SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Asocian bebidas energéticas con malos hábitos

Por -
Asocian bebidas energéticas con malos hábitos
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Un nuevo estudio sugiere que el consumo de bebidas energéticas en adolescentes estaría vinculado con otros malos hábitos de vida como la ingesta de otras bebidas con azúcar, mayor índice de tabaquismo y demasiado tiempo frente a la televisión o jugando videojuegos, según advierte un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Minnesota y la Universidad de Duke, en Estados Unidos.

La investigación, publicada en la revista científica Journal of Nutrition, Education and Behavior, recoge los datos de 2,793 adolescentes durante el año escolar 2009-2010, con una edad media de 14.4 años de 20 escuelas secundarias públicas en el área de Minneapolis-St. Paul, en Minnesota, Estados Unidos, como parte del estudio de base poblacional 'Eating and Activity in Teens' (EAT 2010).

Entre las variables que se analizaron destacan la altura y el peso de los adolescentes; la frecuencia de consumo de bebidas deportivas, energéticas y el desayuno; el tiempo empleado en alguna actividad física, jugar videojuegos y ver la televisión; así como sus hábitos de consumo de tabaco.

Los resultados mostraron que los jóvenes que consumían bebidas energéticas más de una vez a la semana también veían la televisión una hora más y jugaban 4 horas más videojuegos que los que solo las bebían una vez por semana. Además, se encontró una relación entre el consumo de este tipo de bebidas y desayunar menos, aunque solo en el caso de las jovencitas.

Los autores de la investigación refieren que la ingesta de bebidas para deportistas y energéticas se ha triplicado entre los adolescentes en los últimos años y el alto contenido de cafeína, así como de azúcar y calorías de muchas de las bebidas deportivas y energéticas es un motivo de preocupación para muchos profesionales de la salud.

Riesgos de las bebidas energéticas

Un reporte de la Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) publicado en 2011 y titulado: Las bebidas deportivas y bebidas energéticas para la Infancia y la Adolescencia: ¿Son adecuadas?, recomienda que los niños pequeños no deben consumirlas, toda vez que la cafeína puede ser especialmente perjudicial y los adolescentes no deben beber más de 100 mg de cafeína cada día.

Señala que los padres deben controlar la cantidad de soda o café (u otras bebidas que contienen cafeína, como las bebidas de energía de cualquier tipo) que ingieren sus hijos adolescentes beben y ayudarles a entender los riesgos asociados con el consumo de grandes cantidades de cafeína.

La AAP advierte que algunos de los riesgos para la salud asociados con las bebidas energéticas son: aumento del ritmo cardíaco, ritmo cardíaco irregular y palpitaciones, aumento de la presión arterial, trastornos del sueño, incluido insomnio, diuresis (aumento en la producción de orina) y la hiperglucemia (aumento de azúcar en sangre).

Las bebidas energéticas no están reguladas por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. (FDA por sus siglas en inglés). Sin embargo, los ingredientes en las bebidas energéticas pueden ser dañinos para algunas personas. Es importante leer las etiquetas de cualquier producto alimenticio o bebida que consuma. Si elige consumir bebidas energéticas, asegúrese de comprender los ingredientes y los tamaños de porción mencionados en la etiqueta.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad