SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Estudiante mexicano desarrolla dedo protésico

Por -

A través de engranes, un prototipo busca recrear los principales movimientos de los dedos de la mano, con la finalidad de facilitar la vida de quienes no tienen tales extremidades.

Dentro de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), un estudiante mexicano desarrolló un dedo protésico pensado para las personas que carecen de extremidades.

“Mi prototipo consiste en un mecanismo basado en engranes que simulan el movimiento de flexo extensión del dedo humano”, explica Eduardo Garibay. “Nos llevó alrededor de un año realizar todo el diseño y nos llevó alrededor de una semana realizar el prototipo con un costo aproximado de 100 dólares”.

A través de varios engranes unidos a lo largo por una barra, se envían distintas señales mediante un motor conectado a un microcontrolador, los cuales en conjunto, buscan reproducir los movimientos naturales de los dedos.

De la mano del profesor Francisco Cuenca Jiménez, del Grupo de Prótesis del Departamento de Mecatrónica de la UNAM este prototipo, el cual se encuentra en fase de implementación, ha podido desarrollarse.

“No perdamos de vista que esta es la primera versión de un prototipo que a la larga debe comportarse como la mano humana. Este sistema es mecánico pero necesita un sistema eléctrico electrónico o de control que a través de señales eléctricas o bioeléctricas del cuerpo pueda reproducir los movimientos”, comenta.

Por el momento, se espera que en el futuro próximo pueda llegar a ser empleado por las personas más necesitadas; sin embargo existen barreras que les han impedido alcanzar su objetivo.

“Las limitantes que tenemos actualmente en el proyecto es que las piezas que utilizamos son pequeñas y son difíciles de conseguir aquí en México por lo tanto necesitamos buscarlas en el extranjero, además que necesitamos inversionistas que estén interesados en el proyecto”, agrega Garibay.

Al final, la intención de original del dedo protésico, se resume al simple hecho de ayudar. “A mí me deja una gran satisfacción puesto que además que estoy innovando en la tecnología estoy ayudando a otras personas a mejorar su calidad de vida… significa poderles dar una oportunidad de seguir haciendo sus actividades diarias de manera más sencilla”, finalizó.

En América Latina, existe un retraso en la fabricación de este tipo de tecnologías, pues en cuanto a reemplazos de mano aún se emplean prótesis mecánicas del tipo pinza, las cuales implican funciones limitadas y su costo más económico va de los 900 a los mil dólares. De ahí la importancia de esta nueva tecnología.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad