Quantcast

Publicidad

Comentarios

Polen de abejas

Publicado -

0 Comentarios | Tamaño del texto:

Resumen:

El polen de abejas se considera como un alimento altamente nutritivo porque contiene una combinación de vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos, grasas, enzimas y aminoácidos esenciales. El polen procede de diversas plantas tales como trigo sarraceno, maíz, pino (songhaufen), colza y totoras (puhuang). No se debe confundir con el veneno de la abeja, la miel o la jalea real. Las abejas usan el propóleos, una sustancia resinosa, para construir sus colmenas, mientras que la jalea real es una secreción de las glándulas salivares de las abejas.

El público común probablemente utiliza el polen de abejas con mayor frecuencia de lo que se prescribe en la práctica clínica. Por lo general, el polen de abejas se utiliza como rejuvenecedor o como tónico. También se le usa para incrementar la vitalidad y fortaleza atléticas y como coadyuvante en la recuperación de enfermedades. A menudo, el polen de abejas se utiliza como un antídoto contra el polen y las esporas durante la estación de alergias. Puede también ser de ayuda para enfermedades respiratorias tales como bronquitis, congestión sinusal y rinitis común. Como apoyo en el tratamiento de trastornos hormonales, se considera que el polen de abejas balancea el sistema endocrino y específicamente tiene actividad benéfica en los trastornos menstruales y prostáticos. En la medicina china, el polen de abejas se utiliza para promover la sangre, reducir el antojo por dulces y alcohol, como protector contra la radiación y como inhibidor del cáncer. Tópicamente, se utiliza contra el eczema, erupciones cutáneas y brote por el pañal. Los estudios disponibles no apoyan de manera adecuada estos usos indicados.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Envejecimiento, alergias, amenorrea (ausencia de menstruación), antibacteriano, antifúngico, antioxidante, estimulante del apetito, artritis, hipertrofia benigna de próstata, sangrado, bronquitis, insuficiencia renal crónica, colitis (inflamación del colon), constipación, tos (con sangre), diarrea, diurético, disentería (diarrea con sangre), dismenorrea (menstruación dolorosa), eczema, enteritis (inflamación de los intestinos), crecimiento, fiebre de heno, hemorragia (cerebral), hemorroides, colesterol alto (hiperlipidemia), inmunomodulador, infertilidad, disfunción del hígado, memoria, problemas menstruales, llagas en la boca, esclerosis múltiple, sangrado nasal, nutrición, suplemento nutricional durante el embarazo, prostatitis (inflamación de la próstata), radioprotección, brote, problemas renales, reumatismo, desempeño sexual, síndrome de Sjogren, cuidado de la piel, erupciones cutáneas, tónico, vómito (con sangre), pérdida de peso.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Mejoramiento del desempeño atlético (C)

    El polen de abejas aparentemente no mejora el desempeño atlético. No obstante, se requiere investigación adicional para ofrecer recomendaciones definitivas.

  • Efectos secundarios del tratamiento del cáncer (C)

    El polen de abejas puede reducir algunos efectos adversos del tratamiento del cáncer. Se requiere investigación adicional para ofrecer recomendaciones definitivas.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en individuos que tengan alergias reconocidas o hipersensibilidad al polen de abejas y en especial, a aquellos preparados que contienen polen, disponibles a nivel comercial. Las reacciones alérgicas pueden ser picor, hinchazón, falta del aliento, sensación de aturdimiento, molestia gastrointestinal, brote, asma, fiebre del heno, náuseas, calambres abdominales, diarrea, vómito y anafilaxis.

Efectos secundarios y advertencias

En general, la mayoría de los efectos adversos parecen originarse a partir de la hipersensibilidad o alergia al polen. Dentro de los síntomas se mencionan molestia gastrointestinal, brote, eritema (enrojecimiento de la piel), asma, fiebre del heno, náuseas reacciones respiratorias, urticaria, diarrea, vómito, sensibilidad a la luz, hipereosinofilia (incremento del conteo de células blancas en la sangre), anorexia, dolor abdominal, malestar generalizado, dolor de cabeza, picor y disminución de la memoria. La mayoría de los síntomas parecen resolverse después de la suspensión del uso del polen de abejas.

Se han reportado múltiples casos de hepatitis aguda relacionada con productos combinados con polen de abejas. En estos casos, no se conoce si el efecto adverso fue causado por el polen de abejas u otra hierba.

Debe evitarse su uso en pacientes que tienen trastornos sanguíneos o enfermedad del hígado.

Embarazo y lactancia

No se recomienda el uso del polen de abejas durante el embarazo o la lactancia, dada la falta de información científica.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

En la actualidad, no existe evidencia científica suficiente que describa las Interacciones entre las drogas y el polen de abejas.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

En la actualidad, no existe evidencia científica suficiente que describa las Interacciones entre las hierbas, los suplementos y el polen de abejas.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

No existen estudios sistemáticos sobre la seguridad y eficacia del polen de abejas. En general, se han administrado dosis de 1/8 a 1/4 de cucharadita por vía oral, una vez al día. La dosis puede incrementarse de manera gradual de 1 a 2 cucharaditas, de una a tres veces al día.

Niños (menores de 18 años)

No existen estudios sistemáticos sobre la seguridad y eficacia del polen de abejas. El uso en niños debe ser supervisado por parte de un profesional de la salud.

Referencias:

  • Aliyazicioglu Y, Deger O, Ovali E, et al. Effects of Turkish pollen and propolis extracts on respiratory burst for K-562 cell lines. Int Immunopharmacol 2005;5(11):1652-1657.
  • Boppre M, Colegate SM, Edgar JA. Pyrrolizidine alkaloids of Echium vulgare honey found in pure pollen. J Agric Food Chem 2005;53(3):594-600.
  • Campos MG, Webby RF, Markham KR, et al. Age-induced diminution of free radical scavenging capacity in bee pollens and the contribution of constituent flavonoids. J Agric Food Chem 2003;51(3):742-745.
  • Garcia-Villanova RJ, Cordon C, Gonzalez Paramas AM, et al. Simultaneous immunoaffinity column cleanup and HPLC analysis of aflatoxins and ochratoxin A in Spanish bee pollen. J Agric Food Chem 2004;52(24):7235-7239.
  • Gonzalez G, Hinojo MJ, Mateo R, et al. Occurrence of mycotoxin producing fungi in bee pollen. Int J Food Microbiol 2005;105(1):1-9.
  • Greenberger PA, Flais MJ. Bee pollen-induced anaphylactic reaction in an unknowingly sensitized subject. Ann Allergy Asthma Immunol 2001;86(2):239-242.
  • Iarosh AA, Macheret EL, Iarosh AA, et al. [Changes in the immunological reactivity of patients with disseminated sclerosis treated by prednisolone and the preparation Proper-Myl]. Vrach Delo 1990;(2):83-86.
  • Iversen T, Fiirgaard KM, Schriver P, et al. The effect of NaO Li Su on memory functions and blood chemistry in elderly people. J Ethnopharmacol 1997;56(2):109-116.
  • Krivopalov-Moscvin I. Apitherapy in the rehabilitation of patients with multiple sclerosis -- XVI World Congress of Neurology. Buenos Aires, Argentina, September 14-19, 1997. Abstracts. J Neurol Sci 1997;150 Suppl:S264-367.
  • Lei H, Shi Q, Ge F, et al. [Supercritical CO2 extraction of fatty oils from bee pollen and its GC-MS analysis]. Zhong Yao Cai 2004;27(3):177-180.
  • Medina A, Gonzalez G, Saez JM, et al. Bee pollen, a substrate that stimulates ochratoxin A production by Aspergillus ochraceus Wilh. Syst Appl Microbiol 2004;27(2):261-267.
  • Ozcan M, Unver A, Ceylan DA, et al. Inhibitory effect of pollen and propolis extracts. Nahrung 2004;48(3):188-194.
  • Palanisamy A, Haller C, Olson KR. Photosensitivity reaction in a woman using an herbal supplement containing ginseng, goldenseal, and bee pollen. J Toxicol Clin Toxicol 2003;41(6):865-867.
  • Paola-Naranjo RD, Sanchez-Sanchez J, Gonzalez-Paramas AM, et al. Liquid chromatographic-mass spectrometric analysis of anthocyanin composition of dark blue bee pollen from Echium plantagineum. J Chromatogr A 2004;1054(1-2):205-210.
  • Wang J, Jin GM, Zheng YM, et al. [Effect of bee pollen on development of immune organ of animal]. Zhongguo Zhong Yao Za Zhi 2005;30(19):1532-1536.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.


Compartir e Imprimir:

Comparte tu opinión

En favor
En contra
Por favor, escribe un comentario!
Este comentario ha sido reportado
Publicado
Responder
Reportar

Comentarios

Mostrando 0 - 0 de 0

Siguiente Anterior
Cerrar

Publicidad

http://s1.hdstatic.net/gridfs/holadoctor/