SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El ejercicio puede ayudar a vencer al resfriado común

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
El ejercicio puede ayudar a vencer al resfriado común

Cada sesión de actividad aeróbica fortalece al sistema inmunitario, sugieren los autores de un estudio

LUNES, 1 de noviembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Tal vez no haya cura para el resfriado común, pero las personas que hacen ejercicio con regularidad parecen tener menos resfriados y más leves, según sugiere un estudio reciente.

En los Estados Unidos, los adultos pueden esperar contraer un resfriado de dos a cuatro veces al año, y los niños pueden esperar sufrir de seis a diez resfriados anualmente. Todos esos resfriados cuestan unos $40 mil millones a la economía de EE. UU. en costos directos e indirectos, calculan los autores del estudio.

Pero el ejercicio podría ser una forma poco costosa de reducir esas cifras, según el estudio.

"Los físicamente activos siempre presumen de que se enferman menos que los sedentarios", señaló el investigador líder David C. Nieman, director del Laboratorio de Rendimiento Humano de la Universidad Estatal de los Apalaches, en el Campus de Investigación de Carolina del Norte de Kannapolis, Carolina del Norte.

"De hecho, con frecuencia el alarde de las personas activas de que se enferman con menos frecuencia es verdad", aseguró.

El informe aparece en la edición en línea del 1 de noviembre de la revista British Journal of Sports Medicine.

Para el estudio, los investigadores recolectaron datos sobre 1,002 hombres y mujeres de 18 a 85 años de edad. Durante doce semanas del otoño y el invierno de 2008, los investigadores controlaron el número de infecciones de las vías respiratorias superiores que sufrieron los participantes.

Además, todos los participantes reportaron qué cantidad y tipos de ejercicio aeróbico hacían a la semana, y calificaron su nivel de aptitud física mediante un sistema de diez puntos. También se les preguntó sobre su estilo de vida, patrones dietéticos y eventos estresantes, factores que pueden afectar al sistema inmunitario.

Los investigadores encontraron que la frecuencia de los resfriados entre las personas que hacían ejercicio cinco o más días a la semana era hasta 46 por ciento inferior que la de los mayormente sedentarios, o sea, que hacían ejercicio apenas un día o menos a la semana.

Además, el número de días que las personas sufrían de síntomas de resfriado era 41 por ciento más bajo entre los que eran físicamente activos cinco o más días por semana, en comparación con el grupo mayormente sedentario. El grupo que se sentía en mejor forma también experimento 34 por ciento menos días de síntomas de resfriado que los que se sentían en peor forma.

Además, también parecía que los que estaban en mejor forma sufrían resfriados menos graves. Entre los que se sentían en mejor forma, la gravedad de los síntomas disminuyó en 32 por ciento, y en 41 por ciento entre los que hacían la mayor cantidad de ejercicio, anotaron los investigadores.

Una limitación del estudio fue una falta de ajuste por todas las variables que podrían afectar el resultado, como exposición a gérmenes del resfriado en el lugar de trabajo o de los niños en la casa, anotaron los investigadores.

Pero el estudio sí tomó en cuenta una variedad de factores, entre ellos la edad, el índice de masa corporal y la educación. E incluso tras tomar dichos factores en cuenta, los investigadores encontraron que tener más edad, ser hombre y estar casado reducía la frecuencia de resfriados. Sin embargo, los factores más significativos (aparte de ser mayor) fueron la forma física percibida y la cantidad de ejercicio que hacía una persona, encontró en grupo de Nieman.

Nieman dijo que una explicación del hallazgo podría ser que el ejercicio activa el sistema inmunitario más de lo normal y hace que las células inmunitarias ataquen a los virus. "El ejercicio consigue que esas células circulen por el organismo, se enfrenten al enemigo y lo gestionen", aseguró.

Este efecto sucede cada vez que se hace ejercicio, y entonces el sistema inmunitario vuelve a la normalidad hasta que se hace ejercicio de nuevo, dijo Nieman, y añadió que "cualquier ejercicio aeróbico debería conferir esos beneficios inmunitarios".

El Dr. Marc Siegel, experto en enfermedades infecciosas y profesor asociado de medicina de la Universidad de Nueva York, concurrió en que "el ejercicio desempeña un papel importante en la respuesta inmunitaria".

Sin embargo, Siegel añadió que las personas que están en forma física podrían reportar menos días de enfermedad porque "aguantan más". El bienestar percibido podría contrarrestar la sensación de enfermedad, anotó.

Pero el efecto no es puramente psicológico, añadió Siegel. "Se trata de una combinación de factores psicológicos y físicos", aseguró.

Siegel anotó que se debe hacer más trabajo para comprender del todo el efecto del ejercicio sobre el sistema inmunitario. "Pero creo que la idea de que el sistema inmunitario se activa cuando se hace ejercicio y permite defenderse mejor es correcta".

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece más información sobre el resfriado común.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad