SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Matrimonio homosexual: beneficios psicológicos

Por Alan Mozes, Reportero de HealthDay -
Matrimonio homosexual: beneficios psicológicos

La decisión de la Corte Suprema de respaldarlo, también mejoraría el bienestar de las parejas, según unos científicos sociales.

La Corte Suprema de EE. UU. está a punto de dictaminar si el matrimonio entre personas del mismo sexo es un derecho nacional, y muchos científicos sociales señalan que un dictamen afirmativo en el histórico caso también ofrecería dividendos psicológicos a la comunidad de lesbianas, gais, bisexuales y transexuales (LGBT).

Un contrato matrimonial ofrece muchas protecciones y beneficios legales. Pero igual de importante es la sensación de seguridad y bienestar que puede proveer a las parejas, explicaron los expertos.

"Somos una sociedad tendiente al matrimonio", dijo Susan Roxburgh, profesora del departamento de sociología de la Universidad Estatal de Kent, en Ohio. "Si se toma a un grupo de estadounidenses de 50 a 59 años de edad, más o menos el 90 por ciento de ellos se han casado al menos una vez. Y parte del motivo es que claramente el matrimonio conlleva un beneficio".

"En parte, se trata del elemento de control social y respaldo social", afirmó. "Añade un buen nivel de predictibilidad a la vida diaria. Alguien se preocupa por su salud, por su bienestar. Las personas casadas tienden a tener una mejor salud mental y física que las solteras. Viven más, y tienen unas tasas más bajas de suicidio y depresión".

Robin Simon, profesora del departamento de sociología de la Universidad de Wake Forest en Winston-Salem, Carolina del Norte, se mostró de acuerdo.

"El matrimonio es una fuente de propósito y significado y seguridad que ofrece una gran mejora psicológica y social", señaló. "Está muy claro, incluso en comparación con las personas solteras que cohabitan en una relación comprometida. Sí, a esas parejas les va mejor que a los solteros. Pero a las personas casadas les va mejor en todas las medidas de bienestar psicológico, lo que por supuesto es uno de los principales motivos de que la comunidad LGBT desee el matrimonio".

Hay quienes no están de acuerdo con el concepto del matrimonio homosexual, sobre todo organizaciones religiosas y conservadores que insisten en que, durante milenios, el matrimonio ha sido una institución para un hombre y una mujer. Muchos de esos oponentes del matrimonio homosexual respaldan la idea de uniones civiles entre las parejas de gais.

Pero el Dr. Jack Drescher, un psiquiatra experto en el género y la sexualidad con un consultorio privado en la ciudad de Nueva York, apuntó que cuando se trata de sopesar el deseo por los beneficios sociales del matrimonio contra las protecciones legales deseadas "en realidad las dos cosas son inseparables".

"Cuando el matrimonio homosexual se legaliza, el estado está otorgando su aprobación de que la relación es auténtica y reconocida y tiene ramificaciones legales", dijo. "Pero sin eso, ¿quién puede ir a visitar al hospital cuando alguien se enferma? Eso se convierte en un problema. ¿Cómo se mudan las parejas gais de un estado a otro, cuando los estados tienen leyes distintas? ¿Cómo manejan la adopción las parejas homosexuales que tienen hijos en común? ¿Cómo se le explica al niño que la relación de sus padres homosexuales es, ante los ojos de algunos, inferior a las demás?".

"El matrimonio provee estabilidad, tanto para las relaciones como para las familias", añadió Drescher. "Pero la confusión que surge de denegar el matrimonio crea una enorme ansiedad e incertidumbre".

Simon se hizo eco de esa idea.

"Evitar que las personas disfruten de los beneficios sociales del matrimonio es en sí mismo angustiante, porque el matrimonio es una forma de integración social, una conexión con la comunidad más amplia", comentó. "No permitir que una persona se case puede causar un deterioro grave a su sensación de bienestar. Es una flagrante forma de rechazo social sistémico".

Y eso, enfatiza el epidemiólogo psiquiátrico Ilan Meyer, significa que el esfuerzo por ampliar el acceso al matrimonio a todos los estadounidenses es, en última instancia, una postura simbólica ante el prejuicio contra los LGBT.

"Las personas gais siempre han formado relaciones", dijo Meyer, catedrático principal de políticas públicas del Instituto Williams de Derecho y Políticas Públicas sobre la Orientación Sexual de la Facultad de Derecho de la UCLA, en Los Ángeles. "Pero aunque una pareja se sienta satisfecha con su propia relación, si está relegada a una categoría fuera del matrimonio, la sociedad está estigmatizando esa relación. Eso envía el mensaje de que no se es parte de esta sociedad, de que no se es igual y de que la relación no se valora".

"Para mí, incluir a la comunidad LGBT en la institución del matrimonio revertiría ese rechazo al enviar un potente mensaje de respeto y dignidad e inclusión", añadió Meyer. Presentó ese argumento cuando fue testigo experto de los demandantes en 2010 en el caso federal que revocó la prohibición del matrimonio homosexual en California, también conocida como "Proposición 8".

"El asunto", dijo Meyer, "es que aparte de las protecciones muy prácticas que el matrimonio otorga, el elemento realmente importante de esto es que el matrimonio es de verdad algo muy central respecto a quién atrae a una persona y con quién quiere construir una vida".

"El simbolismo de normalizar la institución para que incluya a los gais no solo beneficiará a los que deseen casarse, sino incluso a los que no", añadió Meyer. "No acabará con la homofobia, igual que la Ley de Derechos Civiles de 1964 no acabó con el racismo. Pero la debilitará. Dirá que las personas gais no son inferiores. Dirá que son iguales".

Más información

Para más información sobre el debate respecto al matrimonio homosexual, visite openreader.org.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad