SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Semillas de cáñamo, lo que necesitas saber

Por -
Semillas de cáñamo, lo que necesitas saber
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Cuando se habla del cáñamo (hemp en inglés), muchas personas pueden llegar a confundirlo con la planta de la marihuana, ya que técnicamente se le conoce como cannabis sativa. Si bien, ambos pertenecen a una especie herbácea de la familia Cannabaceae, las semillas de cáñamo no tienen ningún efecto narcótico.

De acuerdo con el sitio web The Hash, Marihuana & Hemp Museum de Amsterdam, en los Países Bajos, que expone una selección de alimentos y suplementos dietéticos basados en el cáñamo, sus semillas son uno de los granos más nutritivos del planeta. Son ricas en proteína de alta calidad y muy bajas en grasas saturadas, y contienen todos los ácidos grasos esenciales necesarios para el ser humano.

La semilla de cáñamo contienen aproximadamente un 25% de proteínas fácilmente digeribles, un 34% de hidratos de carbono y un 31% de grasa (mayoritariamente en forma de aceite de semilla de cáñamo), además de un elevado nivel de fibra alimentaria, vitaminas de varios grupos (A, B, C, D y E) y minerales como el calcio, hierro y fósforo. Están libres de gluten.

Una de sus principales bondades, es que son ricas en ácidos grasos esenciales (Omega 3 y Omega 9), necesarios para el correcto funcionamiento del sistema circulatorio y el fortalecimiento de las arterias y el aceite de cañamón está entre los que contienen la menor cantidad de grasas saturadas, con un total del 8% del volumen total del aceite.

Las semillas de cáñamo se pueden procesar de varias maneras. Tanto la cáscara como las semillas descascaradas (proceso en que la cáscara de la semilla se separa del grano) pueden utilizarse para elaborar una amplia variedad de productos.

El grano descascarado se emplea en la producción de alimentos como: leche y queso de origen vegetal, pan, salsas, cremas para untar o como ingrediente de varias recetas y productos horneados. El cañamón pelado también constituye una alternativa sana y no alergénica a los frutos secos, ya que puede comerse crudo o en forma de mantequilla.

Tanto las semillas íntegras como descascaradas pueden usarse para hacer aceite. El aceite de semilla de cáñamo es similar al de oliva en su consistencia y en su aroma sutil, y puede emplearse en lugar de cualquier aceite para cocinar o aderezar.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad