SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Crecen las cirugías de reducción de senos

Por -
Crecen las cirugías de reducción de senos
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Algunas famosas ya lo hicieron y muchas están siguiendo esta tendencia de someterse a una operación para disminuir el tamaño de sus senos. Qué sucede con las dimensiones actuales y cuáles son las razones detrás de esta decisión que crece en EE.UU.

Se sabe que cada vez más gente va al quirófano. Los cirujanos advierten que las redes sociales y la necesidad de salir bien en las fotos (entre otros factores) están impulsando el aumento de las operaciones estéticas: entre 2012 y 2013, crecieron un 6.5%, según la Asociación Americana de Cirujanos Plásticos (ASAPS por su sigla en inglés).

Y aunque la cirugía cosmética más popular en 2013 fue la liposucción y el aumento de senos fue la segunda, los expertos advierten que cada vez más mujeres están optando por reducir el tamaño de sus pechos.

La ASAPS indica que en 2013 se practicaron en el país 122,838 mamoplastías (cirugías de reducción) que constituye un tercio del número de operaciones de aumento de mamas llevadas a cabo, pero lo llamativo es que experimentó un incremento del 9% con respecto a 2012, y un 157% con respecto a 1997.

Varias celebridades ya lo hicieron, algunas tenían implantes y se los quitaron; otras, simplemente decidieron que los senos grandes se interponían en su desempeño, como la tenista rumana Simona Halep.

Algunas de las famosas que bajaron unas tallas de sus sostenes son Victoria Beckham, Drew Barrymore, Salma Hayek, Demi Moore, Pamela Anderson, Sofía Vergara, Liz Vega, Anahí, Ninel Conde, la presentadora Susana Mora.

La nueva tendencia tiene varias aristas: por un lado, la observación de que se sigue recurriendo a las cirugías. “Vivimos en una cultura en la que hay más medios y mayor interés público por los procedimientos de cirugía plástica, y esto también puede contribuir" dijo a BBC la Dra. Jennifer Walden, cirujana estética de Austin, Texas.

Por el otro, se cree que las mujeres ahora -por factores ambientales y hábitos alimenticios- desarrollan senos más grandes. La Dra. Walden enumera posibles teorías: ellas están llegando más temprano a la pubertad, hay mayores tasas de obesidad y más mujeres jóvenes expuestas a estrógenos ambientales, lo que se traduce en senos más grandes y a una edad más temprana.

¿Qué es la mamoplastía?

Es un procedimiento quirúrgico común para cambiar el tamaño de los senos, que se practica bajo anestesia general y dura de 2 a 4 horas. El costo promedio, de acuerdo con la ASAPS, es de $ 5,100 y lleva alrededor de una semana de reposo.

Los médicos suelen recomendar este procedimiento a mujeres que tienen senos excesivamente grandes en relación con el tamaño del cuerpo, pues en muchos casos, generan dolores crónicos de cabeza, de cuello y de hombros que afectan la calidad de vida.

La mamoplastía también es recomendada en casos en que un seno sea más grande que el otro, informa la Biblioteca Nacional de Medicina, o cuando los senos son muy pesados y los pezones y las aureolas tienden a apuntar hacia abajo.

En cuanto a las razones, son muchas. La Dra. Walden enumera las comúnmente mencionadas por sus pacientes: "Vergüenza; burlas de amigos, colegas o compañeros de clase; los surcos que dejan los tirantes de los sujetadores en los hombros; la dificultad para encontrar ropa o trajes de baño que les queden bien; erupciones debajo de los senos y dificultad para hacer ejercicios", etc.

Respecto de la edad, si una joven de 15 ó 16 años está experimentado significativos problemas físicos y psicológicos (vergüenza) por tener senos grandes, podría realizarse el procedimiento antes de los 18 años, explicó la cirujana, pero la mayoría de los especialistas sugieren esperar a que la mujer alcance su madurez para llevar a cabo una cirugía de este tipo.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad