Quantcast

Editar mi perfil

Cerrar

Kudzu (Pueraria lobata)

Resumen:

Originario de la China, el kudzu fue traído a Estados Unidos desde el Japón a finales de los años 1800. Se encuentra distribuido en la mayoría de la región este de Estados Unidos, aunque es más común en el área sur del continente.

Tradicionalmente, el kudzu se ha utilizado en China para tratar el alcoholismo, la diabetes (azúcar alto en la sangre), la gastroenteritis (inflamación del estómago o intestinos) y la sordera.

La evidencia indica que el kudzu puede mejorar los signos y síntomas de la angina inestable (dolor en el pecho), de la resistencia a la insulina y también tiene un efecto positivo en la función cognitiva en mujeres posmenopáusicas. Sin embargo, la mayoría de los estudios tienen deficiencias metodológicas y utilizaron poblaciones de muestreo pequeñas.

Los curanderos chinos han utilizado el kudzu para el tratamiento de la presión arterial alta, dolores en el pecho y para disminuir la ansiedad de consumo del alcohol. Las investigaciones indican que la puerarina (un ingrediente del kudzu) puede aumentar el flujo sanguíneo al corazón y al cerebro, lo cual explica ciertos usos tradicionales que se le dan.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Rinitis alérgica, anti-inflamatorio, antioxidante, antitrombótico (coágulos sanguíneos), cáncer, isquemia cerebral (falta de adecuado flujo sanguíneo al cerebro), circulación, cirrosis (enfermedad del hígado), resfriados, diarrea, disentería (diarrea severa), eliminación de toxinas, encefalitis (infección del cerebro), efectos estrogénicos, fiebre, gastritis (inflamación del estómago), gastroenteritis (inflamación del estómago y del intestino), resacas, dolores de cabeza, hipertensión (presión arterial alta), influenza, leucemia, degeneración macular (enfermedad crónica de los ojos), sarampión, irregularidades menstruales, migraña, mialgia (dolor muscular), lesión por reperfusión (del miocardio, restauración del flujo sanguíneo), rigidez del cuello, osteoporosis, dolor, enfermedad de Parkinson, prurito (picor severo), soriasis (enfermedad crónica de la piel), embolia pulmonar, sinusitis, estimulación del sudor, tinitos, trauma, urticaria, vasorelajante (reducción de la tensión de las paredes de los vasos sanguíneos).

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Alcoholismo (C)

    Aunque la evidencia preliminar indica que el kudzu puede ser útil para el tratamiento del alcoholismo, se requiere investigación adicional en humanos para ofrecer recomendaciones definitivas.

  • Enfermedad cardiovascular/angina (C)

    El kudzu tiene un largo historial en el tratamiento de los trastornos cardiovasculares (corazón), tales como angina (dolor en el pecho), infarto agudo del miocardio (ataque cardiaco) e insuficiencia cardiaca. Las investigaciones preliminares indican que el kudzu puede reducir la frecuencia de los eventos de angina en sujetos humanos. Se requiere investigación adicional en esta área.

  • Sordera (C)

    Un estudio investigó la efectividad clínica del kudzu en el tratamiento de la sordera nerviosa súbita. Se requiere evidencia adicional para confirmar los resultados.

  • Diabetes (C)

    La evidencia preliminar indica que la puerarina, un ingrediente del kudzu, puede mejorar la resistencia a la insulina (enfermedad en la cual las células del cuerpo se vuelven resistentes a los efectos de la insulina y la respuesta normal a la cantidad de insulina se reduce). Como resultado de ello, se requieren niveles mayores de insulina para que ésta cause efecto. La resistencia a la insulina precede al desarrollo de diabetes tipo 2 y por tanto, cuando se reversa la resistencia a la insulina, se pueden disminuir las probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 y enfermedades del corazón. Se requiere investigación adicional antes de ofrecer recomendaciones.

  • Retinopatía diabética (C)

    La evidencia preliminar indica que las inyecciones de puerarina (un ingrediente del kudzu) pueden reducir la viscosidad sanguínea, mejorar la microcirculación y ejercer un rol terapéutico positivo en la retinopatía diabética. Se requieren pruebas clínicas de buen diseño para confirmar tales resultados, antes de ofrecer recomendaciones.

  • Glaucoma (C)

    En China, los principales medicamentos de gotas para los ojos derivados de hierbas y utilizados para el tratamiento del glaucoma son flavonoides de la pueraria. La adición de puerarina a las drogas convencionales para el tratamiento del glaucoma demostró resultados favorables. Se requiere información adicional para confirmar estos resultados.

  • Síntomas de menopausia (C)

    Existe evidencia contradictoria en relación a los efectos del kudzu en los síntomas de la menopausia, por lo que se requiere información adicional para aclarar tales resultados.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en personas con alergias conocidas o hipersensibilidad a la Pueraria lobata o la familia de las Fabáceas/Leguminosas. Existe un reporte de reacción alérgica posterior al uso de un producto de combinación herbal que contenía kudzu, con erupción máculo-papular (afección similar a un brote con una mancha en relieve), la cual comenzó en los muslos y se propagó al cuerpo entero.

Efectos secundarios y advertencias

Actualmente, no se han reportado efectos secundarios para el tratamiento con kudzu por vía oral; la administración intravenosa de la puerarina ha causado hemólisis intravascular (destrucción de glóbulos rojos). Existe indicación de que la administración intraperitoneal de puerarina o de extractos crudos de Pueraria lobata ocasionó hipotermia (disminución de la temperatura corporal).

En teoría, la administración intraperitoneal de puerarina o de extractos crudos de Pueraria lobata puede causar hipotermia. La raíz del kudzu también puede causar pérdida de peso, aunque esto no se ha estudiado de manera adecuada en humanos.

Embarazo y lactancia

No se recomienda utilizar kudzu en mujeres embarazadas o lactantes, debido a la insuficiente evidencia científica.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Se propone que los isoflavones del kudzu tienen actividad anti-estrogénica, por lo que en teoría el kudzu puede inhibir los efectos de la terapia de estrógenos de manera competitiva.

Los extractos de kudzu o isoflavones individuales suprimen la ingesta voluntaria de alcohol en modelos animales para el estudio del alcoholismo.

La daidzina, un ingrediente del kudzu, puede tener propiedades antiarrítmicas y en teoría, el kudzu puede interferir con los agentes antiarrítmicos (utilizados para tratar irregularidades del latido cardiaco). La daidzina también puede inhibir el metabolismo de la serotonina y la dopamina. En teoría, el uso concurrente del kudzu con otras drogas que afectan el metabolismo de la serotonina y la dopamina (como por ejemplo las drogas inhibidoras de la monoamina oxidasa) puede ocasionar niveles altos de serotonina e incrementar el riesgo del síndrome de serotonina.

El kudzu puede incrementar el riesgo de sangrado cuando se toma con drogas que también incrementan ese riesgo. Dentro de estas drogas están la aspirina, anticoagulantes ("adelgazantes de la sangre") tales como warfarina (Coumadin®) o heparina, drogas anti-plaquetarias tales como clopidogrel (Plavix®) y drogas anti-inflamatorias no esteroides tales como ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®).

El kudzu puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre, por lo que se recomienda precaución cuando se usan medicamentos que también disminuyen el azúcar en la sangre. Los pacientes que toman insulina o drogas para la diabetes por vía oral deben recibir vigilancia estricta de parte de un proveedor de la salud o farmaceuta. Puede ser necesario ajustar los medicamentos.

Aunque no se ha estudiado de manera adecuada en humanos, la puerarina puede disminuir la sensación de ansiedad y en teoría, ocasionar un efecto antagónico con las benzodiazepinas. La puerarina también puede suprimir la reabsorción ósea, promover la formación ósea e interferir con los bifosfonatos. Por último, la puerarina puede tener propiedades vasorelajantes posiblemente al bloquear los receptores beta adrenérgicos.

El kudzu inhibe e induce las isoenzimas del citocromo P450. No existe claridad acerca de cuales isoenzimas del citocromo P450 se ven afectadas, ni en qué medida se afectan. El uso concurrente con drogas metabolizadas por el sistema enzimático citocromo P450 del hígado puede ocasionar niveles terapéuticos alterados.

En teoría el kudzu puede interferir con los agentes que disminuyen la presión arterial; el kudzu tiene efectos vasodilatadores (dilatación de los vasos sanguíneos) e hipotensivos (disminución de la presión arterial).

El kudzu puede debilitar los efectos de la mecamilamina.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

La daidzina, un ingrediente del kudzu puede tener propiedades antiarrítmicas (para tratar irregularidades del latido cardiaco) y en teoría, podría interferir con los suplementos y hierbas que tienen efectos antiarrítmicos.

Los isoflavones del kudzu pueden aumentar el riesgo de sangrado cuando se toman con hierbas y suplementos que también pueden incrementar ese riesgo. Se han reportado múltiples casos de sangrado con el uso de Ginkgo biloba y algunos casos con ajo y palma enana americana. Otros numerosos agentes pueden, en teoría, incrementar el riesgo de sangrado aunque no se ha comprobado en la mayoría de los casos.

El kudzu puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre, por lo que se recomienda precaución cuando se usan hierbas o suplementos que también pueden disminuir el azúcar en la sangre. Puede ser necesario vigilar los niveles de glucosa en la sangre y hacer ajustes a las dosis.

El kudzu inhibe e induce las isoenzimas del P450. Sin embargo, no existe claridad acerca de cuáles de la isoenzimas del citocromo (CYP) son afectadas ni en qué medida se afectan. El uso concurrente con hierbas y suplementos metabolizados por el sistema enzimático P450 del hígado puede ocasionar niveles terapéuticos alterados.

Se considera que los isoflavones del kudzu tienen actividad antiestrogénica y por ello, en teoría, el kudzu podría inhibir de manera competitiva los efectos de las hierbas y suplementos que tienen actividad estrogénica.

En teoría, el kudzu puede interferir con las hierbas y suplementos que disminuyen la presión arterial; el kudzu tiene efectos vasodilatadores (dilatación de los vasos sanguíneos) e hipotensivos (disminución de la presión arterial).

La daidzina presente en el kudzu puede actuar inhibiendo el metabolismo de la serotonina y la dopamina. En teoría, el uso concurrente del kudzu con hierbas que afectan el metabolismo de la serotonina y la dopamina (por ejemplo, las drogas inhibidoras de la monoamina oxidasa) puede ocasionar incrementos en los niveles de serotonina y por ende, aumentar el riesgo de síndrome de serotonina.

La puerarina puede tener propiedades vasorelajantes posiblemente al bloquear los receptores beta adrenérgicos.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

Se han estudiado varias dosis de kudzu; para el alcoholismo, se han usado 1.2 gramos de extracto de la raíz de kudzu dos veces al día, durante un mes. Para síntomas menopáusicos, 50 miligramos diarios y 100 miligramos diarios de Pueraria mirifica, una vez al día durante seis meses. También se ha utilizado polvo de kudzu (que contenga 100 miligramos de isoflavones) disuelto en agua, una vez al día durante tres meses.

Para mejorar el funcionamiento del corazón, se han utilizado 400 miligramos de puerarina al día, durante diez días, ingeridos por vía oral en pacientes con insuficiencia cardiaca crónica. También se ha administrado una inyección diaria de puerarina de 500 miligramos al día, durante dos semanas para reducir el tamaño del infarto en pacientes con infarto agudo al miocardio (ataque al corazón). Comúnmente, se han utilizado dosis entre 400-500 miligramos para el tratamiento de la diabetes, retinopatía diabética y angina pectoris inestable (dolor en el pecho). Las inyecciones solamente deben administrarse bajo la supervisión de un profesional de la salud o farmaceuta.

Niños (menores de 18 años)

No existen dosis comprobadas como seguras o efectivas para el uso de kudzu.

Referencias:

  • Chiang HM, Fang SH, Wen KC, et al. Life-threatening interaction between the root extract of Pueraria lobata and methotrexate in rats. Toxicol Appl Pharmacol 2005;209(3):263-268.
  • Jeon GC, Park MS, Yoon DY, et al. Antitumor activity of spinasterol isolated from Pueraria roots. Exp Mol Med 2005;37(2):111-120.
  • Jiang RW, Lau KM, Lam HM, et al. A comparative study on aqueous root extracts of Pueraria thomsonii and Pueraria lobata by antioxidant assay and HPLC fingerprint analysis. J Ethnopharmacol 2005;96(1-2):133-138.
  • Jin LH, Liu CF, Zeng Y. [Protective effects of puerarin on radiation injury of experimental rats]. Zhong Xi Yi Jie He Xue Bao 2005;3(1):43-45.
  • Lau CS, Carrier DJ, Beitle RR, et al. A glycoside flavonoid in Kudzu (Pueraria lobata): identification, quantification, and determination of antioxidant activity. Appl Biochem Biotechnol 2005;121-124:783-794.
  • Lukas SE, Penetar D, Berko J, et al. An extract of the Chinese herbal root kudzu reduces alcohol drinking by heavy drinkers in a naturalistic setting. Alcohol Clin Exp Res 2005;29(5):756-762.
  • Mercer LD, Kelly BL, Horne MK, et al. Dietary polyphenols protect dopamine neurons from oxidative insults and apoptosis: investigations in primary rat mesencephalic cultures. Biochem Pharmacol 2005;69(2):339-345.
  • Pan HP, Mo XL, Yang JZ, et al. [Effect of puerarin on the expression of Hsp70 in the rats with cerebral injury induced by acute local ischemia]. Zhongguo Zhong Yao Za Zhi 2005;30(7):538-540.
  • Shen P, Liu MH, Ng TY, et al. Differential effects of isoflavones, from Astragalus membranaceus and Pueraria thomsonii, on the activation of PPARalpha, PPARgamma, and adipocyte differentiation in vitro. J Nutr 2006;136(4):899-905.
  • Trisomboon H, Malaivijitnond S, Watanabe G, et al. Ovulation block by Pueraria mirifica: a study of its endocrinological effect in female monkeys. Endocrine 2005;26(1):33-39.
  • Xiao LZ, Gao LJ, Ma SC. [Comparative study on effects of puerarin and granulocyte colony-stimulating factor in treating acute myocardial infarction]. Zhongguo Zhong Xi Yi Jie He Za Zhi 2005;25(3):210-213.
  • Xu X, Zhang S, Zhang L, et al. The Neuroprotection of puerarin against cerebral ischemia is associated with the prevention of apoptosis in rats. Planta Med 2005;71(7):585-591.
  • Zhang S, Ji G, Liu J. Reversal of chemical-induced liver fibrosis in Wistar rats by puerarin. J Nutr Biochem 2005.
  • Zhang Y, Chen J, Zhang C, et al. Analysis of the estrogenic components in kudzu root by bioassay and high performance liquid chromatography. J Steroid Biochem Mol Biol 2005;94(4):375-381.
  • Zhao Y, Du GY, Cui HF, et al. [Experimental study of protective effect of pueraria compound on the cerebral ischemic injury]. Zhongguo Zhong Yao Za Zhi 2005;30(7):548-551.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo