Quantcast

Editar mi perfil

Cerrar

Podófilo (Podophyllum hexandrum, Podophyllum peltatum)

Resumen:

El podófilo toma su nombre de las palabras griegas podos y phyllon, que significan hojas en forma de pie. Los rizomas de podófilo tienen una historia medicinal extensa entre las tribus nativas norteamericanas que usaban un polvo de rizoma como laxante o agente que expulsa lombrices (antihelmíntico). También se empleó un emplasto del polvo para tratar verrugas y crecimientos tumorosos en la piel.

La podofilotoxina es un compuesto derivado de la planta que se usa para producir dos drogas citostáticas: etoposide y teniposide. La sustancia se ha obtenido en primera instancia de la manzana de mayo americana (Podophyllum peltatum). La manzana de mayo himalaya (Podophyllum hexandrum or Podophyllum emodi) contiene este constituyente en una mayor cantidad, pero está en vía de extinción en los campos.

Actualmente, los extractos de la planta de podófilo se usan en medicamentos tópicos para verrugas genitales, leucoplasia vellosa oral relacionada con el VIH, y algunos cánceres de piel. Investigaciones preliminares también muestran que el CPH 82, una forma oral del Podophyllum emodi compuesto por dos glucósidos purificados de lignanos semi-sintéticos, podrían ser útiles en el tratamiento de la artritis reumatoide. Sin embargo, cuando se usa oralmente, el podófilo puede ser letal y se debe evitar. La droga etoposide (VePesid®) es el derivado semi-sintético de la podofilotoxina y está aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU (FDA) para varios tipos de cáncer.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Abortivo, (induce el aborto), antihelmíntico (expulsa lombrices), antibacteriano, cáncer de seno, catártico (alivia el estreñimiento), emético (induce el vómito), fertilidad, fiebre, hepatitis, enfermedad de Hodgkin, insecticida, ictericia, laxante, leucemia, trastornos hepáticos, trastornos mentales, linfoma de no-Hodgkin, lesiones cutáneas, antídoto para veneno de serpientes, sífilis, tiña.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Verrugas (verrugas genitales, verrugas plantares) (B)

    El podofilox, un componente activo de la resina de podofilina, es comercializado bajo la marca Condylox® y está aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) para el tratamiento de verrugas genitales externas y verrugas alrededor del ano. Un estudio preliminar mostró que la preparación de podófilo fue moderadamente efectiva en el tratamiento de verrugas genitales. Se necesitan estudios adicionales antes de poder emitir una conclusión firme en relación con su eficacia.

  • Leucoplasia (relacionada con el VIH) (C)

    La leucoplasia vellosa oral es una enfermedad oral mucosa asociada con el virus Epstein-Barr (VEB). El podófilo y sus derivados son conocidos por ser agentes citotóxicos activos, lo cual puede ser beneficioso en el tratamiento de la leucoplasia vellosa. Se requieren estudios adicionales antes de poder emitir una conclusión firme en relación con su eficacia.

  • Artritis reumatoide (C)

    Una investigación preliminar sugiere que el podófilo podría ser de ayuda para la artritis reumatoide. Las investigaciones son limitadas debido a los posibles efectos adversos, como diarrea severa asociada con la ingesta oral de podófilo. Sin embargo, se necesita investigación adicional antes de poder emitir una conclusión firme.

  • Cáncer uterino (C)

    Evidencia preliminar sugiere que el podófilo podría inhibir el crecimiento de células cancerígenas y que pudiera ser beneficioso como un complemento a la radiación para el cáncer uterino. Se requiere investigación adicional antes de poder hacer una recomendación sólida.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en individuos con alergia o hipersensibilidad conocidas al podófilo.

Efectos secundarios y advertencias

Parece ser que la aplicación de podófilo en la piel para tratar verrugas genitales y leucoplasia vellosa oral se tolera bien. Generalmente, efectos adversos leves incluyen sensación de ardor, mal sabor o alteración del gusto y entre dolor leve e irritación severa cuando se aplica como tópico. Los efectos adversos por ingesta oral podrían incluir molestia gastrointestinal (diarrea y dolor abdominal).

La absorción sistémica de la resina de podófilo podría resultar en taquicardia (frecuencia cardíaca acelerada), hipotensión (presión arterial baja), alucinaciones, confusión, mareos y convulsiones. Estos síntomas podrían demorarse al principio y prolongarse en duración. El podófilo también pudiera causar náuseas, vómito, diarrea aguada y con sangre, y un número disminuido de neutrófilos en la sangre (neutropenia). Úsese con precaución en pacientes con la enfermedad de Crohn o con síndrome del intestino irritable.

La toxicidad del podófilo podría causar parálisis muscular, ataxia (pérdida de coordinación), retención urinaria, insuficiencia renal (riñones), e hipotonía (disminución del tono muscular). El uso crónico del podófilo como catártico (alivia el estreñimiento) pudiera ocasionar concentraciones bajas anormales de potasio en la sangre (hipocalemia) y alcalosis metabólica.

La solución de podofilotoxina (Wartec®) podría producir palmas y pies sudorosos o brote. Se han presentado alopecia (pérdida de cabello) y toxicidad gastrointestinal (náuseas, vómito, estomatitis) en alrededor de 20% a 30% de los pacientes que ingirieron dosificaciones recomendadas de etoposide, un semi-sintético derivado de la podofilotoxina. Los pacientes que reciben CPH 82 de forma oral para artritis reumatoide, informaron molestia gastrointestinal (diarrea y dolor abdominal).

Úsese con cautela en pacientes con trastornos cardiovasculares, musculares y neurológicos; con insuficiencia renal (de riñones), de hígado, con hipertensión (presión arterial alta), arritmia (frecuencia cardíaca anormal), o psicosis.

Evítese en pacientes con enfermedades de vesícula biliar o cálculos biliares. Se cree que el podófilo estimula la producción de bilis en la vesícula biliar.

Embarazo y lactancia

El podófilo no se recomienda a mujeres embarazadas o lactantes debido a la falta de evidencia científica disponible. Se han asociado casos documentados de defectos de nacimiento y muertes fetales con el uso de podófilo durante el embarazo.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

La toxicidad del podófilo podría causar hipotensión acumulativa (presión arterial baja) si se administra con medicamentos antihipertensivos.

El podófilo interrumpe la mitosis celular en la metafase y pudiera interactuar con drogas que tienen un mecanismo similar, como el paclitaxel y el vincristine. Adicionalmente, agentes anticancerígenos podrían producir neutropenia (disminución del número de neutrófilos en la sangre). El uso concurrente del podófilo y agentes antineoplásicos pudiera causar mayor supresión de la médula ósea.

La toxicidad del podófilo pudiera producir un agravamiento de los síntomas extrapiramidales que podrían presentarse con agentes anti-psicóticos. Se aconseja precaución cuando se ingiere podófilo con otros agentes que podrían potencializar esto síntomas.

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, se observaron cambios degenerativos en el hígado luego de la ingesta de podófilo. Se recomienda precaución cuando se toma éste con otros agentes potencialmente perjudiciales para el hígado debido al riesgo aumentado de daño hepático.

Históricamente, el podófilo se ha usado como laxante. Su uso concurrente y el de otros laxantes podría resultar en un efecto acumulativo y causar deshidratación y perturbaciones en los electrolitos (usualmente reducción drástica de fluidos y acumulación de electrolitos).

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

La toxicidad del podófilo podría causar hipotensión acumulativa (presión arterial baja) si se administra con hierbas y suplementos antihipertensivos (reductores de presión arterial).

El podófilo podría interrumpir la mitosis y evitar la división celular. Adicionalmente, los agentes anticancerígenos pudieran producir neutropenia (déficit de glóbulos blancos). El uso concurrente del podófilo y agentes anticancerígenos pudiera causar un aumento de la neutropenia (déficit de glóbulos blancos).

La toxicidad del podófilo podría ocasionar un desmejoramiento de los síntomas extrapiramidales y de los efectos secundarios neurológicos que pudieran ocurrir con algunos agentes anti-psicóticos. Se aconseja precaución cuando se ingiere podófilo con otras hierbas y suplementos que podrían potencializar estos síntomas.

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, se observaron cambios degenerativos en el hígado después de ingerir podófilo. Se aconseja tener precaución cuando se toma podófilo con otras hierbas potencialmente dañinas debido al riesgo aumentado de daño en el hígado.

Históricamente, el podófilo se ha usado como laxante. Su uso concurrente y el de otros laxantes podría resultar en un efecto acumulativo y causar deshidratación y perturbaciones en los electrolitos.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores):

Se han estudiado varias dosis con diferentes grados de seguridad y eficacia. Para la artritis reumatoide, se han usado de manera segura 300 miligramos de CPH 82, compuesto de dos glucósidos purificados de lignanos semi-sintéticos de Podophyllum emodi, que se han ingerido a diario hasta por 12 semanas.

Cuando se utiliza como tópico y de manera apropiada, el podófilo se ha usado de forma segura hasta por cinco semanas. Para las verrugas genitales, se han empleado 5 mililitros de podofilina al 0.5%, aplicada sobre el área afectada dos veces por día, tres veces a la semana durante cinco semanas; también se ha aplicado al área afectada una preparación de podofilina al 2% como tópico dos veces al día, por tres días, durante cinco semanas. Para la leucoplasia vellosa oral relacionada con el VIH, se ha utilizado una solución tópica de resina de podófilo al 25% por 30 días.

Niños (menores de 18 años):

No se ha comprobado una dosis segura o efectiva de podófilo para niños.

Referencias:

  • Agrawala PK, Mittal A, Bala M, et al. Mitochondrial involvement in RP-1 mediated apoptosis in U 87 cells. Biomed.Pharmacother. 2004;58(2):129-135.
  • Camporese A, Balick MJ, Arvigo R, et al. Screening of anti-bacterial activity of medicinal plants from Belize (Central America). J Ethnopharmacol. 2003;87(1):103-107.
  • Chattopadhyay S, Bisaria VS, Panda AK, et al. Cytotoxicity of in vitro produced podophyllotoxin from Podophyllum hexandrum on human cancer cell line. Nat.Prod.Res. 2004;18(1):51-57.
  • Frasca T, Brett AS, Yoo SD. Mandrake toxicity. A case of mistaken identity. Arch Intern Med 9-22-1997;157(17):2007-2009.
  • Goel HC, Prasad J, Sharma A, et al. Antitumour and radioprotective action of Podophyllum hexandrum. Indian J Exp Biol 1998;36(6):583-587.
  • Gupta D, Arora R, Garg AP, et al. Radiation protection of HepG2 cells by Podophyllum hexandrum Royale. Mol.Cell Biochem. 2003;250(1-2):27-40.
  • Kumar IP, Goel HC. Iron chelation and related properties of Podophyllum hexandrum, a possible role in radioprotection. Indian J Exp Biol 2000;38(10):1003-1006.
  • Longstaff E, von Krogh G. Condyloma eradication: self-therapy with 0.15-0.5% podophyllotoxin versus 20-25% podophyllin preparations--an integrated safety assessment. Regul.Toxicol.Pharmacol 2001;33(2):117-137.
  • Mittal A, Pathania V, Agrawala PK, et al. Influence of Podophyllum hexandrum on endogenous antioxidant defence system in mice: possible role in radioprotection. J Ethnopharmacol. 2001;76(3):253-262.
  • Moraes RM, Bedir E, Barrett H, et al. Evaluation of Podophyllum peltatum accessions for podophyllotoxin production. Planta Med 2002;68(4):341-344.
  • Prakash H, Ali A, Bala M, et al. Anti-inflammatory effects of Podophyllum hexandrum (RP-1) against lipopolysaccharides induced inflammation in mice. J Pharm Pharm Sci 2005;8(1):107-114.
  • Prem Kumar I, Rana SV, Samanta N, et al. Enhancement of radiation-induced apoptosis by Podophyllum hexandrum. J Pharm Pharmacol 2003;55(9):1267-1273.
  • Triantos D, Porter SR, Scully C, et al. Oral hairy leukoplakia: clinicopathologic features, pathogenesis, diagnosis, and clinical significance. Clin Infect.Dis. 1997;25(6):1392-1396.
  • White DJ, Billingham C, Chapman S, et al. Podophyllin 0.5% or 2.0% v podophyllotoxin 0.5% for the self treatment of penile warts: a double blind randomised study. Genitourin.Med 1997;73(3):184-187.
  • Wollina U. Er:YAG laser followed by topical podophyllotoxin for hard-to-treat palmoplantar warts. J Cosmet.Laser Ther. 2003;5(1):35-37.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo