SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cardo mariano, promisorio contra el cáncer colorrectal

Por -
Cardo mariano, promisorio contra el cáncer colorrectal
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

En las semillas de cardo mariano se escondería un poderoso anticancerígeno con propiedades quimiopreventivas contra el cáncer colorrectal, según se desprende de las conclusiones de un estudio realizado en la Universidad de Colorado, Estados Unidos.

La investigación presentada durante la Reunión Anual de la Asociación Americana de la Investigación del Cáncer (AACR) reveló que la silibinina, un importante compuesto activo del extracto de cardo mariano, actuaría contra las células cancerosas sin dañar las células sanas al afectar la señalización celular asociada con la inflamación y por tanto, la formación y supervivencia del cáncer.

Para llegar a dicha conclusión el grupo de científicos experimentó en un modelo animal con la silibinina, comparando dos grupos, uno de ratones que fueron tratados para desarrollar cáncer colorrectal y se les administró el compuesto y otro grupo de control que no recibió ningún tratamiento.

De acuerdo con los resultados los ratones que recibieron la silibinina mostraron una menor incidencia de los macroadenomas indicativas de cáncer colorrectal, mientras que casi todos los ratones en el grupo control desarrollaron la enfermedad. Además, en el grupo de silibinina, los investigadores observaron una menor inflamación del colon e incidencias mínimas de sangrado rectal y prolapso rectal que si estuvo presente en los roedores del grupo control.

"Los resultados indican que la alimentación con silibinina proporcionó a los ratones un efecto protector", comentó Sushil Kumar, coautor del estudio.

Los autores de la investigación confían en que con los hallazgos se pueda lograr la aprobación para los ensayos clínicos en humanos.

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos refiere que las semillas del cardo mariano se utiliza a menudo para los trastornos hepáticos, incluyendo el daño hepático producido por sustancias químicas, por la intoxicación con el hongo venenoso amanita, por la ictericia, por la enfermedad inflamatoria crónica del hígado, y por la hepatitis crónica. Sin embargo, los investigadores todavía no han llegado con seguridad a la conclusión de que el cardo lechoso es eficaz para cualquiera de estos usos.

En los alimentos, sus hojas y flores se comen como verduras en ensaladas y como sustituto de la espinaca. Las semillas se tuestan para usar como un sustituto del café.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad