SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Té verde (Camellia sinensis)

Té verde (Camellia sinensis)

Resumen:

El té verde se hace de las hojas secas de la camellia sinensis, un arbusto de hoja perenne. El té verde tiene una larga historia de uso, aproximadamente 5,000 años en China. El té verde, el té negro y el té oolong todos se derivan de la misma planta.

Las variedades del té son el reflejo de la región donde crecen (por ejemplo, Ceilán o Assam), el distrito (por ejemplo Darjeeling), la forma (por ejemplo, el pekoe se corta, la pólvora se enrolla), y los métodos de procesamiento (por ejemplo, negro, verde u oolong). La India y Sri Lanka son los mayores productores de té verde.

Históricamente, se ha servido como parte de varias ceremonias y se ha usado para estar alerta durante largas meditaciones. Una leyenda en la India describe la historia del príncipe Siddhartha Guatama, el fundador del budismo, quien se rasgó los párpados por frustración causada por no poder mantenerse despierto durante la meditación mientras viajaba a través de la China. Se dice que una planta del té retoñó en el lugar donde cayeron los párpados, permitiéndole así mantenerse despierto, meditar y alcanzar su iluminación espiritual. Los comerciantes turcos supuestamente introdujeron el té a las culturas occidentales en el siglo VI.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Adenocarcinoma, antioxidante, arterosclerosis, astringente, trastornos autoinmunológicos (encefalomielitis), sangrado de encías o cavidades dentales, mejoramiento de la densidad ósea, efectos secundarios por tratamiento del cáncer, cataratas, mejoramiento del desempeño cognitivo, cardiopatía coronaria, enfermedad de Crohn, demencia, desintoxicación por alcohol o toxinas, diarrea, digestión, desempeño atlético, fibrosarcoma, flatulencia, infecciones fúngicas, gastritis, gingivitis, inflamación de las encías, crecimiento capilar, dolor de cabeza, enfermedad cardiaca, infección Helicobacter pylori, VIH/SIDA, mejoramiento del flujo sanguíneo, mejoramiento del flujo de orina, mejoramiento en la resistencia a las enfermedades, inhibición de concentración de plaquetas, protección de la lesión por isquemia-reperfusión, dolor de las coyunturas, prevención de cálculos renales, leucoplaquia, longevidad, leucemia linfocítica, memoria, neuroprotección, osteoporosis, prevención de la enfermedad de Parkinson, protección contra lesión en los pulmones por asbestos, regulación de la temperatura corporal, estimulante, trastornos estomacales, prevención de apoplejías, cansancio ocular, tumores vasculares, vómito.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Verrugas genitales (B)

    Basado en ensayos humanos, Polyphenon E®, una propiedad extracto de té verde, ha sido apropado en los Estados Unidos para el uso tópico externo como una receta para verrugas genitales causadas por el virus del papiloma humano.

  • Ansiedad (C)

    La L-teanina es un aminoácido predominante que se encuentra en el té verde. Las investigaciones preliminares demuestran la existencia de los efectos de este aminoácido en comparación con la droga bajo prescripción médica, alprazolam, en la ansiedad inducida de forma experimental. No se encontró ningún beneficio.

  • Artritis (C)

    Las investigaciones indican que el té verde puede ser de beneficio en el tratamiento de la artritis ya que reduce la inflamación y desacelera el resquebrajamiento del cartílago. Se necesitan futuras investigaciones antes de hacer una recomendación.

  • Asma (C)

    Las investigaciones han mostrado que la cafeína mejora el flujo de aire hacia los pulmones (broncodilatación). Sin embargo, no está claro si el uso de la cafeína o del té tiene beneficios significativos para las personas con asma. Se necesitan mayores investigaciones en esta área antes de llegar a una conclusión firme.

  • Cáncer (en general) (C)

    En términos generales, la relación entre el consumo del té verde y el cáncer en humanos aún no es concluyente. Un ensayo clínico demostró beneficios mínimos al utilizar cápsulas de extracto de té verde para el tratamiento del cáncer de próstata resistente a las hormonas. Se requiere investigación adicional antes de ofrecer recomendaciones.

  • Afecciones cardiovasculares (C)

    Existe evidencia preliminar que indica que la ingestión regular de té verde puede reducir el riesgo de ataque al corazón o aterosclerosis (obstrucción arterial). Se requieren ensayos clínicos adicionales de buen diseño antes de que se puedan ofrecer recomendaciones firmes en esta área.

  • Prevención del resfriado común (C)

    Investigaciones preliminares en humanos indican que un formulado específico de té verde puede ayudar a la prevención de los síntomas aparentes de resfriado e influenza. Se requieren ensayos clínicos adicionales de buen diseño para confirmar tales hallazgos.

  • Prevención de caries dentales (C)

    Existen estudios limitados del té como gárgaras (enjuague bucal) para la prevención de las caries dentales. No es claro si es una terapia beneficiosa.

  • Diabetes (C)

    Se requieren estudios adicionales para determinar si el té verde y los polifenoles tienen algún efecto terapéutico benéfico en la prevención o el tratamiento de la diabetes.

  • Fertilidad (C)

    Una investigación anterior que usó una combinación de un producto denominado FertilityBlend se ha relacionado con cierto éxito para ayudar a mujeres a concebir. Se necesitan investigaciones adicionales mejor diseñadas del uso del té verde por sí solo antes de llegar a una conclusión firme.

  • Colesterol alto (C)

    Los estudios de laboratorio, en animales y las investigaciones limitadas en humanos indican posibles efectos del té verde en los niveles del colesterol. Se necesita mayor evidencia en humanos en esta área.

  • Hipertensión (C)

    Varios estudios en humanos indican que el té verde no tiene efecto en la presión arterial.

  • Hipertrigliceridemia (C)

    Los estudios de laboratorio, en animales y las investigaciones limitadas en humanos indican posibles efectos del té verde en los niveles de los triglicéridos. Se necesita mayor evidencia en humanos en esta área.

  • Síntomas de la menopausia (C)

    Un estudio realizado en mujeres posmenopáusicas saludables mostró que una fórmula menopáusica en la mañana/noche con contenido de té verde fue efectiva en el alivio de los síntomas de la menopausia entre los que se incluyen las oleadas de calor y la alteración del sueño. Se necesitan estudios futuros adicionales para confirmar estos resultados.

  • Rendimiento mental/estado de alerta (C)

    Varios estudios preliminares han examinado los efectos del uso en el corto y largo plazo de la cafeína, el té o el café en relación a la memoria y capacidad cognoscitiva. Las investigaciones limitadas y de baja calidad reportan que el uso del té verde puede mejorar la cognición y sentido de alerta. El té verde contiene cafeína, la cual es un estimulante.

  • Fotoprotección (C)

    Existen estudios de alcance limitado en animales y humanos en relación al té verde como agente protector de la piel contra el daño causado por la luz ultravioleta. Los resultados de algunos estudios son conflictivos. No se han hecho comparaciones contra las formas establecidas de protección solar aceptadas como adecuadas, tales como los bloqueadores protectores de rayos ultravioletas. Los efectos del té verde en relación al daño en la piel causado por el sol permanecen inciertos.

  • Infección viral (Virus humano de las células linfocíticas T) (C)

    La investigación preliminar indica que el té verde disminuye la carga de los portadores del cirus HTLV-1. Se requiere investigación adicional de buen diseño antes de ofrecer recomendaciones a favor o en contra del uso del té verde para el tratamiento de los portadores del HTLV-1.

  • Pérdida de peso (mantenimiento) (C)

    Existen varios estudios pequeños en humanos dirigidos al uso de las cápsulas del extracto de té verde para la pérdida o mantenimiento del peso en personas con sobrepeso o individuos con un peso promedio. Los resultados son mixtos. Se necesitan mejores investigaciones antes de hacer una recomendación firme en esta área.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Las personas con conocimiento de alergias/hipersensibilidad a la cafeína o tanino deben evitar el té verde. Se han reportado brotes en la piel y ampollas con la ingestión de cafeína.

Efectos secundarios y advertencias

Los estudios específicos sobre los efectos secundarios del té verde son limitados. Sin embargo, se han reportado varias reacciones ya que el té verde es una fuente de cafeína.

La cafeína es un estimulante del sistema nervioso central y puede causar insomnio en adultos, niños e infantes (incluidos los infantes lactantes de madres que consumen cafeína). La cafeína actúa en el riñón como diurético (incrementando la orina y los niveles en la orina de sodio/potasio y reduciendo los niveles en la sangre de sodio/potasio) y puede empeorar la incontinencia. Las bebidas que contienen cafeína pueden incrementar la producción de los ácidos estomacales y empeorar los síntomas de las úlceras. El tanino del té puede causar estreñimiento. Ciertas dosis de cafeína pueden incrementar el ritmo cardiaco y la presión arterial, aunque las personas que consumen cafeína habitualmente no parecen experimentar estos efectos a largo plazo.

Puede ocurrir un incremento en los niveles de azúcar en la sangre. Se deben usar con precaución las bebidas que contienen cafeína como el té verde en los pacientes con diabetes. En contraste, en investigaciones preliminares también se ha reportado que beber té verde reduce los niveles de azúcar en la sangre. Se necesitan estudios adicionales en esta área.

Las personas con enfermedad severa del hígado deben usar la cafeína con precaución, ya que los niveles de cafeína en la sangre se pueden acumular y perdurar por más tiempo. Se han asociado brotes en la piel con la ingestión de cafeína. En los estudios de laboratorio y en animales, se ha encontrado que la cafeína afecta la coagulación sanguínea, aunque los efectos en humanos se desconocen.

Es posible que ocurra un efecto tóxico con la ingestión de altas dosis de cafeína. El uso crónico del mismo puede causar intolerancia, dependencia sicológica y puede crear hábito de dependencia. La suspensión abrupta puede ocasionar síntomas de retiro.

Varios estudios en la población inicialmente indicaron una posible asociación entre el uso de la cafeína y la enfermedad fibroquística del seno, aunque las investigaciones más recientes no han encontrado esta conexión. Investigaciones limitadas han encontrado una posible relación entre el uso de la cafeína y la esclerosis múltiple, aunque la evidencia no es definitiva en esta área. Los estudios en animales reportan que las fracciones de tanino provenientes de las plantas de té pueden incrementar el riesgo de cáncer, aunque no es claro si el tanino presente en el té verde tiene efectos carcinogénicos en los humanos.

Tomar bebidas que contienen tanino como el té puede contribuir a la deficiencia de hierro y en los infantes, el té se ha relacionado con un metabolismo deteriorado del hierro y anemia microcítica.

En las investigaciones preliminares se ha asociado el té verde con la reducción de los niveles de estrógenos en el cuerpo. No está claro si pueden ocurrir efectos secundarios significativos como las oleadas de calor.

En estudios humanos, el uso tópico de la pomada que contiene Polyphenon E® puede resultar en irritación local.

Embarazo y lactancia

Se deben usar con precaución grandes cantidades de té verde en las mujeres embarazadas, ya que la cafeína atraviesa la placenta y se ha asociado con aborto espontáneo, retraso en el crecimiento intrauterino y nacimiento con peso bajo.

La cafeína se transmite fácilmente hacia la leche materna. La ingestión de cafeína por parte de infantes puede conducir a perturbaciones del sueño/insomnio.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Los estudios acerca de las interacciones del té verde con las drogas son limitados. Sin embargo el té verde es una fuente de cafeína, para la cual se han documentado varias interacciones.

La combinación de cafeína con efedrina, un alcaloide del belcho, se ha implicado en numerosas situaciones cardiovasculares graves o fatales como presión arterial muy alta, apoplejía o ataque cardiaco. También se han reportado apoplejías después de la ingestión nasal de cafeína con anfetaminas.

La cafeína puede sumarse a los resultados y efectos secundarios de otros estimulantes entre los que se incluyen nicotina, agonistas beta como el albuterol (Ventolin®) u otras metilxantinas como la teofilina. De forma inversa, la cafeína puede contrarrestar la somnolencia y la lentitud mental causada por benzodiazepinas como lorazepam (Ativan®) o diazepam (Valium®). No se deben usar la fenilpropanolamina y la cafeína juntas debido a los reportes de numerosos efectos adversos graves; las formas de fenilpropanolamina tomada por vía oral se han retirado del mercado en Estados Unidos debido a reportes de hemorragia hacia la cabeza.

Cuando se toman con cafeína, numerosas drogas pueden incrementar los niveles de cafeína en la sangre o el tiempo que ésta actúa en el cuerpo, algunos de estos ejemplos son disulfiram (Antabuse®), píldoras anticonceptivas o terapia de reemplazo hormonal, ciprofloxacin (Cipro®), norfloxacin, fluvoxamina (Luvox®), cimetidina (Tagamet®), verapamil y mexiletina. Los niveles de cafeína se pueden reducir con la ingestión de dexametasona (Decadron®). El metabolismo de la cafeína en el hígado se puede ver afectado por diversas drogas, aunque los efectos en humanos no son claros.

La cafeína puede prolongar los efectos de la carbamazepina o incrementar los efectos de la clozapina (Clozaril®) y dipiridamol. La cafeína puede afectar los niveles séricos de litio y la suspensión repentina del uso por consumidores regulares que toman litio puede provocar altos niveles o toxicidad por litio. Los niveles de aspirina o fenobarbital pueden reducirse en el cuerpo, aunque los efectos clínicos en humanos no son claros.

No obstante la cafeína por sí sola no parece tener propiedades para aliviar el dolor, se usa en combinación con ergotamina tartrato en el tratamiento de migrañas o dolores de cabeza en racimos (por ejemplo Cafergot®). Se ha mostrado que incrementa los efectos calmantes del dolor de cabeza de otros paliativos del dolor como el acetaminofén y la aspirina (por ejemplo, Excedrin®). La cafeína puede también incrementar los efectos paliativos de la codeína o del ibuprofeno (Advil®, Motrin®).

Como diurético la cafeína puede incrementar la orina y pérdida de sodio a través del riñón y se puede sumar a los efectos de otros diuréticos como la furosamida (Lasix®).

El té verde puede contener vitamina K, la cual al usarse en grandes cantidades puede reducir los efectos adelgazantes de la warfarina (Coumadin®) en la sangre un fenómeno que se ha reportado en un caso en humanos.

Basados en datos preliminares, la teanina, un glutamato subproducto del té verde, puede reducir las reacciones adversas causadas al corazón y al hígado por la droga bajo prescripción, dexorubicina, para el tratamiento del cáncer. Se necesitan investigaciones adicionales para confirmar estos resultados.

Las investigaciones preliminares reportan que la ingestión del té verde puede disminuir los niveles de colesterol LDL y puede, en teoría, interactuar con otras drogas que reducen el colesterol.

Otras interacciones potenciales pueden darse con drogas tales como adenosina, alcohol, anticoagulantes, antidiabetes, antimicóticos, fluconazol, hidrocortisona, levadopa, antidepresivos MAOI, metoxalen, fenitoina, inhibidores de la bomba de protones, riluzol, terbinafina, teofilina y timolol.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

Son limitados los estudios de las interacciones del té verde con hierbas y suplementos. Sin embargo, el té verde es una fuente de cafeína, razón por la cual varias interacciones se han documentado.

La cafeína se puede sumar a los resultados y efectos secundarios de otros estimulantes. La combinación de cafeína con efedrina, la cual está presente en el belcho (ma huang), se ha implicado en numerosas situaciones cardiovasculares graves o fatales como presión arterial muy alta, apoplejía o ataque cardiaco.

También son fuentes de cafeína y pueden sumarse a los resultados y efectos secundarios de la cafeína en el té verde, la nuez de cola, guaraná (Paullina cupana) y hierba mate (Ilex paraguariensis). Se ha reportado que un producto combinado que contiene cafeína, hierba mate (Ilex paraguariensis) y damiana (Turnera difussa) puede causar pérdida de peso, reducción de la función del tracto gastrointestinal y sensación de llenura.

Como diurético la cafeína puede incrementar la orina y la pérdida de sodio a través del riñón y puede sumarse a los efectos de otros agentes diuréticos.

Las investigaciones preliminares reportan que la ingestión del té verde puede disminuir los niveles de colesterol LDL ("malo") y puede, en teoría, interactuar con otras drogas que reducen el colesterol.

La naranja agria, el calcio, el hierro, los medicamentos MAOI y las hierbas y suplementos que contienen taninos también pueden interactuar con el té verde.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

No se han establecido los beneficios de las dosis específicas de té verde. La mayoría de los estudios han analizado el té verde en forma de bebida elaborada, más que en forma de cápsula. Una taza de té contiene aproximadamente 50 miligramos de cafeína y 80 a 100 miligramos de contenido de polifenol, dependiendo de la concentración de la preparación del té y del tamaño de la taza.

Los estudios han examinado los efectos de la ingesta habitual de té verde, en cantidades que varían de 1 a 10 tazas al día (o incluso mayores).

En forma de cápsula, existe gran variedad en la cantidad de extracto de té verde: desde 100 hasta 750 miligramos por cápsula. Actualmente, no existe una dosis recomendada para las cápsulas de extracto de té verde.

En forma de tópico, el tratamiento local con pomada de Polyphenon E® para las verrugas genitales ha sido utilizada tres veces por dia, por el maximo de 16 semanas.

Niños (18 años y menores)

No se recomienda el té verde para bebés ni para niños debido al contenido de cafeína.

Referencias:

 

  • Berube-Parent S, Pelletier C, Dore J, et al. Effects of encapsulated green tea and Guarana extracts containing a mixture of epigallocatechin-3-gallate and caffeine on 24 h energy expenditure and fat oxidation in men. Br J Nutr 2005;94(3):432-436.
  • Chiu AE, Chan JL, Kern DG, et al. Double-blinded, placebo-controlled trial of green tea extracts in the clinical and histologic appearance of photoaging skin. Dermatol Surg 2005;31(7 Pt 2):855-860.
  • Choan E, Segal R, Jonker D, et al. A prospective clinical trial of green tea for hormone refractory prostate cancer: an evaluation of the complementary/alternative therapy approach. Urol Oncol 2005;23(2):108-113.
  • Cnattingius S, Signorello LB, Anneren G, et al. Caffeine intake and the risk of first-trimester spontaneous abortion. N Engl J Med 12-21-2000;343(25):1839-1845.
  • Fukino Y, Shimbo M, Aoki N, et al. Randomized controlled trial for an effect of green tea consumption on insulin resistance and inflammation markers. J Nutr Sci Vitaminol (Tokyo) 2005;51(5):335-342.
  • Gao YT, McLaughlin JK, Blot WJ, et al. Reduced risk of esophageal cancer associated with green tea consumption. J Natl Cancer Inst 6-1-1994;86(11):855-858.
  • Gross G, Meyer KG, Pres H, et al. A randomized, double-blind, four-arm parallel-group, placebo-controlled Phase II/III study to investigate the clinical efficacy of two galenic formulations of Polyphenon E in the treatment of external genital warts. Eur Acad Dermatol Venereol 2007;21(10):1404-12.
  • Henning SM, Aronson W, Niu Y, et al. Tea polyphenols and theaflavins are present in prostate tissue of humans and mice after green and black tea consumption. J Nutr 2006 Jul;136(7):1839-43.
  • Hodgson JM, Puddey IB, Burke V, et al. Effects on blood pressure of drinking green and black tea. J Hypertens 1999;17(4):457-463.
  • Lambert JD, Yang CS. Mechanisms of cancer prevention by tea constituents. J Nutr 2003;133(10):3262S-3267S.
  • Laurie SA, Miller VA, Grant SC., et al. Phase I study of green tea extract in patients with advanced lung cancer. Cancer Chemother Pharmacol 2005;55(1):33-38.
  • Maron DJ, Lu GP, Cai NS, et al. Cholesterol-lowering effect of a theaflavin-enriched green tea extract: a randomized controlled trial. Arch Intern Med 6-23-2003;163(12):1448-1453.
  • Seely D, Mills EJ, Wu P, et al. The effects of green tea consumption on incidence of breast cancer and recurrence of breast cancer: a systematic review and meta-analysis. Integr Cancer Ther 2005 Jun;4(2):144-55.
  • Stockfleth E, Beti H, Orasan R, et al. Topical Polyphenon E in the treatment of external genital and perianal warts: a randomized controlled trial. Br J Dermatol 2008;158(6):1329-1338.
  • Westerterp-Plantenga MS, Lejeune MP, Kovacs EM. Body weight loss and weight maintenance in relation to habitual caffeine intake and green tea supplementation. Obes Res 2005;13(7):1195-1204.

 

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad