Quantcast

Editar mi perfil

Ginkgo (Ginkgo biloba L.)

Resumen:

El Ginkgo biloba se ha usado medicinalmente por miles de años. Actualmente, es una de las hierbas de mayor venta en los Estados Unidos.

El ginkgo es usado para el tratamiento de numerosas afecciones, muchas de las cuales están bajo investigación científica. La evidencia disponible demuestra la eficacia del ginkgo en el tratamiento de la claudicación intermitente, demencia por Alzheimer/múltiples infartos e "insuficiencia cerebral" (un síndrome que se consideró secundario a la enfermedad aterosclerótica, caracterizada por el deterioro de la concentración, confusión, disminución del rendimiento físico, fatiga, dolor de cabeza, mareo, depresión y ansiedad).

Existe evidencia anterior prometedora aunque no definitiva que favorece el uso del ginkgo para mejorar la memoria en personas saludables, mal de altura (montaña), síntomas del síndrome premenstrual y reducción de la lesión vascular de órgano final inducida por quimioterapia.

Un reciente ensayo de gran extensión, aunque aún controversial, cambió la evidencia en contra del uso del ginkgo en el tratamiento de tinitus.

La hierba se ha tolerado adecuadamente pero debido a varios reportes de casos de hemorragia, se recomienda precaución cuando se usa en pacientes bajo terapia anticoagulante con coagulopatía reconocida o anterior a algún tipo de procedimiento quirúrgico o dental.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Acidosis, envejecimiento, alcoholismo, alergias, angina, antibacteriano, antifúngico, anti-inflamatorio, antioxidante, antiparasitario, antirreumático, antitumoral, ansiedad, trastorno por déficit de atención con hiperactividad, trastornos autoinmunológicos, trastornos de la vejiga, trastornos de los vasos sanguíneos, reductor de grasa corporal (celulitis), daño cerebral, coágulos sanguíneos, enfermedad de los senos, sensibilidad de los senos, bronquitis, cáncer, cataratas, sabañones (inflamación de los dedos de los pies, los dedos de las manos, los oídos, o la cara con la exposición al frío), rinitis crónica, cáncer colon-rectal, insuficiencia cardiaca congestiva, tos, cianosis, enfermedades degenerativas (prevención), dermatitis, diabetes, digestión, mareo, disentería (diarrea sanguinolenta), eczema, edema, encefalopatía circulatoria, fatiga, fibromialgia, eliminación de pecas, trastornos genitourinarios, ataque cardiaco, dolor de cabeza, hepatitis B, colesterol alto, presión arterial alta, hipoxia (falta de oxígeno), inmunomodulador, insomnio, inducción del parto, dolor menstrual, migraña, cáncer de boca, enfermedad del tracto respiratorio, sarna (crema de ginkgo), convulsiones, asepsia, llagas en la piel (crema de ginkgo), espermicida, inflamación, daño cerebral traumático, colitis ulcerosa, úlceras (lesiones trópicas), resequedad vaginal, venas varicosas, visión (color).

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Claudicación (dolor en las piernas por obstrucción de las arterias) (A)

    Varios estudios indican que el Ginkgo biloba tomado por vía oral produce pequeñas mejorías en los síntomas de claudicación (dolor en las piernas con el ejercicio o el descanso debido a la obstrucción de las arterias). Sin embargo, el ginkgo podría no ser tan útil para esta afección como la terapia con ejercicio o las drogas bajo prescripción médica. Se necesita evidencia adicional. y terapias a base de ejercicio.

  • Demencia (por infartos múltiples y Alzheimer) (A)

    La literatura científica en conjunto indica que el ginkgo beneficia a las personas con demencia en estado inicial de la enfermedad de Alzheimer y por múltiples infartos y puede ser tan útil como las drogas inhibidoras de la acetilcolinesterasa como el donepezil (Aricept®). Se necesitan investigaciones diseñadas correctamente para comparar el ginkgo con las terapias a base de drogas bajo prescripción médica.

  • Insuficiencia cerebral (B)

    Varios ensayos clínicos han evaluado el ginkgo en el tratamiento del síndrome denominado "insuficiencia cerebral". Esta afección más comúnmente diagnosticada en Europa que en los Estados Unidos puede incluir deficiencia de concentración, confusión, ensimismamiento, disminución del rendimiento físico, fatiga, dolor de cabeza, mareo, depresión y ansiedad. Se cree que la insuficiencia cerebral es producto de la disminución del fluido sanguíneo al cerebro debido a la obstrucción de los vasos sanguíneos. Algunas investigaciones reportan beneficios del ginkgo en pacientes con estos síntomas pero la mayoría se han diseñado deficientemente sin resultados confiables. Se necesitan estudios de mejor calidad antes de hacer una recomendación.

  • Asma (C)

    No existe suficiente evidencia científica en esta área. Se necesita estudio adicional.

  • Ataques agudos de hemorroides (C)

    En estudios anteriores se mostró la efectividad del ginkgo en el tratamiento de pacientes con ataques agudos de hemorroides. Se necesitan futuras investigaciones adicionales para confirmar estos resultados.

  • Deterioro de la memoria asociado con la edad (C)

    El deterioro de la memoria asociado con la edad es un síndrome no específico, el cual puede ser producto del inicio de la demencia a causa de la enfermedad de Alzheimer o de múltiples infartos (afecciones para las cuales el ginkgo ha mostrado beneficios). Existen investigaciones preliminares que muestran mejorías menores de la memoria y otras funciones cerebrales en pacientes con deterioro de la memoria asociado con la edad, aunque algunos estudios no están de acuerdo. En conclusión, actualmente no existe suficiente evidencia clara para recomendar o estar en contra del uso del ginkgo para esta afección.

  • Mal de altura (montaña) (C)

    Una pequeña cantidad de investigaciones diseñadas deficientemente reportan beneficios del ginkgo en el tratamiento del mal de altura (montaña). Se necesitan estudios adicionales antes de hacer una recomendación.

  • Reducción de los efectos secundarios de la quimioterapia (C)

    En estudios limitados en humanos, el ginkgo se ha analizado además del 5-fluorouracil (5-FU) para el tratamiento del cáncer pancreático y colorectal, a fin de medir los posibles beneficios para los efectos secundarios. Actualmente las pruebas concluyentes son escasas en esta área.

  • Enfermedad cardiovascular (C)

    Estudios limitados tanto en animales como humanos indican un papel en el flujo sanguíneo cardiaco. Se requiere investigación adicional en esta área.

  • Sordera (coclear) (C)

    Se han realizado estudios clínicos preliminares sobre el efecto del ginkgo en los trastornos cocleovestibulares crónicos. Se necesita más investigación antes de emitir una recomendación.

  • Insuficiencia venosa crónica (C)

    No existe suficiente evidencia científica en esta área. Se necesita estudio adicional.

  • Adicción a la cocaína (C)

    Un estudio menor no demuestra beneficio del ginkgo en el tratamiento de la adicción a la cocaína.

  • Desempeño cognitivo (C)

    Aún no es claro si el ginkgo es efectivo para mejorar el desempeño cognitivo. Se requiere investigación adicional de buen diseño debido a que los estudios actuales reportan evidencia conflictiva.

  • Depresión y trastorno afectivo estacional (C)

    Los estudios preliminares del trastorno afectivo estacional indican que el ginkgo no es efectivo en la prevención del desarrollo de la depresión de invierno. Otra investigación en pacientes ancianos con depresión muestra beneficios menores posibles. No existe suficiente evidencia para llegar a una conclusión.

  • Neuropatía diabética (C)

    No existe suficiente evidencia científica en esta área. Se necesita estudio adicional.

  • Dislexia (C)

    No existe suficiente evidencia científica en esta área. Se necesita estudio adicional.

  • Cáncer gástrico (C)

    Se ha estudiado la preparación de la cápsula de polisacáridos del exocarpo del Ginkgo biloba para los tumores malignos del tracto digestivo superior en etapa media y avanzada. Sin embargo, se necesita más investigación antes de emitir una recomendación.

  • Glaucoma (C)

    No es claro si el ginkgo puede mejorar la presión intraocular y el flujo sanguíneo en pacientes con glaucoma. Algunos resultados de estudios son contradictorios o no son significativos. Se necesitan más investigaciones antes de hacer una recomendación.

  • Enfermedad de Graves (C)

    El ginkgo puede disminuir el daño celular causado por la terapia con radio-iones en pacientes con enfermedad de Graves. Se requiere investigación adicional.

  • Degeneración macular (C)

    Las investigaciones preliminares indican que el ginkgo puede incrementar el fluido sanguíneo en el ojo, aunque permanece incierto si la degeneración macular se ve afectada significativamente por el ginkgo. Se necesitan mayores investigaciones en esta área antes de llegar a una conclusión firme.

  • Incremento de la memoria (en personas saludables) (C)

    Es aún incierto si el ginkgo es eficaz. Se necesitan investigaciones adicionales bien diseñadas ya que los resultados de estudios existentes son contradictorios.

  • Humor y cognición en mujeres posmenopáusicas (C)

    Basados en estudios anteriores de administración crónica, el Gincosán® no parece tener efectos favorables en el humor, ansiedad o somnolencia en las mujeres posmenopáusicas. Se necesita estudio adicional.

  • Esclerosis múltiple (C)

    Basados en estudios de laboratorio, se ha indicado que el ginkgo puede proporcionar beneficios en el tratamiento de la esclerosis múltiple. Las investigaciones en humanos se han limitado a varios estudios de menor escala, los cuales no han encontrado beneficios constantes. Se necesitan investigaciones adicionales antes de hacer una recomendación.

  • Síndrome premenstrual (C)

    Los estudios iniciales en mujeres con síndrome premenstrual o malestar en los senos indican que el ginkgo puede aliviar los síntomas, incluida la alteración emocional. Se necesitan investigaciones futuras adicionales diseñadas correctamente antes de hacer una recomendación.

  • Fibrosis pulmonar intersticial (C)

    Basados en estudios anteriores, el ginkgo se puede considerar efectivo en el tratamiento de la fibrosis pulmonar intersticial. Se necesitan investigaciones futuras adicionales para confirmar estos resultados.

  • Calidad de vida (C)

    Algunos estudios preliminares indican que el ginkgo puede ayudar con la calidad de vida. Se necesitan más ensayos aleatorios controlados antes de emitir una recomendación.

  • Enfermedad de Raynaud (C)

    Los resultados de un ensayo clínico indican que el Ginkgo biloba puede ser eficaz para reducir el número de ataques de Raynaud en pacientes que padecen esta enfermedad. Se necesitan más ensayos clínicos para confirmar estos resultados.

  • Retinopatía (diabetes mellitus tipo 2) (C)

    Un estudio preliminar indica que el extracto de Ginkgo biloba puede ofrecer beneficios a personas con retinopatía. Se necesitan más ensayos clínicos para determinar la eficacia.

  • Esquizofrenia (C)

    No existe suficiente evidencia científica en esta área. Se necesita estudio adicional.

  • Zumbido en los oídos (tinitos) (C)

    Existen investigaciones en conflicto respecto al uso del ginkgo en el tratamiento de tinitus. Se necesitan investigaciones mejor diseñadas para resolver la controversia.

  • Disfunción sexual (C)

    Se ha usado y estudiado el ginkgo para el tratamiento de la disfunción sexual en hombres y mujeres. En general, los estudios son pequeños y no están bien diseñados. Se necesita más investigación antes de emitir una recomendación.

  • Apoplejía (C)

    Los estudios de laboratorio indican que el ginkgo puede ser útil inmediatamente después de una apoplejía debido a los posibles efectos antioxidantes y de relajación de los vasos sanguíneos. Sin embargo, el estudio inicial del ginkgo en personas con apoplejías no encontró beneficios. Se necesita más investigación en esta área.

  • Vértigo (C)

    Una pequeña cantidad de investigaciones con diseño deficiente reportan los beneficios del ginkgo en el tratamiento del vértigo. Se necesitan estudios adicionales antes de hacer una recomendación.

  • Vitiligo (C)

    Un estudio preliminar utilizando extracto de Ginkgo biloba reporta que aparentemente contrarresta el progreso de esta enfermedad. Se necesitan estudios mejor diseñados para confirmar estos resultados.

  • Desempeño mental (después de comer) (D)

    Los resultados de un estudio que investiga el efecto del Ginkgo biloba en el nivel de alerta mental post-prandial no son claros. El ginkgo puede beneficiar algunos, pero no todos los criterios de valoración. Se necesitan ensayos clínicos adicionales antes de emitir recomendaciones.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Puede surgir alergia/hipersensibilidad al Ginkgo biloba o a los miembros de la familia Ginkgoáceas. Una reacción grave llamada síndrome de Stevens-Johnson, el cual incluye ampollas en la piel y muda de piel, se ha reportado con el uso de´un producto combinado. Puede existir sensibilidad cruzada al ginkgo en personas alérgicas a los urusioles (corteza de mango, zumaque, hiedra, roble venenoso, anacardos) y se ha reportado una reacción alérgica cruzada en una persona alérgica a la hiedra.

Efectos secundarios y advertencias

El extracto de la hoja del ginkgo (usado en la mayoría de los productos comerciales) se ha tolerado adecuadamente en la mayoría de los adultos saludables en dosis recomendadas hasta por seis meses. Se han reportado síntomas menores como dolor de cabeza, náusea y padecimiento intestinal.

Se ha asociado el sangrado con el uso de ginkgo tomado por vía oral y se recomienda precaución en pacientes con trastornos del sangrado o que tomen drogas/ hierbas/ suplementos que pueden incrementar el riesgo de sangrado. Se pueden necesitar ajustes en la dosis. Se debe suspender el uso del ginkgo antes de un procedimiento quirúrgico o dental. En varios reportes de este tipo se ha informado de una variedad de hemorragias desde la nasal hasta hemorragias que amenazan la vida. En algunos de estos reportes el ginkgo se ha usado con otros agentes que también pueden causar hemorragia.

Comer las semillas es potencialmente fatal, debido al riesgo de convulsiones tónico-clónicas y a la pérdida del conocimiento.

Basados en estudios en humanos, el ginkgo teóricamente puede afectar los niveles de insulina y de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución en pacientes con diabetes o hipoglicemia y en aquellos que toman drogas, hierbas o suplementos que afectan el azúcar en la sangre. Se puede necesitar la supervisión por parte de un proveedor médico de los niveles séricos de glucosa y para que realice ajustes en el medicamento.

Se han presentado reportes poco frecuentes de malestar estomacal, diarrea, vómito, debilidad muscular, pérdida del tono muscular, desasosiego, velocidad cardiaca, brote e irritación alrededor de la boca con el uso del ginkgo. Existe el reporte de un caso de estado de coma en un paciente anciano con Alzheimer que tomó trazodona y ginkgo, aunque no está claro si el ginkgo fue la causa. Basados en investigaciones en humanos y de laboratorio, el ginkgo puede disminuir la presión arterial, aunque existe un reporte de posible subida de la presión arterial con el ginkgo en una persona que tomó un diurético tiazida ("píldora de agua"). Basados en la teoría, las concentraciones altas de ginkgo pueden reducir la fertilidad masculina y femenina. Se ha encontrado contaminación con la droga colchicina en preparaciones comerciales de Ginkgo biloba.

El ginkgo puede afectar los resultados de la terapia electroconvulsiva. Se han reportado efectos secundarios en los ojos.

Embarazo y lactancia

No se recomienda el uso del ginkgo durante el embarazo y la lactancia debido a la falta de estudio científico confiable en esta área. El riesgo de sangrado asociado con el ginkgo puede ser peligroso durante el embarazo.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

En general, los ensayos controlados del ginkgo reportan pocos efectos secundarios y adecuada tolerancia similar con índices de complicaciones similares al placebo. Sin embargo, el uso del ginkgo con drogas que podrían causar hemorragias puede incrementar aún más este riesgo, basados en múltiples reportes de casos de sangrado espontáneo en pacientes que usan el ginkgo por sí solo, con warfarina (Coumadin®) o con aspirina. El reporte de un caso informa de un posible incremento en el riesgo de hemorragia con ticlodipina (Ticlid®) y ginkgo. Se incluyen dentro de las posibles drogas que pueden incrementar el riesgo de hemorragia, la aspirina, anticoagulantes ("adelgazantes de la sangre") como la warfarina (Coumadin®) o heparina, drogas antiplaquetas como clopidogrel (Plavix®), y drogas antiinflamatorias no esteroides como ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®). Sin embargo, no todos los estudios están de acuerdo con la existencia de este riesgo y no está claro si un tipo particular de pacientes tiene mayor riesgo.

Basados en investigaciones preliminares, el ginkgo puede afectar los niveles de insulina y de azúcar en la sangre. Se recomienda tener precaución cuando se usan medicamentos que pueden bajar el azúcar en la sangre. Los pacientes que toman drogas para la diabetes por vía oral o insulina se deben controlar de cerca con un profesional médico calificado. Se pueden necesitar ajustes en el medicamento.

Se ha encontrado que el ginkgo baja la presión arterial en voluntarios saludables, aunque algunos estudios no están de acuerdo. Teóricamente, el ginkgo puede sumarse a los efectos de algunos medicamentos que también bajan la presión arterial, aunque se ha reportado elevación de la presión arterial en pacientes que toman diuréticos tiazida ("píldora de agua") con ginkgo. Se ha sugerido que el extracto de la hoja de Ginkgo biloba y la nifedipina no se deben ingerir simultáneamente.

Se ha reportado la inhibición de la monoamina oxidasa con el ginkgo en un estudio en animales, pero no fue confirmado en humanos. En teoría, si se toma con drogas inhibidoras de la monoamina oxidasa, como isocarboxazid (Marplan®), fenelzina (Nardil®) o tranilcipromina (Parnate®), se pueden presentar efectos adicionales o efectos secundarios. Basados en investigaciones de laboratorio, el ginkgo también puede agregar efectos a los antidepresivos inhibidores de la recaptación de serotonina (SSRI) como sertralina (Zoloft®) con un mayor riesgo de provocar el síndrome de serotonina, una afección caracterizada por la rigidez muscular, ritmo cardiaco acelerado, hipertermia, desasosiego y sudoración.

Basados en estudios en humanos, el ginkgo puede reducir los efectos de las drogas antisicóticas, aunque no existe suficiente información científica en esta área. Un caso reporta estado de coma en un paciente anciano con la enfermedad de Alzheimer que tomó tradozodona y ginkgo, aunque no es claro si esta reacción se debe al ginkgo. En teoría, el ginkgo puede incrementar las acciones de las drogas usadas para la disfunción eréctil como sildenafil (Viagra®).

Puede existir riesgo de convulsiones cuando se toma ginkgo, particularmente en personas con historia de trastorno convulsivo. Aunque la mayoría de los reportes se deben al consumo de las semillas de ginkgo (no al extracto de la hoja el cual se encuentra en la mayoría de los productos), un estudio en animales encontró que las propiedades anticonvulsivas del valproato de sodio o carbamazepina se redujeron con la administración de ginkgo. En teoría, las drogas como el donepezil (Aricept®) y tacrina (Cognex®) pueden tener un efecto aditivo cuando se usan al mismo tiempo con ginkgo, incrementando potencialmente los efectos colinérgicos (como la salivación y micción).

Los efectos secundarios causados por el 5-fluorouracil y la toxicidad del riñón por la ciclosporina, en teoría se pueden mejorar con el uso del ginkgo, aunque la evidencia no es concluyente en estas áreas. La colchicina se ha encontrado en preparaciones comerciales de ginkgo y puede incrementar las concentraciones de sangre en pacientes que usan colchicina.

El gingko puede alterar la forma como el hígado descompone ciertas drogas.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

El uso del ginkgo con hierbas o suplementos pueden causar hemorragia e incrementar este riesgo, aunque algunos estudios no están de acuerdo. Varios casos de hemorragia se han reportado con el uso del ajo y dos casos con la palma enana americana. Además, otros agentes pueden teóricamente incrementar el riesgo de hemorragia, aunque no se ha probado en la mayoría de los casos.

Se ha encontrado que el ginkgo reduce la presión arterial en voluntarios saludables, aunque algunos estudios no están de acuerdo. Teóricamente, el ginkgo puede tener efectos aditivos cuando se usa con otras hierbas o suplementos que también reducen la presión arterial. Sin embargo, se ha reportado presión arterial alta en un paciente que tomó un diurético tiazida ("píldora de agua") y ginkgo. Aunque permanece sin claridad si el ginkgo tiene efectos clínicos significativos en la presión arterial, se recomienda tener precaución cuando se usa ginkgo con otros agentes que pueden afectar la presión arterial.

Basados en estudios en humanos, el ginkgo teóricamente puede afectar la insulina y bajar los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda tener precaución cuando se usa con hierbas y suplementos que pueden afectar el azúcar en la sangre. Se pueden necesitar control de los niveles de glucosa en la sangre y ajustes en las dosis.

Se han reportado efectos del ginkgo sobre la oxidasa monoamina (inhibición) en animales pero no se ha confirmado en humanos. En teoría, el ginkgo puede agregar efectos secundarios de hierbas o suplementos que también inhiben la oxidasa monoamina, como es el 5-HTP (5-hidroxitriptofán).

Basados en investigaciones de laboratorio, el ginkgo puede agregarse a los efectos de las hierbas o suplementos que afectan los niveles de serotonina en la sangre o el cerebro y pueden incrementar el riesgo del síndrome de serotonina (una afección caracterizada por la rigidez muscular, incremento del ritmo cardiaco, hipertermia, desasosiego y sudoración).

El ginkgo puede incrementar la acción de los agentes utilizados para la disfunción eréctil, tales como el yohimbe.

El gingko puede alterar la forma como el hígado descompone las hierbas y suplementos.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

Se han usado y estudiado 80 a 240 miligramos de un extracto de hoja estandarizado 50:1 por vía oral en 2 a 3 dosis diarias divididas (estandarizadas al 24% - 25% de ginkgo flavón glicósidos y 6% de lactonas terpénicas). Otras formas que se han usado son el té (bolsas que usualmente contienen 30 miligramos de extracto), 3 a 6 mililitros de 40 miligramos por mililitro de extracto divididos en tres dosis diarias y alimentos fortificados. Las semillas de ginkgo son potencialmente tóxicas y se deben evitar. El producto alemán ginkgo Tebonin®, administrado por vía intravenosa, fue retirado del mercado alemán debido a efectos secundarios de importancia.

Niños (menores de 18 años)

No existe suficiente información científica para recomendar el uso de ginkgo en niños.

Referencias:

  • Birks J, Grimley Evans J. Ginkgo biloba for cognitive impairment and dementia. Cochrane Database Syst Rev 2007 Apr 18;(2):CD003120.
  • Carlson JJ, Farquhar JW, DiNucci E, et al. Safety and efficacy of a ginkgo biloba-containing dietary supplement on cognitive function, quality of life, and platelet function in healthy, cognitively intact older adults. J Am Diet Assoc 2007 Mar;107(3):422-32.
  • Hilton M, Stuart E. Ginkgo biloba for tinnitus. Cochrane Database Syst Rev 2004;(2):CD003852.
  • Issing W, Klein P, Weiser M. The homeopathic preparation Vertigoheel versus Ginkgo biloba in the treatment of vertigo in an elderly population: a double-blinded, randomized, controlled clinical trial. J Altern Complement Med 2005;11(1):155-160.
  • Kampman K, Majewska MD, Tourian K, et al. A pilot trial of piracetam and ginkgo biloba for the treatment of cocaine dependence. Addict Behav 2003;28(3):437-448.
  • Kohler S, Funk P, Kieser M. Influence of a 7-day treatment with Ginkgo biloba special extract EGb 761 on bleeding time and coagulation: a randomized, placebo-controlled, double-blind study in healthy volunteers. Blood Coagul Fibrinolysis 2004;15(4):303-309.
  • Lovera J, Bagert B, Smoot K, et al. Ginkgo biloba for the improvement of cognitive performance in multiple sclerosis: a randomized, placebo-controlled trial. Mult Scler 2007 Apr;13(3):376-85.
  • Mazza M, Capuano A, Bria P, et al. Ginkgo biloba and donepezil: a comparison in the treatment of Alzheimer's dementia in a randomized placebo-controlled double-blind study. Eur J Neurol 2006 Sep;13(9):981-5.
  • Napryeyenko O, Borzenko I; GINDEM-NP Study Group. Ginkgo biloba special extract in dementia with neuropsychiatric features. A randomised, placebo-controlled, double-blind clinical trial. Arzneimittelforschung 2007;57(1):4-11.
  • Robertson SM, Davey RT, Voell J, et al. Effect of Ginkgo biloba extract on lopinavir, midazolam and fexofenadine pharmacokinetics in healthy subjects. Curr Med Res Opin 2008 Feb;24(2):591-9.
  • Thomas M, Sheran J, Smith N, et al. AKL1, a botanical mixture for the treatment of asthma: a randomised, double-blind, placebo-controlled, cross-over study. BMC Pulm Med. 2007 Mar 20;7:4.
  • Van Dongen M, van Rossum E, Kessels A, et al. Ginkgo for elderly people with dementia and age-associated memory impairment: a randomized clinical trial. J Clin Epidemiol 2003;56(4):367-376.
  • Wang J, Zhou S, Bronks R, et al. Supervised exercise training combined with ginkgo biloba treatment for patients with peripheral arterial disease. Clin Rehabil 2007 Jul;21(7):579-86.
  • Wolf HR. Does Ginkgo biloba special extract EGb 761 provide additional effects on coagulation and bleeding when added to acetylsalicylic acid 500 mg daily? Drugs R D 2006;7(3):163-72.
  • Zeng X, Liu M, Yang Y, et al. Ginkgo biloba for acute ischaemic stroke. Cochrane Database Syst Rev 2005 Oct 19;(4):CD003691.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo