Quantcast

Publicidad

Comentarios

Sábila (Aloe vera)

Publicado -

0 Comentarios | Tamaño del texto:

Resumen:

El gel transparente de la pulpa de las hojas carnosas del Aloe vera se han usado de forma tópica por miles de años para tratar heridas, infecciones en la piel, quemaduras y muchas otras afecciones dermatológicas. El látex seco del recubrimiento interno de la hoja se ha usado tradicionalmente como laxante por vía oral.

Existen evidencias científicas sólidas que apoyan las propiedades laxantes del látex de sábila, con base en las propiedades catárticas bien establecidas de los glucósidos de antraquinona glucosa (que se encuentran en el látex de sábila). Sin embargo, el valor terapéutico de la sábila en comparación con otros métodos para el estreñimiento sigue siendo difuso.

Existe un apoyo prometedor preliminar en los estudios realizados en humanos, animales y en laboratorio de que el gel tópico de la sábila posee propiedades inmunomoduladoras, las cuales pueden mejorar la cicatrización de heridas e inflamación de la piel.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Enfermedad de Alzheimer, antifúngico, antioxidante, anti-microbiano, antitumoral, antiviral, artritis (ósteoartritis, artritis reumatoide), asma, infecciones bacterianas dérmicas, anticonceptivo, trastornos en los vasos sanguíneos, trastornos intestinales, síndrome de fatiga crónica, insuficiencia cardiaca congestiva, quemadura por frío, gengivitis, pérdida del cabello, prevención de cardiopatías, hepatitis, colesterol elevado virus del papiloma humano (VPH), picazón (en la piel), cálculos renales o en la vejiga, leucemia, liquen plano (una afección de la piel) infecciones por parásitos, enfermedad de Parkinson, enjuague quirúrgico periodontal, rasguños o heridas superficiales en el ojo, reducción del ácido estomacal, quemaduras de sol, lupus eritematoso sistémico, contracciones nerviosas dolorosas (neuralgia trigémina, dolor facial severo), tumores incurables, contracepción vaginal, infecciones de levadura en la piel.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Estreñimiento (laxante) (B)

    El látex seco del recubrimiento interno de las hojas se ha usado tradicionalmente como un laxante que se administra por vía oral. Aunque se han realizado pocos estudios para evaluar este efecto de la sábila en seres humanos, las propiedades laxantes de los componentes de la sábila, como la aloína, se apoyan mucho en las evidencias científicas. Se descubrió que una combinación de remedio a base de hierbas que contenía sábila es un laxante efectivo, aunque no está claro si este efecto se debió a la sábila o a los otros ingredientes en el producto. Se necesita de un estudio adicional para establecer la dosis y comparar la efectividad y seguridad de la sábila con respecto a otros laxantes que se usan comúnmente.

  • Herpes genital (B)

    Evidencias limitadas de estudios realizados en humanos indican que el extracto de Aloe vera en una crema hidrófila puede ser un tratamiento efectivo para el herpes genital en hombres (mejor que el gel de sábila o placebo). Se necesitan investigaciones adicionales en esta área antes de hacer una recomendación sólida.

  • Psoriasis vulgaris (B)

    La evidencia preliminar indica que un extracto de sábila en una crema hidrófila puede ser un tratamiento efectivo para la psoriasis vulgaris. Se necesitan investigaciones adicionales en esta área antes de hacer una recomendación sólida.

  • Dermatitis seborreica (seborrea, caspa) (B)

    La evidencia preliminar en un estudio de loción de sábila indicó efectividad en el tratamiento de dermatitis seborreica cuando se aplica en la piel. Se necesita de estudios adicionales en esta área antes de hacer una recomendación sólida.

  • Prevención del cáncer (C)

    Existen evidencias anuales de que la administración de sábila por vía oral puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón. Se necesita de estudios adicionales en esta área para aclarar si es la sábila directamente u otros factores lo que origina este beneficio.

  • Úlceras bucales (estomatitis aftosa) (C)

    Existen débiles evidencias de que el tratamiento de úlceras aftosas recurrentes en la boca con gel de sábila puede reducir el dolor y aumentar la cantidad de tiempo entre la aparición de nuevas úlceras. Se necesita de estudios adicionales en esta área antes de hacer una recomendación sólida.

  • Diabetes (tipo 2) (C)

    Los resultados de los estudios son contradictorios. Se necesita de mayor investigación para explorar la efectividad y seguridad de la sábila en las personas diabéticas.

  • Resequedad de la piel (C)

    Tradicionalmente, la sábila se ha usado como hidratante. Estudios preliminares de baja calidad indican que efectivamente la sábila puede reducir la resequedad de la piel. Se necesitan estudios de mejor calidad en esta área.

  • Infección del VIH (C)

    Sin realizar ensayos adicionales en humanos, las evidencias no se pueden considerar convincentes ni a favor ni en contra de este uso de la sábila.

  • Liquen plano (C)

    Un estudio limitado indica que el aloe puede ser un tratamiento útil y seguro para el liquen plano, el cual es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta el revestimiento de la boca. Se necesita estudio adicional.

  • Quemaduras de la piel (C)

    Las evidencias preliminares indican que la sábila puede ser efectiva para estimular la cicatrización de quemaduras leves y moderadas de la piel. Se necesita investigación adicional en esta área.

  • Úlceras en la piel (C)

    La evidencia preliminar indica que la sábila puede ayudar a curar úlceras en la piel. Se requieren estudios de alta calidad que comparen la sábila con placebo.

  • Colitis ulcerosa (incluye la enfermedad del intestino inflamado) (C)

    Existe una limitada, pero prometedora investigación del uso de la sábila por vía oral en el tratamiento de colitis ulcerosa en comparación con el placebo. No está clara la forma en que la sábila se compara con otros tratamientos para la colitis ulcerosa.

  • Cicatrización de heridas (C)

    Los resultados de los estudios de sábila en la cicatrización de heridas son diferentes; algunos reportan resultados positivos y otros no muestran ningún beneficio o un potencial empeoramiento de la afección. Se necesita de estudios adicionales, dado que la cicatrización de heridas es un uso popular de la sábila en forma tópica.

  • Mucositis (D)

    Existen evidencias preliminares de que la sábila administrada por vía oral no evita ni mejora la mucositis (úlceras bucales) asociada con la terapia por radiación.

  • Úlceras por presión (D)

    Un ensayo realizado en humanos bien diseñado no descubrió ningún beneficio en el hidrogel del acemannan tópico (un componente del gel de sábila) en el tratamiento de úlceras por presión.

  • Dermatitis por radiación (D)

    Los informes en la década de los años 30 sobre los efectos benéficos de la sábila de uso tópico en la piel posterior a la exposición de radiaciones provocaron un amplio uso en los productos para la piel. Actualmente, a veces se recomienda el gel de sábila para la dermatitis causada por radiaciones, aunque las evidencias científicas indican una ausencia de beneficios en esta área.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Las personas con conocidas alergias al ajo, cebollas, tulipanes u otras plantas de la familia de las liliáceas pueden presentar reacciones alérgicas a la sábila. Las personas que usan gel de sábila por períodos prolongados han desarrollado reacciones alérgicas, incluidas las urticarias y brotes en forma de eczemas. Las inyecciones de sábila han producido reacciones severas y deben evitarse.

Efectos secundarios y advertencias

Se ha reportado que el uso de sábila en heridas quirúrgicas disminuye la cicatrización y causa enrojecimiento y quemaduras después de aplicar el jugo de sábila al rostro seguido de un proceso de exfoliación de piel (extirpación de la dermis). La aplicación de sábila previa a la exposición solar puede provocar brote en las áreas expuestas al sol.

El uso de sábila o látex de sábila por vía oral para efectos laxantes puede causar calambres o diarrea. El uso por más de siete días puede causar dependencia o empeoramiento del estreñimiento después de suspender la sábila. Se ha reportado que la ingestión de sábila por más de un año aumenta el riesgo de cáncer colorectal. Las personas que padecen dolor abdominal agudo, apendicitis, íleo (parálisis intestinal temporal) o un período prolongado sin movimientos intestinales no deben consumir sábila. Existe un reporte de hepatitis (inflamación del hígado) con el uso de sábila por vía oral.

El efecto laxante de la sábila puede causar desequilibrios de electrólitos en la sangre, incluidos los niveles bajos de potasio, Este efecto puede ser superior en las personas con diabetes o enfermedad hepática. Los niveles bajos de potasio pueden provocar ritmos cardíacos anormales o debilidad muscular. Las personas con cardiopatías, enfermedad hepática o anomalías en los electrólitos no deben consumir sábila por vía oral. Los profesionales médicos deben observar los cambios de potasio y otros electrólitos en las personas que consumen sábila por vía oral por varios días.

Si la sábila se toma por vía oral puede reducir los niveles del azúcar en la sangre. Se deben tomar precauciones en pacientes con diabetes o hipoglucemia y en aquellas personas que consumen drogas, hierbas o suplementos que afectan el azúcar en la sangre. Se puede necesitar que un profesional médico controle los niveles de glucosa sérica y podría ser necesario ajustar los medicamentos. Las personas con trastornos de la tiroides, enfermedades renales, enfermedades cardíacas o anormalidades de electrolitos también deben usar sábila por vía oral bajo supervisión médica.

Evítese usar inyecciones de sábila, las cuales se han asociado con casos de muerte bajo circunstancias extrañas.

Embarazo y lactancia

Aunque no es probable que el uso tópico (en la piel) de sábila sea peligroso durante el embarazo y la lactancia, no se recomienda el uso de sábila por vía oral (por la boca) debido a la teórica estimulación de las contracciones uterinas. No se sabe si puede haber ingredientes activos de sábila en la leche materna. Las mujeres lactantes no deben consumir el jugo seco de hojas de sábila.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

La sábila que se administra por vía oral puede reducir los niveles de azúcar en la sangre. Se deben tomar precauciones si se administra con medicamentos que también pueden disminuir el azúcar en la sangre. A los pacientes que consumen drogas para la diabetes por vía oral o inyección los debe controlar de cerca un profesional médico calificado. Los medicamentos podrían necesitar ajustes. Adicionalmente, la insulina podría ayudar en la disminución de en los niveles de potasio en la sangre que puede ocurrir con la sábila.

Debido a la reducción de los niveles de potasio que puede ocurrir si la sábila se administra por vía oral, se puede reducir la efectividad de los medicamentos para el corazón, como la digoxina y la digitoxina y de otros medicamentos que se usan para las alteraciones en el ritmo cardíaco. Se puede aumentar el riesgo de efectos adversos con estos medicamentos debido a los bajos niveles de potasio.

Se deben tener precauciones en pacientes que consumen diuréticos de asa como Lasix® (furosemida) o diuréticos de tiazida como la hidroclorotiazida, que aumentan la eliminación tanto del fluido como del potasio en la orina. El uso combinado puede aumentar la reducción drástica del potasio y la deshidratación.

El uso de la sábila con drogas laxantes puede aumentar el riesgo de deshidratación, reducción drástica del potasio, desequilibrio de electrólitos y cambios en el pH de la sangre. Debido a sus efectos laxantes, la sábila también puede reducir la absorción de algunos medicamentos.

La aplicación de sábila en la piel puede aumentar la absorción de cremas esteroides, como la hidrocortisona. Asimismo, el uso por vía oral de sábila y esteroides como la prednisona puede aumentar el riesgo de la reducción drástica del potasio.

Existe un reporte de exceso de sangrado de un paciente que al sufrir una cirugía se le administró la droga de anestesia seboflurano y que, además, consumía sábila por vía oral. No está claro si la sábila o esta interacción en particular fue la causa del sangrado.

Los informes preliminares indican que los niveles de AZT, una droga bajo prescripción para la infección del VIH, pueden aumentar por la ingestión de sábila.

Los medicamentos que se usan para el cáncer o la actividad hormonal (terapia de reemplazo de hormonas, píldoras anticonceptivas) también pueden interactuar con la sábila.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

Con base en las propiedades laxantes de la sábila por vía oral, el uso prolongado puede dar como resultado una reducción drástica del potasio. La sábila puede aumentar los efectos de reducción del potasio de otras hierbas como la regaliz (Glycyrrhiza glabra).En teoría, el uso de sábila por vía oral y otras hierbas laxantes como la senna puede aumentar el riesgo de deshidratación, reducción drástica de potasio, desequilibrios de electrólitos y cambios en el pH de la sangre.

La sábila por vía oral puede reducir el azúcar en la sangre. Se deben tomar precauciones al usar hierbas o suplementos, como el melón amargo, que puedan disminuir el nivel del azúcar en la sangre. Los niveles de glucosa en la sangre pueden requerir un control y podría ser necesario ajustar la dosis.

Las hierbas y suplementos que se usan para el cáncer o el corazón pueden interactuar con la sábila. Los fitoestrógenos, como la soya, así como los antivirales también pueden interactuar con la sábila. La sábila puede incrementar la absorción de las vitaminas C y E.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

El gel puro de Aloe vera se usa a menudo sin restricciones en la piel entre tres y cuatro veces al día para el tratamiento de quemaduras de sol y otras quemaduras menores. También se encuentra en cremas y lociones. No existen reportes de que el uso de sábila en la piel cause absorción de químicos dentro del cuerpo que pueden causar efectos secundarios significativos. Los productos para la piel que están disponibles contienen sábila únicamente o sábila combinada con otros ingredientes activos.

La dosis que a menudo se recomienda para el estreñimiento es la cantidad mínima para mantener las heces disolutas, típicamente 0.04-0.17 gramos de jugo seco (que corresponden a 10-30 miligramos de hidrociantraquinonas), por vía oral. Como alternativa, se ha descubierto en las investigaciones que en combinación con celandine (300 miligramos) y psyllium (50 miligramos), 150 miligramos de jugo seco de sábila al día es efectivo como laxante.

Se han asociado casos de muerte con inyecciones de Aloe vera bajo circunstancias extrañas. No se recomienda el uso por inyección debido a la ausencia de datos de seguridad.

Otros usos de la sábila, según los estudios científicos, son el tratamiento del herpes genital (aplicación de una crema en las lesiones durante cinco días consecutivos a la semana hasta por dos semanas) y la soriasis (aplicación de una crema en la piel tres veces al día durante cinco días consecutivos a la semana hasta por cuatro semanas).

Niños (menores de 18 años)

El uso tópico (en la piel) del gel de sábila en niños es común y parece que se tolera bien. Sin embargo, debe consultarse con un dermatólogo y un farmaceuta antes de comenzar el tratamiento. La ingestión de sábila por vía oral en niños no se ha estudiado aún, y en teoría podría tener efectos dañinos tales como la disminución del nivel de azúcar en la sangre. Por tanto, no se recomienda.

Referencias:

 

  • Dal'Belo SE, Gaspar LR, Maia Campos PM. Moisturizing effect of cosmetic formulations containing Aloe vera extract in different concentrations assessed by skin bioengineering techniques. Skin Res Technol. 2006;12(4):241-6.
  • Ernst E, Pittler MH, Stevinson C. Complementary/alternative medicine in dermatology: evidence-assessed efficacy of two diseases and two treatments. Am.J.Clin.Dermatol. 2002;3(5):341-348.
  • Heggie S, Bryant GP, Tripcony L, et al. Phase III study on the efficacy of topical aloe vera gel on irradiated breast tissue. Cancer Nurs 2002;25(6):442-451.
  • Kim EJ, Kim HJ, Kim SG, et al. Aloe-induced Henoch-Schonlein purpura. Nephrology (Carlton). 2007;12(1):109.
  • Langmead L, Feakins RM, Goldthorpe S, et al. Randomized, double-blind, placebo-controlled trial of oral aloe vera gel for active ulcerative colitis. Aliment.Pharmacol.Ther. 4-1-2004;19(7):739-747.
  • Lee A, Chui PT, Aun CS, et al. Possible interaction between sevoflurane and Aloe vera. Ann Pharmacother. 2004;38(10):1651-1654.
  • Montaner JS, Gill J, Singer J, et al. Double-blind placebo-controlled pilot trial of acemannan in advanced human immunodeficiency virus disease. J Acquir Immune Defic Syn Hum Retrovirol 1996;12:153-157.
  • Natural Standard Research Collaboration, Chief Editors: Ulbricht CBasch E, Natural Standard Herb and Supplement Reference - Evidence-Based Clinical Reviews, USA: Elsevier/Mosby, 2005.
  • Rabe C, Musch A, Schirmacher P, et al. Acute hepatitis induced by an Aloe vera preparation: a case report. World J Gastroenterol. 1-14-2005;11(2):303-304.
  • Schmidt JM, Greenspoon JS. Aloe vera dermal wound gel is associated with a delay in wound healing. Obstetrics & Gynecology 1991;78(1):115-117.
  • Su CK, Mehta V, Ravikumar L, et al. Phase II double-blind randomized study comparing oral aloe vera versus placebo to prevent radiation-related mucositis in patients with head-and-neck neoplasms. Int.J Radiat.Oncol.Biol.Phys. 9-1-2004;60(1):171-177.
  • Syed TA, Cheema KM, Ahmad SA, et al. Aloe vera extract 0.5% in hydrophilic cream versus aloe vera gel for the measurement of genital herpes in males. A placebo-controlled, double-blind, comparative study. Journal of the European Academy of Dermatology & Venerology 1996;7(3):294-295.
  • Syed TA, Afzal M, Ashfaq AS. Management of genital herpes in men with 0.5% Aloe vera extract in a hydrophilic cream. A placebo-controlled double-blind study. J Derm Treatment 1997;8(2):99-102.
  • Vardy AD, Cohen AD, Tchetov T. A double-blind, placebo-controlled trial of Aloe vera (A. barbadensis) emulsion in the treatment of seborrheic dermatitis. J Derm Treatment 1999;10(1):7-11.
  • Vogler BK, Ernst E. Aloe vera: a systematic review of its clinical effectiveness. Br.J Gen.Pract. 1999;49(447):823-828.

 

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.


Compartir e Imprimir:

Comparte tu opinión

En favor
En contra
Por favor, escribe un comentario!
Este comentario ha sido reportado
Publicado
Responder
Reportar

Comentarios

Mostrando 0 - 0 de 0

Siguiente Anterior
Cerrar

Publicidad

http://s1.hdstatic.net/gridfs/holadoctor/