SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Para ganarle al cáncer hay que vencer el sedentarismo

Por Carola Sixto -
Para ganarle al cáncer hay que vencer el sedentarismo

Ya pasó lo peor: primero el diagnóstico, luego el duro tratamiento, con rayos y quimioterapia. Después de ese mal trance, cualquiera pensaría que sólo resta recuperarse en un cómodo sofá, mientras el cabello vuelve a crecer, al igual que la energía perdida. 

Según un estudio reciente, presentado en la conferencia anual sobre “alimentos, nutrición, actividad física y cáncer”, del Instituto Americano de Investigación del Cáncer, los sobrevivientes de cáncer no deberían tirarse en el sofá, mucho menos quedarse en la cama como “premio merecido” después de esos largos meses o años de luchar contra la enfermedad. De hecho, la investigación concluye en que con hacer apenas un poco de actividad física, las personas que enfrentaron al cáncer tendrán menos probabilidades a que éste  vuelva. 

En entrevista con MiDieta, la autora del estudio, Dra. Karen Basen-Engquist, Directora del Centro del Balance energético en la Prevención y Supervivencia del Cáncer, del Centro de Cáncer MD Anderson, de la Universidad de Texas contestó estas preguntas:

  • ¿Cuál es la importancia del ejercicio y la dieta en los sobrevivientes de cáncer?

“El ejercicio ha demostrado mejorar la calidad de vida de los sobrevivientes de cáncer y también de incrementar su funcionamiento físico, su habilidad de hacer las actividades diarias. También, podría disminuir algunos síntomas como la fatiga. 

Estudios realizados en pacientes que tuvieron cáncer de seno y colorrectal han mostrado que aquellos que eran más físicamente activos después del diagnóstico tienen un riesgo menor de que la enfermedad reincida y son menos propensos a morir de ese cáncer.
Una dieta saludable con gran cantidad de vegetales y fruta, y no mucha grasa saturada (por ejemplo, manteca, tocino o carnes con grasa) es importante para mantener la salud en general y controlar el peso, no sólo para los sobrevivientes de cáncer sino para cualquiera." 

  • ¿Qué tipo de ejercicio es recomendado para los sobrevivientes de cáncer y cuáles no se recomiendan?

"Los sobrevivientes de cáncer deberían hacer 150 minutos de ejercicio de intensidad moderada o 75 minutos de ejercicio aeróbico vigoroso por semana. El ejercicio moderado puede ser una caminata enérgica que permita hablar mientras se camina pero no cantar y el ejercicio vigoroso es aquel que incluye actividades como escalada, baile aeróbico y natación veloz. Para saber si es vigoroso, sólo se pueden decir un par de palabras sin detenerse a respirar. Los sobrevivientes de cáncer deberían hacer ejercicio al menos dos días por semana. 

Alguna actividad es mejor que ninguna, por lo que si una persona que tuvo cáncer no ejercita debería empezar a construir una rutina lentamente. Por ejemplo, se puede empezar con una caminata de 10 minutos e ir aumentando de a poco hasta llegar a los 30 minutos diarios, incrementando 5 minutos por día. 

Los sobrevivientes con linfedema o que están en riesgo, porque se les han removido los nódulos linfáticos, que quieren hacer ejercicios de resistencia con carga (pesas) deben empezar levantando poco peso e ir aumentando en forma lenta. 

El linfedema es la acumulación de líquidos en el cuerpo, según explica la Biblioteca de Medicina de los EE.UU. Puede provocar inflamación en un brazo o pierna; también dolor. Por lo general, aparece entre 6 a 8 semanas después de un tratamiento de radioterapia. 

Los sobrevivientes de cáncer con ciertas condiciones deberán modificar su rutina de ejercicio. Por ejemplo, aquellos que sufren de fatiga crónica necesitan hacer una actividad física más liviana. Aquellos que tienen catéteres o se alimentan por tubos deberían evitar ir a piletas de natación o lagos donde pueden exponerse a una infección, y deben tener cuidado si hacen trabajo muscular. "

  • ¿Qué tipo de dieta y alimentos deberían comer?

"Al igual que nosotros, deben tener una dieta alta en vegetales, frutas y granos enteros y evitar la carne roja y la carne procesada. Si tienen sobrepeso o son obesos, deberían intentar manejar el tamaño de las porciones y limitar la cantidad de calorías en los alimentos y las bebidas."

  • Hay ciertos alimentos que son conocidos por sus propiedades para combatir el cáncer. ¿Existe evidencia científica?

"Existe alguna evidencia de que ciertos alimentos, como los tomates cocidos y otras categorías como las hortalizas crucíferas (por ejemplo brócoli, repollitos de bruselas, repollo y coliflor) pueden ayudar a prevenir el cáncer. Pero lo que es importante es comer una variedad de vegetales, de modo de que se obtenga un rango amplio de nutrientes y fitoquímicos. 

Una forma de lograrlo es intentar comer vegetales de la mayor cantidad de colores que uno pueda. Para ayudar con esta meta, el Instituto Americano de Investigación del Cáncer recomienda que las comidas tengan un 2/3 o más de vegetales, frutas, granos enteros y frijoles, y 1/3 de proteína animal. "

Más sobre el estudio: 

La investigación, que tuvo el soporte del Instituto Nacional del Cáncer, recolectó información de 100 sobrevivientes de cáncer de endometrio para medir eficacia en alcanzar metas y la duración del ejercicio.

Por “eficacia” interpretaron la capacidad de cada individuo de medir su progreso, ya sea con podómetros o con computadoras.

Además, cada participante recibió un plan de ejercicios recomendado basado en las guías del Colegio Americano de Medicina del Deporte.

Los investigadores hallaron que las personas con más “eficacia” en la mañana para organizar su actividad física demostró incrementar la intensidad del ejercicio de moderada a vigorosa. Por cada punto obtenido de capacidad para organizarse y llevar el control, los individuos aumentaron seis minutos de ejercicio.

Para leer el estudio completo (en inglés)

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad