SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cómo el cáncer arruina las finanzas familiares

Por Alan Mozes, Reportero de HealthDay -
Cómo el cáncer arruina las finanzas familiares

Un estudio halla que las ganancias de un individuo podrían reducirse un 40 por ciento en los años siguientes al diagnóstico

Un diagnóstico de cáncer supone un terrible golpe para la salud de una persona, y una investigación reciente señala que también puede devastar la capacidad del paciente de seguir trabajando y mantener una estabilidad financiera.

En los años posteriores a un nuevo diagnóstico de cáncer, las probabilidades de que alguien permanezca empleado de forma productiva se reducen casi un 10 por ciento, encontró el estudio. La investigación también reveló que el cáncer conduce a una pérdida de aproximadamente cinco semanas de trabajo pagado.

"Siempre hemos sabido que el cáncer conlleva una tremenda carga financiera", dijo la autora líder del estudio, Anna Zajacova, profesora asociada de sociología de la Universidad de Wyoming, en Laramie. "Pero los estudios que lo han observado tendían a ser pequeños, y los estimados sobre la gravedad del problema han sido muy contradictorios".

"Entonces, observamos la mejor y más precisa fuente del mundo de información económica nacionalmente representativa", dijo. "Y lo que hallamos es que aunque algunos resultados económicos al final sí se recuperan con el tiempo, las ganancias individuales de los supervivientes de cáncer se reducen en un 30, un 35 o hasta un 40 por ciento, y eso no se revierte. El precio financiero es alto".

Zajacova y sus colaboradores presentan sus hallazgos en la edición en línea del 26 de octubre de la revista Cancer.

Los investigadores del estudio revisaron las respuestas a una encuesta de unos 17,000 hombres y mujeres entre 1999 y 2009, antes de la ampliación de la cobertura de seguro bajo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio. De ellos, más de 1,100 habían sido diagnosticados con un cáncer después de 1990, según el estudio.

La información de la encuesta incluía el estatus de empleo, el número total de horas trabajadas, los ingresos totales del paciente y los ingresos totales de la familia.

En el primer año tras el diagnóstico, el número total de horas que un paciente de cáncer trabajó se redujo en 200 al año, en comparación con las personas sin cáncer. Tres años tras el diagnóstico, los pacientes de cáncer también experimentaron una reducción del 9 por ciento en sus probabilidades de tener un trabajo, encontró el estudio.

Esa reducción en los prospectos laborales pareció revertirse a los cuatro y cinco años. De forma similar, una reducción general del 20 por ciento en los ingresos familiares totales a los dos o tres años tras un diagnóstico también se revirtió a los cuatro y cinco años, reveló la investigación.

Pero los ingresos anuales se redujeron en un 40 por ciento entre los supervivientes de cáncer, y esos ingresos seguían siendo bajos a los cuatro y cinco años tras el diagnóstico, según el estudio.

El equipo también encontró que las pérdidas económicas asociadas con un diagnóstico de cáncer eran mayores entre los hombres supervivientes de cáncer.

¿A qué se debe exactamente el tsunami económico que conlleva el cáncer? "Sería maravilloso si pudiéramos comprender qué subyace a estos datos, pero desafortunadamente hay muchos motivos por los cuales el cáncer afecta a los ingresos, y me mostraría muy renuente a sacar conclusiones", dijo Zajacova.

"Algunos pacientes quizá hayan tenido que renunciar a sus trabajos, otros podrían haber cambiado de trabajo, y quizá otros hayan vuelto a estudiar", dijo. "Y algunos podrían haber elegido una jubilación temprana en respuesta al cáncer. También podría haber divorcios, y gente que se mude con sus parientes. O unas nuevas prioridades".

"Pero diría que el cáncer, a diferencia de otras enfermedades crónicas, es exclusivo en el sentido de que hay un shock súbito para la salud", añadió Zajacova. "No hay un descenso gradual, como se podría ver con la diabetes o la enfermedad cardiaca. Ataca duramente, y el impacto sobre los ingresos puede llegar con rapidez".

Anna Howard, directora de desarrollo de políticas de la Red de Acción Contra El Cáncer de la Sociedad Americana Contra El Cáncer, apuntó que los hallazgos del estudio no resultan sorprendentes.

"Sabemos que los individuos con cáncer tienen que afrontar no solo los componentes médicos y físicos de su proceso de cáncer, sino también las realidades económicas de sus decisiones sobre el tratamiento", apuntó.

Una nota positiva: tanto Howard como Zajacova sugirieron que la ampliación de la cobertura de seguro de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio probablemente sea un paso en la dirección correcta para ofrecer a los pacientes de cáncer y a sus familias cierto nivel de estabilidad económica.

Más información

Para más información sobre los costos del cáncer y dónde obtener ayuda, visite la Sociedad Americana Contra El Cáncer, o llame al 1-800-ACS-23451-800-ACS-2345 FREE para obtener consejos y asistencia.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad