SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Comer pescado rico en Omega 3 ahuyenta la diabetes

Por HolaDoctor -
Comer pescado rico en Omega 3 ahuyenta la diabetes
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Un nuevo estudio realizado en la Universidad del Este de Finlandia certifica las bondades de los pescados azules y su contenido en ácidos grasos Omega 3 para la salud. Consumirlos en forma regular (dos veces por semana) fue asociado a un riesgo menor de desarrollar diabetes tipo 2.

Para llegar a dicha conclusión los investigadores analizaron el papel de los ácidos grasos Omega 3 de cadena larga en suero en relación con el desarrollo de diabetes tipo 2 por lo que midieron su concentración en suero en 2,212 hombres de entre 42 y 60 años de edad al inicio del estudio, con un seguimiento durante 19 años. Los participantes fueron divididos en cuatro categorías dependiendo de la cantidad de estos ácidos grasos Omega 3 que consumían.

De acuerdo con los resultados publicados en la revista Diabetes Care, aquellos que registraron una cantidad más alta de ácidos grasos Omega 3 eran 33% menos propensos a desarrollar diabetes tipo 2 que los que consumían una cantidad menor.

Los autores del estudio establecieron que una dieta bien equilibrada debe incluir al menos dos raciones de pescado a la semana. Los ácidos grasos Omega-3 pertenecen a la familia de las grasas poliinsaturadas y se encuentran en el pescado azul como el salmón, el arenque, la caballa, las sardinas, la trucha y las anchoas.

Omega 3 y la insulina

Los resultados de una investigación anterior realizada por el Instituto de Alimentos, Nutrición y Salud Humana en Albania, Nueva Zelanda ya había mostrado que el consumo de ácidos grasos Omega 3 ayudaría a controlar la diabetes tipo dos, e incluso reduciría el riesgo de padecerla. Esto se debería principalmente a que el Omega 3 mejoraría la sensibilidad a la insulina, tanto en pacientes que viven con diabetes como en aquellos que no lo son.

Además, de acuerdo con los autores de dicho estudio, el consumo de Omega 3 influiría en el metabolismo ayudando a controlar el peso, pues permitiría que el cuerpo aprovechara mejor las calorías de los carbohidratos y grasas de la dieta, al mismo tiempo que evitaría el almacenamiento de energía como grasa corporal y triglicéridos.

Comer pescado alarga la vida

Según una investigación dirigida por científicos de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard y publicada en la revista Annals of Internal Medicine, las personas mayores de 65 años que comen pescado pueden vivir un promedio de dos años más que quienes no consumen los ácidos grasos Omega 3.

Los altos niveles de ácidos grasos Omega 3 en la sangre también fueron relacionados con un riesgo 27% menor de muerte de cualquier tipo, y un riesgo 35% menor de muerte por enfermedades cardíacas que aquellos con niveles más bajos de omega-3 en la sangre, indicó el estudio.

Cifras y datos sobre la diabetes

La diabetes se ha convertido en una epidemia que afecta a casi 350 millones de personas en todo el mundo según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Diabetes Atlas de la Federación Internacional de Diabetes (FID 2011) calcula que hay unos 490,000 niños de menos de 15 años con diabetes tipo 1 en el mundo, de dicha cantidad se estima que hay entre 80 y 100 mil con necesidad urgente de asistencia.

Según las estadísticas de la Asociación Americana de Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés), unos 22.3 millones de personas en los Estados Unidos (hombres, mujeres y niños) han sido diagnosticados con diabetes, es decir, casi el 7% de la población total y 5 millones más que en 2007. Se estima que 6 millones de personas tienen diabetes pero no lo saben y se prevé que unas 44 millones de personas desarrollen la enfermedad en los próximos 15 años.

Para la ADA, las complicaciones de la diabetes representan una carga del cinco al diez por ciento del presupuesto de salud de un país. En el 2012, en los Estados Unidos se gastaron 245 mil millones de dólares en costos médicos directos, lo que incluye la atención hospitalaria y de emergencias, las consultas médicas y los fármacos. De esa cantidad, 69 mil millones de dólares representan los costos indirectos, lo que incluye una menor productividad en el trabajo o productividad perdida, así como la muerte prematura.

La ADA indica que es la cuarta causa de muerte a nivel mundial y que las personas diagnosticadas con diabetes tipo 2 morirán de 5 a 10 años antes que las personas sin diabetes debido a enfermedades cardiovasculares.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad