SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Algunas emociones podrían fomentar la necesidad de rascarse la piel, arrancarse el cabello y comerse las uñas

Por HealthDay -
Algunas emociones podrían fomentar la necesidad de rascarse la piel, arrancarse el cabello y comerse las uñas

Un estudio halla que el aburrimiento, la frustración y la impaciencia fomentan las conductas repetitivas y centradas en el cuerpo de ciertas personas

El aburrimiento, la frustración y la impaciencia pueden hacer que ciertas personas se rasquen la piel, se muerdan las uñas, se arranquen el cabello de forma crónica y realicen otras conductas repetitivas, según sugiere un estudio nuevo.

Los investigadores de la Universidad de Montreal realizaron experimentos con 24 personas que realizaban este tipo de conductas y con un "grupo de control" de 24 personas que no presentaban ninguna de tales conductas.

Los resultados mostraron que las personas con conductas repetitivas centradas en el cuerpo sentían unas ansias mayores por hacer esas cosas cuando estaban aburridas, frustradas o impacientes, en comparación con cuando se sentían relajadas.

Esto no fue así en el grupo de control, dijeron los investigadores.

En el estudio, se realizó a las personas una evaluación con una entrevista telefónica y rellenaron unos formularios en casa con los que se evaluó su estado emocional.

Los participantes del estudio se expusieron entonces a cuatro situaciones en el laboratorio, cada una de las cuales se diseñó para provocar un sentimiento distinto: estrés, relajación, frustración o aburrimiento.

Para desencadenar la frustración, se pidió a los participantes que realizaran una tarea que supuestamente era fácil y rápida, pero que no lo era. Para provocar los sentimientos de aburrimiento, cada persona se quedó sola en una habitación durante 6 minutos, dijeron los investigadores.

Aunque las conductas repetitivas centradas en la conducta pueden provocar distrés, "también parece que satisfacen una necesidad y dan una cierta forma de recompensa", dijo el investigador principal, Kieron O'Connor, en un comunicado de prensa de la Universidad de Montreal.

"Creemos que los individuos con estas conductas repetitivas podrían ser perfeccionistas, lo que significa que no son capaces de relajarse y de realizar tareas con un ritmo 'normal'. Por tanto son propensos a la frustración, la impaciencia y la insatisfacción cuando no consiguen sus objetivos. También experimentan unos niveles más altos de aburrimiento", explicó O'Connor.

Sara Roberts, autora principal del estudio, dijo que "estos resultados respaldan parcialmente nuestra hipótesis de que nuestros participantes eran más propensos a realizar conductas repetitivas centradas en el cuerpo cuando se sentían aburridos, frustrados e insatisfechos que cuando se sentían relajados. Además, realizan estas conductas cuando se sienten estresados", dijo en el comunicado de prensa.

"Los hallazgos sugieren que los individuos que realizan conductas repetitivas centradas en el cuerpo podrían beneficiarse de tratamientos diseñados para reducir la frustración y el aburrimiento y para modificar las creencias de perfeccionismo", añadió Roberts.

El estudio aparece en la edición de marzo de la revista Journal of Behavior Therapy and Experimental Psychiatry.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece más información sobre la compulsión de arrancarse el cabello.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad