SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Melón amargo (Momordica charantia L. Curcurbitáceas) y MAP30

Melón amargo (Momordica charantia L. Curcurbitáceas) y MAP30

Resumen:

El melón amargo (Momordica charantia L. Curcurbitaceae) se ha utilizado tradicionalmente como remedio para disminuir la glucosa en la sangre en pacientes con diabetes mellitus. La evidencia preliminar disponible se refiere el uso del melón amargo en el tratamiento del VIH y cáncer. Los extractos y fórmulas pulverizadas de la fruta son las que se utilizan con mayor frecuencia, aunque también se recomiendan tés preparados a partir de sus tallos y hojas.

El melón amargo también se consume como alimento y se encuentra como ingrediente de algunas recetas asiáticas que contienen curry. La fruta fresca se consigue en mercados asiáticos de especialidades, donde se le conoce como karela.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Abortos, analgésico, antihelmíntico (expulsa lombrices), anorexia, antifúngico, antioxidante, herpes, calambres estomacales, glaucoma, hemorroides, colesterol alto, inmunomodulador, infertilidad, dolor, soriasis, retinopatía.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Diabetes mellitus (agente hipoglucémico) (B)

    La evidencia preliminar indica que el melón amargo puede disminuir los niveles de glucosa séricos. Sin embargo, como la seguridad y efectividad de su uso aún no se han establecido, los diabéticos deben evitar el uso del melón amargo excepto bajo estricta supervisión de un profesional de la salud o farmaceuta, que pueda vigilar cuidadosamente los niveles séricos de azúcar en la sangre.

  • Cáncer (C)

    Se ha reportado que la proteína MAP30, que se aísla a partir del extracto del melón amargo, tiene efectos anticancerígenos, aunque tales efectos potenciales no se han estudiado en humanos. Se requiere investigación adicional antes de ofrecer recomendaciones.

  • Virus de inmunodeficiencia humana (VIH) (C)

    Las pruebas de laboratorio muestran que una proteína en el melón amargo llamada MAP30 puede tener actividad antiviral, aunque esto no se ha estudiado en humanos. Se requiere investigación adicional antes de ofrecer recomendaciones definitivas.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Los individuos con alergias a las plantas relacionadas con el melón amargo o a los miembros de la familia de las Curcurbitáceas (calabaza o melón) tales como melón de Persia, melón dulce (honeydew), casaba (sandía amarilla), muskmelon y melón cantaloupe pueden tener reacciones alérgicas al melón amargo.

Efectos secundarios y advertencias

Se han reportado casos de dolor de cabeza posteriores a la ingesta de semillas de melón amargo. No obstante, los detalles acerca de la severidad o duración de los mismos son limitados. Se han observado incrementos considerables en las enzimas del hígado de animales luego de haber bebido jugo de fruta del melón amargo y del extracto de sus semillas. Estos incrementos, sin embargo, no se han asociado con cambios o daños significativos en el hígado. No se ha estudiado la relevancia clínica en humanos por lo que se recomienda precaución particularmente en pacientes con enfermedad hepática latente. Las semillas y la corteza exterior del melón amargo contienen un químico tóxico (lectina), que inhibe la síntesis de proteínas en la pared intestinal. Aunque esto no se ha correlacionado con los signos o síntomas en humanos, debe evitarse la ingesta de las semillas del melón amargo o de su corteza exterior debido a los efectos adversos potenciales.

El melón amargo puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución en pacientes con diabetes o hipoglucemia y en aquellos que toman drogas, hierbas o suplementos que afectan el azúcar en la sangre. Puede ser necesario vigilar los niveles de glucosa séricos por parte de un profesional de la salud; también puede ser necesario hacer ajustes a los medicamentos. Se han reportado dos casos de coma hipoglucémico en niños posterior a la administración de un té de melón amargo.

Los pacientes con deficiencia de la glucosa-6-fosfato deshidrogenasa (G6PDH) deben evitar la ingesta de melón amargo (o sus semillas) debido al riesgo de tener una reacción hemolítica y "favismo". El favismo es la primera indicación de anemia hemolítica que se manifiesta a través de síntomas como dolor de cabeza, fiebre, dolor de estómago y coma. La deficiencia de G6PDH y el favismo se presentan de manera más común en personas nativas de la región del Mediterráneo y del Medio Oriente.

Un estudio reportó que la tasa de fertilidad en ratones que fueron alimentados diariamente con jugo de melón amargo disminuyó de 90% a 20%. También se reportó inhibición en la producción de esperma de perros que fueron alimentados con extracto de fruta de melón amargo durante 60 días. Sin embargo, estudios de laboratorio acerca de la proteína aislada a partir de las semillas del melón amargo llamada MAP30 encontraron que no afectó la motilidad espermática.

Embarazo y lactancia

No se recomienda el uso del melón amargo durante el embarazo, ya que dos proteínas aisladas a partir de su fruta fresca poseen propiedades que causan abortos en animales.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

El melón amargo puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución cuando se usa con medicamentos que también pueden disminuir estos niveles. Los pacientes que toman insulina o drogas para el tratamiento de la diabetes por vía oral deben ser vigilados cuidadosamente por un profesional de la salud o farmaceuta. El melón amargo puede tener efectos acumulativos cuando se toma en conjunto con otras drogas que disminuyen la glucosa en la sangre. Pueden ocurrir efectos acumulativos en la disminución de la glucosa cuando se toma el jugo de melón amargo o la fruta frita junto con drogas sulfonilúreas tales como cloropropamida (Diabinese®). La ingesta por vía oral del jugo del melón amargo también puede aumentar los efectos de disminución de los niveles de glucosa de la sulfonilúrea tolbutamida (Orinase®).

Se han reportado incrementos en las enzimas del hígado; en teoría, el melón amargo puede interactuar con drogas que son metabolizadas por el hígado o que afectan el hígado.

La proteína antiviral del melón amargo puede mejorar las terapias de los antagonistas débiles dexametasona e indometacina en el tratamiento del VIH. El melón amargo puede tener efectos antivirales e inmunomoduladores y por lo tanto, puede tener efectos acumulativos con otras drogas que tienen actividad similar.

También se ha observado que los extractos de hoja de melón amargo reversan la resistencia a las drogas de quimioterapia.

El melón amargo puede disminuir los niveles de triglicéridos y por lo tanto, tener efectos acumulativos con otras drogas que tienen actividad similar.

El melón amargo puede alterar la absorción, distribución, metabolismo y eliminación (farmacocinética) de otras drogas.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

El melón amargo puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre, por lo que se recomienda precaución cuando se utilizan hierbas y suplementos que también pueden alterar tales niveles. Puede ser necesario vigilar los niveles de glucosa en la sangre y ajustar las dosis.

Se han reportado incrementos en las enzimas del hígado. En teoría, el melón amargo puede interactuar con drogas que son metabolizadas por el hígado o que afectan el hígado.

La proteína antiviral del melón amargo puede incrementar las terapias de los antagonistas débiles dexametasona e indometacina, en el tratamiento del VIH. El melón amargo puede tener efectos antivirales e inmunomoduladores y por lo tanto, puede tener efectos acumulativos con otras drogas que tienen actividad similar.

También se ha observado que los extractos de hoja de melón amargo reversan la resistencia a las drogas de quimioterapia.

El melón amargo puede disminuir los niveles de triglicéridos y por lo tanto, tener efectos acumulativos con otras drogas que tienen actividad similar.

El melón amargo puede alterar la absorción, distribución, metabolismo y eliminación (farmacocinética) de otras drogas.

Dosificación:

Adultos (mayores de 18 años)

Debido a la amplia gama de las técnicas de preparación del melón amargo, actualmente no es posible determinar la dosis apropiada. Algunas veces el melón amargo se administra como jugo de fruta en dosis de 50-100 mililitros en pacientes diabéticos. Se ha reportado que las preparaciones en jugo tienen efectos más potentes en el azúcar de la sangre y valores de laboratorio que la fruta secada al sol. Sin embargo, la seguridad y efectividad de uso no se ha establecido para ninguna dosis específica del melón amargo.

Se han hecho estudios sobre la administración subcutánea del melón amargo, aunque su seguridad, efectividad y dosificación no se han establecido de manera clara.

Niños (menores de 18 años)

La evidencia disponible es insuficiente para recomendar el uso del melón amargo en niños. Se recomienda precaución con base en el reporte de dos casos de coma hipoglucémico en niños, posterior a la ingesta del té de melón amargo.

Referencias:

  • Basch E, Gabardi S, Ulbricht C. Bitter melon (Momordica charantia): a review of efficacy and safety. Am J Health Syst Pharm 2003;60(4):356-359.
  • Bourinbaiar AS, Lee-Huang S. The activity of plant-derived antiretroviral proteins MAP30 and GAP31 against herpes simplex virus in vitro. Biochem Biophys Res Commun 1996;219(3):923-929.
  • Bourinbaiar AS, Lee-Huang S. Potentiation of anti-HIV activity of anti-inflammatory drugs, dexamethasone and indomethacin, by MAP30, the antiviral agent from bitter melon. Biochem Biophys Res Commun 1995;208(2):779-785.
  • Dans AM, Villarruz MV, Jimeno CA, et al. The effect of Momordica charantia capsule preparation on glycemic control in type 2 diabetes mellitus needs further studies. J Clin Epidemiol 2007;60(6):554-559.
  • Das P, Sinhababu SP, Dam T. Screening of antihelminthic effects of Indian plant extracts: a preliminary report. J Altern Complement Med 2006;12(3):299-301.
  • Day C, Cartwright T, Provost J, et al. Hypoglycaemic effect of Momordica charantia extracts. Planta Med 1990;56(5):426-429.
  • Krawinkel MB, Keding GB. Bitter gourd (Momordica Charantia): A dietary approach to hyperglycemia. Nutr Rev 2006;64(7 Pt 1):331-337.
  • Leatherdale BA, Panesar RK, Singh G, et al. Improvement in glucose tolerance due to Momordica charantia (karela). Br Med J (Clin Res Ed) 1981;282(6279):1823-1824.
  • Lee-Huang S, Huang PL, Chen HC, et al. Anti-HIV and anti-tumor activities of recombinant MAP30 from bitter melon. Gene 1995;161(2):151-156.
  • Lee-Huang S, Huang PL, Huang PL, et al. Inhibition of the integrase of human immunodeficiency virus (HIV) type 1 by anti-HIV plant proteins MAP30 and GAP31. Proc Natl Acad Sci USA 1995;92(19):8818-8822.
  • Leung SO, Yeung HW, Leung KN. The immunosuppressive activities of two abortifacient proteins isolated from the seeds of bitter melon (Momordica charantia). Immunopharmacology 1987;13(3):159-171.
  • Limtrakul P, Khantamat O, Pintha K. Inhibition of P-glycoprotein activity and reversal of cancer multidrug resistance by Momordica charantia extract. Cancer Chemother Pharmacol 2004 Dec;54(6):525-30.
  • Raman A, Lau C. Anti-diabetic properties and phytochemistry of Momordica charantia L. (Cucurbitaceae). Phytomedicine 1996;2(4):349-362.
  • Rebultan SP. Bitter melon therapy: an experimental treatment of HIV infection. AIDS Asia. 1995 Jul-Aug;2(4):6-7.
  • Virdi J, Sivakami S, Shahani S, et al. Antihyperglycemic effects of three extracts from Momordica charantia. J Ethnopharmacol 2003;88(1):107-111.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad