecte al corazón y al sistema gastrointestinal, según los investigadores.

Los síntomas que suponen una amenaza para la vida, como puede ser una arritmia, problemas para comer o para defecar, se manifiestan en el 30 por ciento de los pacientes que se infectan con el parásito, explicaron los investigadores. La enfermedad también puede provocar el agrandamiento del esófago, el colon y el corazón. En algunos casos, las personas infectadas con el T. cruzi pueden contraer una insuficiencia cardiaca.

Para determinar hasta qué punto prevalece el T. cruzi en los insectos que se encuentran en el oeste de Texas, los autores del estudio recogieron y realizaron pruebas a 39 "chinches besuconas". El 61 por ciento de estas chinches estaban infectadas con el parásito, según el estudio.

Los resultados se publicaron en la edición de octubre de la revista Acta Tropica.

Los investigadores indicaron que los animales domésticos, como los perros o los gatos, también son vulnerables al parásito.

La picadura de un insecto es solamente un modo de infectarse. Las personas que ya están infectadas pueden propagar el parásito a través de los trasplantes de órganos y las transfusiones de sangre. Una mujer infectada puede también contagiar a su bebé antes de que nazca. Los alimentos y las bebidas que contengan heces contaminadas de las "chinches besuconas" también pueden propagar la enfermedad de Chagas, según los investigadores.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre la enfermedad de Chagas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad