SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Agregar un tercer medicamento podría mejorar el tratamiento de la hepatitis C

Por Alan Mozes, Reportera de Healthday -

Un estudio se muestra promisorio, aunque los expertos aseguran que sigue habiendo dudas, como problemas de resistencia viral

LUNES, 9 de agosto (HealthDay News/HolaDoctor) -- Una investigación reciente señala que el tratamiento estándar actual de dos medicamentos para la potencialmente mortal hepatitis C podría ser dos veces más efectivo si los médicos añaden un tercer medicamento antiviral, boceprevir.

Según los autores del estudio, el hallazgo podría ayudar a las 170 millones de personas de todo el mundo que se calcula están infectadas con este tipo particular de hepatitis C (genotipo 1), teniendo en cuenta que la infección hepática es difícil de tratar.

El estudio, financiado por Merck, fabricante de boceprevir, aparece publicado en la edición en línea del 8 de agosto de The Lancet.

Según los investigadores, dirigidos por el Dr. Paul Y. Kwo de la Facultad de medicina de la Universidad de Indiana en Indianápolis, el tratamiento estándar de dos medicamentos de interferón pegilado con ribavirina suscita la respuesta virológica deseada en menos de la mitad de los pacientes.

Para buscar una manera de mejorar estos resultados, el equipo de Indiana puso en marcha un ensayo de dos fases con 520 pacientes de hepatitis C de 67 centros de los EE. UU., Canadá, y Europa. Los pacientes recibieron uno de varios cócteles de medicamentos de diversas potencias durante al menos 48 semanas. Algunas de las combinaciones de medicamentos incluían boceprevir y otras no.

Kwo y sus colegas informaron que, independientemente de otros factores, como intentos por reducir la duración del tratamiento o la cantidad de medicamentos estándares administrados a los pacientes, agregar boceprevir a la mezcla pareció mejorar la respuesta viral de manera constante.

Sin embargo, la efectividad de este régimen de tres medicamentos se redujo un poco cuando el equipo disminuyó la cantidad de ribavirina que recibieron los pacientes.

En un comunicado de prensa de la revista, el equipo concluyó que "boceprevir, en combinación con interferón pegilado y ribavirina, logra índices (de respuesta virológica) elevados con 28 semanas de terapia en la mayoría de los pacientes y que además es seguro y efectivo durante 48 semanas entre los pocos pacientes que se benefician de una terapia de mayor duración". También observaron "mayores índices de respuesta en grupos difíciles de tratar, como los participantes negros y los pacientes de cirrosis".

En un comentario en la revista, los doctores Laura Milazzo y Spinello Antinori de la Universidad de Milán, señalaron que la adición de un tercer medicamento "mejoró sustancialmente la proporción de respuestas virológicas sostenidas, aunque no en la proporción deseada".

También anotaron que la cuarta parte de las muestras de sangre tomadas de los pacientes mostraron señales de resistencia viral a boceprevir. Milazzo y Antinori aseguraron que también hay que tener en cuenta varias cuestiones, como las interacciones entre medicamentos y la función de la genética para predecir los resultados de los pacientes.

El Dr. Eugene Schiff, director del centro de enfermedad hepática de la Facultad de medicina de la Universidad de Miami, se mostró emocionado sobre el esfuerzo actual por mejorar el tratamiento de la hepatitis C y dijo que espera más en el futuro.

"El boceprevir es uno de los dos inhibidores de la proteasa que esperamos sean aprobados durante el próximo año", dijo. "Además, junto con el actual estándar de atención, estos medicamentos deben duplicar el índice de éxito en cuanto a la tasa de respuesta viral sostenida, lo que equivale a una cura en los pacientes que nunca habían sido tratados anteriormente".

Schiff agregó que incluso algunos pacientes que se han sometido a un régimen de tratamiento estándar y no mejoraron podrían beneficiarse de otra ronda de tratamiento con estos inhibidores de la proteasa.

"Entonces, no hay duda de que este es un gran avance para el tratamiento de la hepatitis C", aseguró Schiff. "Además, es lo primero de lo que podemos anticipar en cuanto el uso de lo que llamamos antivirales directos. Hay varios estudios continuos sobre esto, pero el punto es que este campo realmente está avanzando".

Más información

Para más información sobre la hepatitis C, diríjase al Instituto Nacional sobre la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y del Riñón.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad