SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Disminuye el número de visitas infantiles a emergencias después de la retirada de medicamentos para el resfriado

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -
Disminuye el número de visitas infantiles a emergencias después de la retirada de medicamentos para el   resfriado

Expertos señalan que los fármacos para la tos y el resfriado no son aptos para niños menores de 4 años

LUNES, 22 de noviembre (HealthDay News/HolaDoctor) -- Según un nuevo estudio del gobierno de EE. UU., desde que fueron retirados del mercado los medicamentos de venta libre para tratar el resfriado de los niños hace tres años, las salas de emergencias tratan menos de la mitad de los casos de niños menores de dos años por sobredosis y otras reacciones adversas a los medicamentos.

La retirada voluntaria de los medicamentos de venta libre para la tos y el resfriado para niños menores de dos años se llevó a cabo en octubre de 2007 debido a preocupaciones por posibles daños y falta de eficacia. Al año siguiente, la retirada se extendió a los medicamentos para niños de cuatro años, señalan los investigadores.

"Creo que es bueno que estos productos se hayan retirado, aunque esta medida no va a solucionar todo el problema", apuntó el investigador principal, el Dr. Daniel S. Budnitz, de la División de Promoción de la Calidad de la Atención de la Salud de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

En vista de que más de las dos terceras partes de estas visitas a emergencias se debieron a que los niños pequeños tomaron los medicamentos por su cuenta, es probable que este problema siga existiendo, destacó.

El informe aparece publicado en línea en la edición del 22 de noviembre de Pediatrics.

Para el estudio, el equipo de Budnitz llevó un registro de las visitas de los niños menores de doce años a las salas de emergencias de los hospitales de EE. UU. para ser tratados por eventos adversos asociados con medicamentos de venta libre para el resfriado, a los 14 meses antes y después de su retirada.

Aunque el número total de visitas siguió siendo el mismo antes y después de la retirada, entre los niños menores de dos años estas visitas descendieron de 2,790 a 1,248, más del 50 por ciento, hallaron los investigadores.

Sin embargo, al igual que con las visitas a emergencias antes de la retirada del mercado, el 75 por ciento de los casos se relacionaban con medicamentos para el resfriado que los niños tomaban sin supervisión.

Se desconoce si estas visitas a emergencias se debieron a medicamentos para el resfriado y la tos para niños o adultos, apuntó Budnitz.

Quizá algunos padres les dan a sus hijos medicamentos para el resfriado y la tos dirigidos a niños más grandes o adultos, destacó.

"La lección para los padres es que no deben dar a sus hijos pequeños medicamentos para la tos y el resfriado", señaló Budnitz. "Además, hay que mantener todos los fármacos fuera del alcance de los niños", destacó.

Con el fin de ayudar a evitar que los niños tengan acceso a medicamentos, los CDC están trabajando con los fabricantes para diseñar tapas más seguras para los frascos, apuntó Budnitz.

En un comentario sobre el estudio, el Dr. Andrew Racine, jefe de pediatría general del Centro Médico Montefiore en la ciudad de Nueva York, subrayó que los medicamentos para el resfriado y la tos de venta libre no son para niños menores de cuatro años.

"Los estudios de eficacia sobre estos casos no son muy sólidos y el potencial de efectos adversos se ha documentado bastante bien", dijo.

La retirada de estos medicamentos demuestra que una solución de salud pública puede ser efectiva, señaló Racine.

Racine admite que los niños que tienen resfriados pueden hacer que todos en la casa se sientan incómodos. "Un niño de 18 meses que se pasa toda la noche tosiendo y estornudando, y sintiéndose mal es muy perturbador para una familia", señaló.

Pero existen formas seguras de ayudar a un niño que tiene un resfriado, destacó.

Si la fiebre le causa molestias a un niño, puede darle Tylenol (acetaminofén), destacó Racine. "Le digo a los padres que no lo hagan al menor signo de fiebre, porque tener un poco de fiebre es de hecho bueno. Ayuda a que al virus le resulte difícil replicarse", destacó.

Un humidificador puede aliviar la congestión, aseguró Racine. Las gotas nasales de solución salina y una pera de goma para succionar la mucosidad pueden proporcionar algo de alivio a los niños congestionados, agregó.

También, un niño que está resfriado podría necesitar muchos líquidos, dijo.

Más información

Para más información sobre el resfriado, visite la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad